Suscriptor digital

Un western con el sello Coppola

Directo al Videoclub
(0)
25 de agosto de 2000  

Ya de por sí resulta curioso que por esta época se edite un western, más si es el mismísimo Francis Ford Coppola el que lo produce y su sobrino Christopher Coppola el que lo dirige.

Desde el vamos, el realizador se propone, en Duelo de valientes, a jugar con todo los estereotipos del género. Una presentación que recuerda a los viejos clásicos, un desfile de exagerados personajes; una historia donde el bien siempre triunfa sobre el mal y la infaltable escena del duelo. Como broche de oro Johnny Rivers pone voz a la canción que él mismo escribió sobre el héroe del viejo Oeste.

Christopher Coppola, hermano de Nicolas Cage, con el que experimentó en sus primeros trabajos, no sólo se reservó el papel de director. Los créditos lo muestran como escritor y productor con el nombre de PlasterCity Productions Inc., empresa que lidera junto a Jim Fox, Alan Silver, Andy Takajian y Adrienne Stout-Coppola. No es la primera vez que Coppola, el sobrino, se anima con los estereotipos en los géneros clásicos. Anteriormente lo hizo con el film-noir, en Deadfall y con los vampiros en La amante de Drácula (ésta se consigue en video).

Para contar la historia de Hopalong, el más rápido del Oeste, que al final consigue enfrentarse con un verdadero malo de película, Coppola contó con un elenco encabezado por Martin Sheen (the stranger), Robert Carradine (the kid), Chris Lybbert (Hopalong), James Oseland (Feret) y Lou Schwiebert (Tex).

Duración: 92 minutos. Calificación: apta para mayores de 13 años. Editora: SBP

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?