srcset

Decoración

En Pilar, una casa ampliada para convocar a hijos adolescentes e invitados

Lucrecia Álvarez
Matías Erráuriz
(0)
11 de enero de 2019  

La fotógrafa y decoradora María Giménez contactó a su amiga, la arquitecta Isabelle Firmin Didot, para un proyecto singular: construir un gran loft para adolescentes. El fin, cuándo no, era atraer a sus tres hijos (creciendo y cambiando de hábitos) al hasta ese momento refugio de descanso que disfrutaban ella y su marido en Pilar.

Un estanque con plantas acuáticas recorre el jardín trazado por la paisajista Alejandra De Dominicis.
Un estanque con plantas acuáticas recorre el jardín trazado por la paisajista Alejandra De Dominicis. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

Entre las dos dejaron volar la idea original hasta llegar a su forma actual: una casa de huéspedes con todas las comodidades para darle un espacio propio a los chicos y poder, además, sumar invitados. Esa construcción se adivina, arriba, detrás del cerco; y se ve claramente en la imagen de abajo.

La idea original era hacer una especie de loft para los más jóvenes de las familia, pero el proyecto rápidamente viró en lo que hoy es la casa del lago, un espacio de encuentro para toda la familia.

Un gran parque con agapantos en el sector pensado para hijos e invitados.
Un gran parque con agapantos en el sector pensado para hijos e invitados. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

Con un inmenso deck sobre el agua, un fenomenal living-comedor-sala de TV, pérgolas y habitaciones individuales con salida a la laguna, lograron el objetivo de reunir a la familia cada fin de semana en un entorno de campo y aire libre.

En el sector del comedor, mesa con patas torneadas (La Rue de Stella) y sillas con almohadón (Lejano Oriente).
En el sector del comedor, mesa con patas torneadas (La Rue de Stella) y sillas con almohadón (Lejano Oriente). Crédito: Gentileza Sofía Oneto

En un combinable tono de gris (Upstairs), el ambiente principal reúne holgadamente todas las funciones sociales.

"En el estar pusimos una mesa chica para los jugadores de cartas; los que preferimos la charla nos desparramamos en los sillones".
"En el estar pusimos una mesa chica para los jugadores de cartas; los que preferimos la charla nos desparramamos en los sillones". Crédito: Gentileza Sofía Oneto

La doble altura resultó perfecta para exponer mis fotos, y a todos nos gusta la idea de tener una suerte de galería de arte en casa
María Giménez, dueña de casa

El living tiene una mesita oval, dúo de sofás (Laura O), sillón individual y silla vintage. Tanto la biblioteca –que ocupa todo el largo de la pared– como la alfombra a rayas se hicieron a medida (María Giménez). La araña (Gabriel del Campo) se restauró completamente.

Detrás de la biblioteca se encuentra el living de la TV, que ofrece un espacio más íntimo para leer o mirar una película.
Detrás de la biblioteca se encuentra el living de la TV, que ofrece un espacio más íntimo para leer o mirar una película. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

La serie de fotografías en blanco y negro de la dueña de casa crea un conjunto armónico que se despega de la pared gracias a la elección del marco y del passe-partout.

En lugar de alacenas, se colocaron dos estantes de un largo fuera de lo común para organizar la vajilla de la cocina.
En lugar de alacenas, se colocaron dos estantes de un largo fuera de lo común para organizar la vajilla de la cocina. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

Tres elementos que, dentro del confort moderno, nos sumergen en la inspiración campestre: vajilla cerámica a la vista, una mesa de madera rústica y mucha luz natural. El ambiente tiene mesada de Corian.

La cocina se conecta con el exterior de galerías enfrentadas con camino directo a la laguna.
La cocina se conecta con el exterior de galerías enfrentadas con camino directo a la laguna. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

El living en la galería que da a la laguna se equipó con una mesita de madera (El Sótano), sillones curvos, lámpara colgante en mimbre (Zigzag) y alfombra de exterior (Sentido José Ignacio).
El living en la galería que da a la laguna se equipó con una mesita de madera (El Sótano), sillones curvos, lámpara colgante en mimbre (Zigzag) y alfombra de exterior (Sentido José Ignacio). Crédito: Gentileza Sofía Oneto

Las camas altas son un clásico que trascienden las modas. Con un espléndido respaldo de madera y cuero (Eugenio Aguirre), la del dormitorio principal se convierte en el punto focal más importante del ambiente.

En el cuarto principal, lámparas colgantes de opalina de los años 60 (La Pasionaria), banqueta comprada en un remate y alfombra de Marruecos.
En el cuarto principal, lámparas colgantes de opalina de los años 60 (La Pasionaria), banqueta comprada en un remate y alfombra de Marruecos. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

Moderno y funcional, en el baño se advierte una vez más el gusto de la dueña por los textiles; en este caso, una fantástica alfombra turca (María Giménez) que suma color, historia y calidez.
Moderno y funcional, en el baño se advierte una vez más el gusto de la dueña por los textiles; en este caso, una fantástica alfombra turca (María Giménez) que suma color, historia y calidez. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

"Para nosotros, lo más importante es sentirnos cómodos en el ambiente que sea. Como recibimos a mucha gente, eso es lo que buscamos convidar y transmitir".

Pérgola con una envidiable glicina que protege el juego de mesa y sillas plegables que María le compró usado a una colega hace tres décadas.
Pérgola con una envidiable glicina que protege el juego de mesa y sillas plegables que María le compró usado a una colega hace tres décadas. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

La madera del deck y los muebles, sumada al mimbre de las lámparas, le da a este comedor rodeado de verde una impronta rústica y natural.
La madera del deck y los muebles, sumada al mimbre de las lámparas, le da a este comedor rodeado de verde una impronta rústica y natural. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

En una de las habitaciones para los huéspedes, dúo de camas con respaldo tapizado (Laura O), almohadones y colchas traídos de distintos viajes y fotos de María Giménez.
En una de las habitaciones para los huéspedes, dúo de camas con respaldo tapizado (Laura O), almohadones y colchas traídos de distintos viajes y fotos de María Giménez. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

"Geográficamente, Pilar queda muy cerca de la ciudad, pero el desenchufe es total porque el contacto con el verde necesariamente, y por suerte, cambia toda mi rutina"

Un amplio deck une la construcción con la laguna.
Un amplio deck une la construcción con la laguna. Crédito: Gentileza Sofía Oneto

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.