Un millonario aterrizó en una base militar porque quería “ver la playa en plena cuarentena”