Un remanso en el Delta y libre de niños, un respiro necesario

Bárbara de la Torre
(0)
1 de febrero de 2014  

La propuesta de La Becasina está planteada de entrada para público adulto; si eso se lee como childfree , ésa es nuestra propuesta. Por empezar, la decisión tiene que ver con la infraestructura del Lodge, ubicado a 2 metros de altura en el delta del río Paraná, rodeado de agua y escondido entre la vegetación del lugar. Éste es el motivo principal por el que no se admiten niños menores de 14 años, tratándose de una cuestión de seguridad, teniendo en cuenta que no contamos con personal preparado y capacitado para brindar la atención que requiere un niño en caso de que los padres quisieran descansar.

Ahora bien, partiendo de esta característica estructural, hemos creado una atmósfera pensada para el relax y la conexión con la naturaleza, exclusiva para huéspedes adultos. El tipo de público que nos visita está formado mayoritariamente por parejas que buscan tranquilidad: respetamos mucho este diferencial en los espacios comunes del Lodge.

La Becasina cuenta con un variado programa de actividades, que deberían plantearse de otra forma en caso de admitir niños... Se trata de un Lodge en el que es necesario conservar un clima propicio tanto para el trabajo como para el descanso. Si aceptamos la visita de chicos, es únicamente cuando hay eventos privados que toman la ocupación total (es decir, que no molestan a ningún huésped) y siempre y cuando los padres se hagan responsables.

Desde ya, recibimos muchas consultas respecto de la imposibilidad de venir con niños, todas a favor: quienes han venido saben y destacan alLodge como un lugar en el que se consigue el descanso profundo, real, lejos de la rutina, las obligaciones y la hiperconectividad -aunque tengamos conexión, la idea es disminuir la cantidad de estímulos a los que estamos expuestos-, por lo que recomendamos evitar cualquier tipo de preocupación o molestia, en un abanico que va desde los gritos y berrinches infantiles hasta la seguridad misma a la que hacíamos referencia.

Si bien consideramos que el tiempo con la familia es sumamente valioso, también creemos que la posibilidad de tener tiempo a solas hace a la mejor conexión con los que queremos. El respiro, a veces, es necesario para volver mejor. Asimismo, resulta importante generar espacios de contacto con uno mismo, con su pareja o con amigos, en un contexto propicio para ello. Por eso priorizamos la política del descanso y el respeto por quienes deciden tomar unos días fuera de casa en el silencio del Delta. Algo que muchas veces, con niños, se hace difícil de apreciar. Si los padres canguro son una tendencia, La Becasina tal vez no sea un destino para ellos.

La autora es responsable de comunicación de La Becasina Delta Lodge

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.