Verano: cuatro lugares para comer y disfrutar al aire libre

Larga vida a los almuerzos al sol y las cenas bajo las estrellas, en especial si son de la mano de Club LA NACION
Larga vida a los almuerzos al sol y las cenas bajo las estrellas, en especial si son de la mano de Club LA NACION
(0)
26 de enero de 2020  • 00:00

Todo lo que tienen los días de verano de calurosos, lo tienen sus noches de placenteras. A esas jornadas a veces sofocantes les siguen veladas soñadas en las que cenar bajo las estrellas resulta un plan perfecto. Nadie puede negar lo lindo que es salir a la noche sin abrigo y el placer que significa disfrutar de un buen plato o un rico trago al aire libre. A tomar nota y afilar la tarjeta de Club LA NACION para aprovechar estos beneficios que rinden homenaje a las nochecitas de verano en la ciudad.

Rabieta

Cerveza helada y bien argentina en el espléndido marco de este edificio histórico, ¿qué más pedirle a Rabieta?
Cerveza helada y bien argentina en el espléndido marco de este edificio histórico, ¿qué más pedirle a Rabieta?

  • Dónde: Av. Libertador 3949, Palermo
  • Beneficio: 20% los domingos
  • Especialidad: cerveza artesanal malcriada
  • Ideal para: un after office con mucha onda

La sede de Rabieta en La París (el tradicional restaurante del Hipódromo de Palermo) conserva todo el glamour y la historia del edificio con una propuesta fresca y joven. En este bar cervecero hay un espléndido beer garden para disfrutar las noches de verano como corresponde: con una cerveza en mano. Hay mesas altas, bajas y comunitarias para elegir, rodeadas con guirnaldas de luces y mucho verde. Tecnología de punta y procesos artesanales avalan la calidad de la cerveza de la casa (la IPA y la WEE HEAVY son furor), en tanto que la carta acompaña con delicias como rabas, langostinos y regias papas fritas para compartir.

Malloy's

Relajate en el deck de Malloys y sentite a kilómetros luz de la rutina
Relajate en el deck de Malloys y sentite a kilómetros luz de la rutina

La ubicación y la vista que tiene Malloy's hacen que valga la pena el viajecito hasta Zona Norte. De solo pisar esa terraza con la palmera tropical y la ambientación playera, uno se siente de vacaciones de forma instantánea. El gigantesco deck tiene livings con camastros, mesas con sombrillas y hasta una barra central de estilo surfer . Todo esto sucede a orillas del Río de la Plata y con una vista espectacular de la ciudad que se recorta en el fondo. El escenario perfecto para degustar sushi de autor y un cocktail de la casa.

La Casona de Flores

En la casa de estilo normando de La Casona de Flores se destaca una fresca terraza en la que disfrutar los mediodías y noches de verano
En la casa de estilo normando de La Casona de Flores se destaca una fresca terraza en la que disfrutar los mediodías y noches de verano

La vieja casona que alberga este restaurante ofrece toda la elegancia del siglo pasado y todas las comodidades de este gracias a su completa restauración. En esta esquina de Flores, una terraza avanza sobre el frente de la casa de estilo normando con mesas al aire libre. También se puede optar por el patio de cervezas, que, ubicado en el jardín trasero, es el mejor spot para una birra helada y una picada. Como novedad, en la azotea están a punto de estrenar un solárium. Aquí se puede elegir entre más de 30 variedades de pastas caseras del chef Daniel Molina y varias especialidades del parrillero Roberto (se pueden degustar todas en el menú Spetto Corrido).

Ninina

En su local en el Malba, Ninina invita a respirar aire puro en el deck que balconea a la Plaza República del Perú
En su local en el Malba, Ninina invita a respirar aire puro en el deck que balconea a la Plaza República del Perú

La presencia de Ninina en el Malba se suma a la lista de motivos para visitar uno de los museos más aclamados de Buenos Aires. En el deck del restaurante, que da a la plaza del costado, se respira aire fresco en plena ciudad. La sucursal de Villa Urquiza, por su parte, está en el pujante barrio de DoHo (por Donado y Holmberg) y tiene una amplia terraza retirada de la vereda, con mucho verde y gran privacidad. En ambos casos, hay un sector de mesas individuales bajo una pérgola que protege del sol en verano y del frío en invierno, y también mesas comunitarias para un encuentro más informal.

Para ser parte de Club LA NACION y acceder a más experiencias como éstas, asociate acá .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.