Una clase exprés de astrología

Te damos una lección rápida para aprender un poco más sobre la influencia de los planetas en nuestro recorrido de vida.
Crédito: Corbis
Te damos una lección rápida para aprender un poco más sobre la influencia de los planetas en nuestro recorrido de vida.
Cecilia Tedin
(0)
8 de febrero de 2015  • 00:00

Todos venimos al mundo con un montón de posibilidades, contamos con una alacena llena de ingredientes bien variados para ir cocinando en la vida nuestra propia receta: a algunos les tocan condimentos más suaves; a otros, sabores más picantes; a otros, agridulces... La astrología y la carta natal te ayudan a descubrir cuáles son esos ingredientes y cómo podés aprovecharlos de la mejor manera, para hacer de tu vida un plato bien único y personal. Acá te contamos los aspectos más básicos de este lenguaje simbólico y te aclaramos algunas dudas que suelen aparecer.

¿QUÉ ES UNA CARTA NATAL?

Es la herramienta clave de la astrología. Es un dibujo del cielo en el preciso instante en que nacemos y, por lo tanto, es una semilla que guarda una cantidad infinita de información sobre nosotros y nuestro camino de vida. Funciona por el principio de sincronicidad y correspondencia: como es arriba, es abajo. Encarnamos la energía de ese momento exacto que luego, al igual que los planetas, se va a ir desplegando en lo que va a ser nuestra vida. Pero acordate, no TENEMOS una carta natal, SOMOS una carta natal.

¿CÓMO SE ORGANIZA?

Es un mandala, estructurado a través de un sistema de 12 CASAS. Las casas representan las distintas áreas de experiencia de tu vida, temas y escenas en que se va a manifestar la energía.

¿POR QUÉ ESTÁ BUENO HACERnos UNA?

Porque es una radiografía de tu estructura energética, de tu ADN, y como tal, es una herramienta inigualable no para controlar el futuro –¿se puede controlar?–, sino para conocerte y entenderte a vos misma como parte de algo más grande, que te excede. Hacerte la carta te va a permitir sintonizar con el cosmos y aprender a acompañar los ciclos y procesos que tiene la vida, ayudándote a fluir con lo que cada momento te trae.

¿DÓNDE Podemos VER nuestra CARTA?

Si querés darle una mirada, en la web hay miles de páginas donde podés poner tus datos de nacimiento para ver tu carta. Un clásico es Astrodienst (www.astro.com). Pero ojo, una cosa es ver el mapa de tu carta y otra muy distinta es su interpretación.

¿PARA QUÉ NECESITamos SABER LA HORA EXACTA?

Porque es el dato clave que te permite saber cuál es tu ascendente, cómo se distribuyen las casas en tu carta e incluso cuál es el signo de tu Luna (¡que varía cada dos o tres días!). Pero si nadie en tu familia se acuerda de ese momento, es un dato que suele figurar en las partidas de nacimiento. Podés pedirla en el registro civil de la ciudad donde naciste o en www.partidasya.com, donde por un costo accesible se ocupan de hacer el trámite y te la envían a tu domicilio. Si no lográs conseguirla y no sabés la hora, hay especialistas que se dedican a hacer rectificación de horario, usando como info datos de tu vida que les vas dando.

¿QUÉ ES UNA REVOLUCIÓN SOLAR?

Es una carta en la que la posición del Sol para el año coincide con la posición exacta del Sol en el momento en que naciste. Esto puede suceder hasta un día antes o después del día de tu cumpleaños, por eso varía el ascendente, la Luna, etc. Pero atención: no funciona en forma independiente, se lee en conjunto con la carta natal, y es una guía de cómo cada año se renueva tu identidad y cómo podés conectarte más con tu propio Sol. También te muestra qué "regalos" te va a traer la vida ese año –que estará en vos aprovechar o no–.

¿QUÉ INFORMACIÓN nos DAN LOS SIGNOS Y LOS PLANETAS?

Crédito: Corbis

Los doce signos son tipos de energía que van a impregnar y colorear las diferentes zonas de la carta con sus características específicas.

Por otro lado, los planetas –indicadores de diferentes funciones psicológicas– van a ocupar distintos lugares de la carta y van a relacionarse formando aspectos (por ejemplo, conjunción, oposición, cuadratura, textil, trígono, etc.) que pueden ser más o menos dinámicos o fluidos. Es clave entender que todos tenemos todos los planetas y signos en algún lugar de nuestra carta (así que ojo la próxima vez que critiques a los escorpianos, porque aunque no seas de Escorpio, según cómo se combinen los planetas y signos en tu carta, ¡podés ser mucho más escorpiana de lo que te imaginás!).

¿EXISTEN DOS CARTAS NATALES IGUALES?

Aunque distintas personas pueden haber nacido a la misma hora y en el mismo lugar que vos, eso no va a implicar que sus vidas hayan sido exactas. Van a vibrar energías análogas, pero les pueden dar contenidos diferentes o desarrollar distintas áreas de la carta. Tus energías son potencialidades, lo que hagas con ellas va a depender de vos y del lugar en que te encuentres dentro de la espiral evolutiva. Por eso está bueno ver la carta como un mapa, no como el territorio: puede haber zonas de tu vida que con el tiempo se hayan vuelto más fértiles, y otras que tal vez hayas dejado abandonadas y que pueden haber entrado en sequía. Ahí es donde te ayuda la carta natal: cuanto más te conozcas, más plena e integrada vas a estar.

¿qué nos enseña nuestro ASCENDENTE?

Es el recorrido que cada ser humano hace para lograr lo que quiere y lo que necesita para crecer, se trata del viaje de la conciencia. Es una energía que irradiamos, pero que en los primeros años de nuestra vida nos va a costar reconocer como propia. Por eso se juega como algo muy misterioso ligado al destino: la vida nos va a ir trayendo pequeñas escenas relacionadas con esa energía de la cual tendremos que ir apropiándonos hasta hacerla cada vez más consciente. Primero van a venir situaciones "desde afuera", y poco a poco las iremos incorporando hasta identificarnos plenamente con esa energía –¡incluso desde el aspecto físico!–, que está y estuvo en nosotros desde el primer momento de nuestro nacimiento.

¿Y QUÉ SON LOS FAMOSOS TRÁNSITOS?

Todos los planetas se mueven, y si observás su recorrido con relación a tu carta natal –que no se mueve–, ves que van activando ciertos planetas de tu carta y ciertas zonas de tu vida, trayendo información muy valiosa acerca de los distintos momentos, pasado, presente y futuro. Por eso son una herramienta poderosa para darles sentido a situaciones que te puede tocar vivir: cambios en el trabajo, en la familia, mudanzas, situaciones de parejas, viajes y mucho más. Así como no hay planetas buenos o malos, no hay tránsitos buenos o malos: la clave está en que tomes conciencia de qué significa cierto planeta en cierto lugar de tu carta, para aprovecharlos de la mejor forma.

¿QUÉ REPRESENTA EL SOL?

Como dice nuestra astróloga Ana Bilsky, el sol no solo indica a qué signo pertenece una persona, sino que también es el vehículo dentro del cual viajamos y que refleja cómo experimentamos nosotras la vida y cómo accionamos en ella. Es una energía masculina y autoconsciente, un foco donde hacemos identidad. Es vitalidad, es el centro que irradia, el director de orquesta que administra las demás energías de la carta, y es esa sensación bien conocida y familiar a la que hacemos referencia cuando decimos "soy de Aries" o "soy de Leo" o el signo que seamos. Te va a mostrar tu forma de brillar en el mundo, cómo experimentás la vida y cómo accionás.

¿CUÁL ES EL SIGNIFICADO DE LA LUNA?

Crédito: Corbis

Es una energía femenina que delata nuestro mundo interior, que está muy ligada a la figura materna. Por otro lado, es la conexión con tus emociones, expresa cómo te sentiste cuidada cuando eras chica y cómo cuidás vos ahora a quienes te rodean. En su cara más talentosa y luminosa, te da una gran capacidad para nutrir, alojar y cuidar, mientras que en su lado más regresivo y oscuro despierta también estrategias y mecanismos inconscientes que usamos cuando necesitamos sentirnos seguras, queridas y cuidadas.

¿Qué te pareció esta clase exprés? También te contamos cómo arrancar a estudiar astrología y cómo influye la hora de tu nacimiento en tu personalidad .

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.