Un esperado regreso con gloria

(0)
26 de octubre de 2019  

Un par de vendas, guantes, una bolsa y una soga de salto para empezar. Movimientos básicos de boxeo, pero sin contacto físico, combinados con ejercicios funcionales, en grupos reducidos, guiados por un entrenador al ritmo de la música, son los ingredientes fundamentales de una receta que gana cada vez más adeptos en la industria del fitness.

Ya hacia fines de 2017, el entrenador personal Pete McCall, certificado por el American Council of Excercise (ACE), vaticinó como principal tendencia para 2018, en Estados Unidos, el resurgimiento de los entrenamientos basados en boxeo y kickboxing, hecho que se vio reflejado en la Argentina con mayor contundencia recién en 2019.

La receta de circuitos que combinan uppercuts, jabs y ganchos, pero sin golpear a nadie, con ejercicios funcionales en grupo, en horarios pre-fijados y con música al palo, crece con paso firme en el mercado. Y en algunos casos, se le suman ingredientes como entrenadores virtuales en pantallas, monitoreo cardíaco grupal y hasta tecnología de gamificación.

En Argentina, la franquicia pionera del segmento es la española Brooklyn FitBoxing, que llegó en 2016, y hoy cuenta con 7 sedes en CABA; le siguió la cadena norteamericana 9Round, que abrió su primera unidad en el barrio porteño de Palermo en noviembre de 2018. Esta marca es la número uno del segmento, con más de 700 unidades en 16 países.

Otros actores que impulsan esta modalidad son Sparring Center, con tres sucursales; HitBox, inaugurado en Palermo por emprendedores mexicanos; los nuevos TKL Studio -con 2 sedes-, que son propiedad de los dueños de Tuluka, e incluso algunos gimnasios que montaron sus propios Fight Clubs, como Open Park, en San Justo, o Gala Gym en CABA.

El público femenino tiene una leve predominancia en el consumo de este tipo de propuestas. Y el rango etario de los usuarios va de los 20 a los 30 años. En su amplia mayoría buscan un entrenamiento simple, motivador, divertido y efectivo, que sea diferente a lo tradicional, y que les permita mejorar su condición física mientras la pasan bien.

¿Moda o tendencia? Difícil saberlo, solo el tiempo y los consumidores decidirán si el fitboxing llegó para quedarse o si sólo será un hit de verano. Lo que es cierto, y nadie puede negar, es que esta propuesta ha sacado del cuadrilátero y puesto al borde del knockout a varias modalidades de entrenamiento, que ya empiezan a pensar en su retiro.

Guillermo Vélez

Co-fundador y director de Mercado Fitness | www.mercadofitness.com

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.