En cuarentena. Usá a los alimentos como escudos

Daniel Tangona
Daniel Tangona PARA LA NACION
(0)
1 de agosto de 2020  

Al inicio de esta cuarentena escribí una columna sobre la importancia de entrenar para mantener fuerte el sistema inmune en estos tiempos. Hoy vengo a ampliar un poco esa información, ya que la nutrición es un gran aliado. Recurrí al doctor Lucio Tennina, médico especialista en Nutrición. "Las situaciones de estrés hacen que el organismo necesite más que nunca de una alimentación sana", apunta. Y es que las vitaminas, minerales y antioxidantes van a ayudar a que nuestro sistema inmune se fortifique y pueda ser más agresivo en su lucha contra el agresor. Sí, los alimentos pueden funcionar como escudos, pero solo si consumimos los correctos.

Ante el estrés: una alimentación sana

"La lista la encabezan las verduras que contienen vitamina C, carotenoides, minerales y polifenoles", detalla. Por ejemplo, el brócoli es casi un súper alimento: es un potente modulador del sistema de respuesta inmunológica con actividad antiviral y antibacterial y una fuente de la reparación del ADN en células, al bloquear el crecimiento de las cancerosas. Y como si fuera poco, contiene vitamina C, selenio y luteína. El espárrago es un excelente diurético, tiene antioxidantes y potasio, un gran hipertensivo. Y la espinaca previene el cáncer de pulmón, ovarios y próstata, siendo especialmente rica en antioxidantes cuando se consume fresca o cocinada al vapor.

La papa engorda y otros mitos

Existen ciertos mitos dentro de la alimentación que vale la pena desterrar. "Se dice que la papa engorda y se la compara con el alto poder calórico de productos tan diferentes como la pasta y la polenta -apunta Tennina-pero tiene apenas 84 calorías cada 100 gramos, y el mayor poder de saciedad de todos los alimentos". Además, tiene hierro, vitaminas B1, B2, B3, B6 y C.

A la vez, puede pasar que compremos las verduras adecuadas para una óptima nutrición, pero que terminemos restándoles nutrientes en la manera en que las consumimos. Deberíamos saber, por ejemplo, que a la papa es mejor cocinarla con cáscara, para preservar sus aportes. O que cocinarlas demasiado les quita virtudes nutritivas. "Las que no se comen crudas se deben cocinar al vapor o hervir en poco líquido para conservar su valor biológico".

Frutas con vitamina C y huevo para la D

En lo que se refiere a las frutas, en estos tiempos conviene priorizar aquellas con vitamina C: kiwi, frutilla, naranja, pomelo y mandarina. "También vale la pena apuntar a los polifenoles que contienen las uvas, los arándanos y las frambuesas; y a las nueces, que aumentan las defensas", agrega. Y un dato especial para estos días: la vitamina D es muy necesaria para combatir el virus. Podemos recibirla tomando sol en horas tempranas de la mañana, pero también a partir de la yema de huevo.

Las situaciones extremas nos impulsan a revalorizar la vida. Es el mejor momento para recordar que si nos nutrimos mejor, la coraza que nos defiende de la enfermedad será más fuerte.

Cuatro libros

Para mantener la mente en forma

  1. La cocina para el deportista. Prof. Gustavo A. Aslan
  2. Alimentación inteligente. Dr. Lucio Tennina
  3. La biblia de la salud intestinal. Dr. Gerard E. Mullin
  4. La revolución de la papa. Dr. Lucio Tennina

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.