Verrugas genitales: cuáles son los síntomas y cómo detectarlas a tiempo

Las verrugas simples no conllevan riesgo, pero otras, pueden provocar cáncer. Hay que revisarlas siempre
Las verrugas simples no conllevan riesgo, pero otras, pueden provocar cáncer. Hay que revisarlas siempre Crédito: Pixabay
Daniela Chueke Perles
(0)
10 de junio de 2019  • 15:17

El cáncer anal de Marcia Cross, protagonista de Amas de casa desesperadas, contagiado según ella misma dio a conocer, por el HPV de su marido, trae este tema una vez más a la conversación sobre las verrugas y su relación con el cáncer.

Para conocer cuáles son las verrugas riesgosas y cuales no lo son y saber cómo actuar, antes de asustarnos, le preguntamos todas nuestras dudas a la doctora Sandra Magirena, médica ginecóloga del Hospital Alvarez, integrante de la comisión directiva de la SAGIJ, Sociedad Argentina de Ginecologia Infanto Juvenil.

A continuación, todas sus respuestas.

¿Cuándo sospechar que puedo tener verrugas genitales?

Las verrugas genitales son pequeñas excrecencias que se pueden tocar en la cara externa o interna de los labios, en la entrada de la vagina, en el ano, en la zona del vello púbico -monte de Venus en el caso de las mujeres- o en el hombre pueden aparecer en el pene, en el escroto o en la superficie del glande. Pueden no dar síntomas, pero sí son muy notorias y se perciben al tacto como una pequeña excrecencia de la piel o se pueden visualizar como una pequeña proliferación de tejido de la piel.

¿Cuándo sospechar que mi pareja puede tener verrugas genitales?

Se visualizan fácilmente porque están a la vista, se pueden ver o tocar. Pueden llegar a medir hasta medio centímetro, aunque las más fáciles de visualizar son las de un centímetro.

¿Son visibles o pueden no detectarse a simple vista?

Puede ser que en algunos casos la localización se haga adentro de la vagina o adentro del recto, entonces nos serían visibles. Cuando están dentro del aparato genital femenino o del ano es el médico el que las tiene que diagnosticar.

¿Qué son las verrugas en general y qué son las verrugas genitales en particular?

Verruga es toda excrecencia que se produce en la piel producto de la infección de un virus llamado papiloma virus humano VPH o HPV. Todas las verrugas que ocurren en la superficie de la piel son producidas por este virus, lo que pasa es que el HPV es una gran familia de virus, que puede dar distintas manifestaciones. Las verrugas simples son las que aparecen en al piel en cualquier parte del cuerpo, generalmente en las manos, las plantas de los pies en cualquier parte del cuerpo. Y las verrugas genitales que mayormente son transmitidas por relaciones sexuales se localizan en vulva, ano, pene, vagina, cuello de útero, ano, pene o escroto.

¿Son peligrosas?

En general, las verrugas simples no son peligrosas. Y las verrugas genitales que aparecen en la superficie externa, tampoco. Sí lo son aquellas verrugas producidas por algunos tipos de la familia del HPV como el 16 y el 18 (para prevenir el contagio de estos dos tipos de HPV hay una vacuna) que pueden tener localización en la vagina, en el cuello de útero, en el pene, en el ano o en la garganta y pueden producir lesiones malignas y cánceres de la piel. Pueden empezar siendo lesiones premalignas y luego convertirse en cáncer.

¿Son contagiosas?

Sí, las verrugas son muy contagiosas. Sobre todo si están lesionadas. Por ejemplo, en las verrugas simples, que muchas veces tienen los niños en las manos, muchas veces se lastiman o se comen las uñas y esa lastimadura puede hacer que el virus, que está metido adentro de la verruga, salga y contagie. Las verrugas genitales sí pueden ser contagiosas y generalmente se transmiten a partir del contacto que se produce en la relación sexual. No solo en el contacto del coito propiamente dicho, sino también el solo contacto de mucosa-mucosa. Como la boca con el ano, la boca con el pene, la vulva con la vulva. Cualquiera de estas interacciones puede contagiar verrugas genitales.

¿Siempre las verrugas genitales (o en otra parte del cuerpo) corresponden al grupo del HPV?

Sí, hay casi 150 representantes de la familia del HPV y van a tener su acción y desarrollar su patología según el tipo de HPV (se las denomina numéricamente) y el lugar donde se localice. Las verrugas simples no son peligrosas, las genitales pueden llegar a provocar cáncer de boca, genitales o ano.

¿Cómo se tratan?

El tratamiento es bastante complicado porque las verrugas son bastante resistentes y, en general, en las personas sanas con un buen sistema inmunológico, las verrugas se curan espontáneamente, tanto las simples como las genitales. Pero cuando hay alguna otra dificultad, o la lesión avanza o la persona tiene problemas inmunológicos, puede ser que tarde más en autocurarse. La mayoría de los tratamientos son destructivos locales, el médico aplica una sustancia directamente sobre la verruga y se produce la cauterización de la misma. Esta sustancia puede ser química como la topicación con un ácido (tricloroacético para las genitales y salicílico para las simples cutáneas); también se pueden cauterizar con láser, criocirugía (calor o frío extremo) y, si son muy extensas, se pueden extirpar quirúrgicamente.

¿Se curan realmente o subsiste el virus en el cuerpo?

En general, la infección por HPV tiene un comportamiento similar al de otros virus, como el del herpes: muchas veces si no se terminan de autolimitar, pueden quedar incluidos en el genoma de la célula y permanecer en el cuerpo (inactivo) durante toda la vida. Lo que no quiere decir que esa persona vaya a tener una enfermedad, ni vaya a contraer un cáncer necesariamente. Lo que sí es muy importante es la prevención de la infección primaria y el contacto con el HPV, para eso se encuentran disponibles las vacunas.

¿Hay que darse la vacuna para prevenir las verrugas?

Como ya dijimos, las verrugas simples no conllevan riesgo, pero las genitales sí son las más peligrosas. Para los dos tipos de HPV que provocan estas verrugas y que, hoy sabemos, son productores de cáncer de cuello de útero, vagina, pene, ano y orofaríngeo, el 16 y el 18 está la vacuna que está en el calendario nacional de vacunación.

¿Duelen, pican o se infectan las verrugas?

En general son asintomáticas. Si se ulceran o se lastiman porque uno se rasca o roza contra una superficie, puede producir sangrado o picazón. Cuanto más grandes y mayor cantidad de verrugas haya en una localización (especialmente genital) son más molestas, se pueden infectar y se vuelve engorroso su tratamiento.

¿Sirven los tratamientos caseros?

Los supuestos tratamientos caseros pertenecen a la cultura popular y son respetables en algunas culturas. Pero no tienen ninguna efectividad comprobada desde el punto de vista científico. Lo ideal es que cuando una persona tiene una verruga consulte al médico para que diagnostique qué tipo de verruga es, cuán extensa es la lesión y si existe alguna posibilidad de que sea una verruga premaligna

¿Puedo tener relaciones sexuales mientras la verruga está visible o activa?

Lo ideal sería que no hasta que se consulte al médico para determinar el tratamiento a seguir. O que se usen métodos de barrera en forma muy consciente para evitar el contagio.

¿Pueden los chicos o quienes no tuvieron relaciones sexuales tener verrugas genitales?

Sí, pueden. Durante mucho tiempo se pensó que la presencia de verrugas genitales en los niños era signo directo de sospecha de abuso sexual. Ahora se conoce que hay un porcentaje de niños en los que el cuidador, la madre o quien los baña, les limpia la cola y los cambia, y les transmite virosis por las verrugas que tiene en las manos. De todos modos si se detecta verruga genital en los niños, debe hacer sospechar el abuso sexual y tiene que tener una evaluación muy prudente por parte del pediatra o el médico tratante.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.