Una casa familiar a la vera del río

Resguardada por el verde, esta casa fue evolucionando con calma y estilo, al ritmo de sus dueños
Santiago Ciuffo
Male Szaszak
(0)
22 de febrero de 2016  • 10:50

"Hace dieciocho años, cuando encontramos este terreno con mi marido, no había absolutamente nada. Éste fue el primer barrio cerrado del corredor Bancalari, y nosotros fuimos la casa número quince. No había acceso pavimentado ni barcos en las amarras ni árboles. Los chicos andaban sueltos porque tampoco había cerco. La idea prendió y ahora está muy de moda, pero en ese momento venirse acá a muchos les parecía una locura", nos cuenta Constanza, la dueña de casa.

Cuando la familia se terminó de instalar, Living los visitó por primera vez, y publicamos su casa en la edición número 8 de la revista (¡qué distancia mirando casi desde la 100!). Desde ese primer encuentro, pasaron quince años, un boom inmobiliario, tres hijos y un perro. Y, sobre todo, pasaron incontables modificaciones: decoradora y dueña de una marca de objetos y blanco, tableware.ba, Constanza renueva permanentemente el lugar: además de haber agregado un espacio y modificado la función de varios otros, todo el tiempo aplica pequeños ajustes: "Se van dando por el uso: si vemos que nos gusta determinada sombra, entonces ponemos una hamaca. Además, vivo incorporando objetos nuevos, y me desprendo de lo que ya no tiene sentido".

* La última reforma consistió en ampliar la planta baja, originalmente del mismo tamaño que el primer piso.

* "En un primer momento no le di importancia a la cocina. Con el tiempo, se hizo evidente que era desproporcionadamente chica. Agrandarla fue la prioridad de la última obra".

* "Un día me encontré con que tenía tres chicos grandes y no los quería todo el día al lado del living. El playroom se movió adelante, y ese espacio se convirtió en escritorio".

Texto: Bárbara Orlando.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.