Un festejo para dos emblemas patagónicos

El hotel Llao Llao y la clásica embarcación Modesta Victoria celebraron sus 75 años
Soledad Maradona
(0)
30 de noviembre de 2013  

SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Apenas unos minutos más tarde de zarpar desde el amarre de puerto Pañuelo, la Modesta Victoria se posiciona ante el hotel Llao Llao, que luce radiante con las nieves eternas del cerro Tronador de fondo. La imagen es la que quisieron hace 75 años los precursores del turismo en la Patagonia, pero no se logró hasta este miércoles, cuando los dos emblemas de Bariloche celebraron juntos su aniversario.

La embarcación y el distinguido hotel forman una porción de las instantáneas que miles de turistas toman cada año y a partir de ahora serán parte de los emblemas que representarán al país en el exterior, tras recibir el reconocimiento de "Marca País Argentina" otorgado por el Ministerio de Turismo de la Nación.

En una celebración conjunta -que incluyó una navegación por el Nahuel Huapi hasta la Isla Centinela y un cóctel- se volvió a poner en valor al lujoso hotel y la nave, que llevan juntos una larga historia iniciada en los años 30 con la decisión de convertir a Bariloche en un centro turístico destacado por sus paisajes que conjugan montaña, lagos y bosques, promovida por el entonces presidente de Parques Nacionales, Exequiel Bustillo.

Llao Llao fue inaugurado en enero de 1938 como un hotel de Parques Nacionales. La Modesta Victoria, que fue diseñada a pedido en los astilleros de Amsterdam, demoró unos meses en su armado en el varadero a orillas del lago Nahuel Huapi y fue botada el 10 de noviembre del mismo año.

El hotel comenzó su celebración a principios de año con exposiciones, concursos para invitar a sumarse a los que alguna vez se fotografiaron con el hotel, el lago Moreno y el cerro Tronador detrás. La postal más conocida de Bariloche a nivel mundial que ahora suma una obra del artista Pablo Bernasconi rememorando al emblema del turismo patagónico.

El Llao Llao sufrió vaivenes en su historia. Al año de inaugurado, un voraz incendio lo consumió y debió ser reconstruido. Décadas más tarde, en 1974, fue cerrado por decisión del gobierno y en su estado de abandono, en 1987, fue incorporado como Patrimonio Histórico Nacional, para finalmente pasar a manos privadas en 1992. Pero el hotel reabrió con el nuevo concepto de hotel & resort que lo posiciona, hoy, entre los mejores de América.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.