Una invitación a revivir la decoración colonial

Mirá esta interesante propuesta donde se recupera lo más tradicional de la decoración argentina fusionado con un aire contemporáneo
(0)
8 de abril de 2009  • 17:47

Debido al trabajo de su marido, también holandés –y antes de radicarse definitivamente en la Argentina–, Gisela du Mée pasó los últimos treinta años viviendo en distintos países. Fotógrafa, escritora y creadora de Arte Ayuda (un proyecto destinado a la promoción artística y a la beneficencia), es la responsable de la decoración de La Blanqueada. De hecho, no hay ambiente que no sea un fiel reflejo de sus pasiones: el amor al arte –presente en las obras de artistas nacionales como Sergio Boccaccio, Daniel Vidal y León Ferrari–, el diseño y la historia, patente en los muebles de distintos estilos y épocas, y en los objetos adquiridos a lo largo de sus viajes.

Su ojo, como buena artista que se precie, logra una singular composición en cada espacio de la casa. La buena elección de los colores –desde los pasteles hasta los más brillantes– es notoria. Entre ellos, el azul y sus matices, color preferido de Gisela, es un elemento constante. Pero su gran logro radica en haber armonizados una gran variedad de estilos con fluidez, sin que se roben protagonismo entre sí.

Tras 40 años de estar dividida en dos propiedades, los actuales dueños de La Blanqueada lograron unificar nuevamente el casco. Una vez instalados, una de las alas de esta casa quinta –que supo ser hogar de una tradicional familia de la sociedad porteña– fue acondicionada para recibir a los hijos del matrimonio, que viven en el exterior, y, en su ausencia, para que funcione como un exclusivo petit hotel. Durante su estadía, los huéspedes se pueden alojar en una de las dos habitaciones en suite y hacer uso del jardín y las comodidades generales de la casa.

Conservada casi íntegramente en su estado original, las renovaciones realizadas en la casa respetaron tanto el estilo como los materiales, potenciando en algunos casos los detalles de época. Típicamente colonial, su estructura se caracteriza por sus anchos muros, sus techos altos con bovedilla y vigas, la gran galería, pisos calcáreos y de pino tea, y la soberbia carpintería de madera.

Encontrá más ideas para tu casa en el Room Finder. Si estás pensando en reformar tu casa, entrá al Direccionario de espacioLiving.com

Mirá estas otras ideas para decorar con obras de arte: Luz y arte pop en la casa | Pocos metros, mucho arte | Arte y decoración: en busca del tiempo vivido | Decorar con arte | Decorar con arte | El arte de concretar los proyectos | Arte personalizado para decorar en casa | Benito Fernández, bajo el signo del arte | Diseño, arte y tecnología | Arte urbano dentro de tu casa | Arte y diseño en el corazón de Palermo Viejo | Le Corbusier: el arte de la arquitectura

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.