Viaje erótico: todo lo que Nueva York me enseñó sobre sexo

¿Saltar en unas camas inflables con forma de teta? Sí, es posible en "Funland", una muestra del Museo del Sexo que se caracteriza por estas instalaciones interactivas.
¿Saltar en unas camas inflables con forma de teta? Sí, es posible en "Funland", una muestra del Museo del Sexo que se caracteriza por estas instalaciones interactivas.
(0)
3 de septiembre de 2019  • 14:11

Texto y fotos gentileza de Francesca Gnecchi .

Hace tiempo que vengo haciendo recorridos eróticos por diversas ciudades del mundo, y lo que diferencia a Nueva York de otras metrópolis es su espíritu abierto, la falta de etiquetas, la diversidad de expresiones y elecciones en su máximo esplendor. Con solo caminar por sus calles podés vivir la experiencia de estar en una ciudad muy open minded, un lugar en el que cada uno es libre de expresar sus gustos y de gritarle al mundo que vive con libertad; no en vano es una de las ciudades más gay-friendly del mundo y en la que se formó el reconocido movimiento LGBT, que lucha por sus derechos. Por eso, te invito a que tomes tu mochila y la vacíes (especialmente de prejuicios) y que te animes a llenarla de nuevas experiencias a través de estas paradas hot & horny por la ciudad que Carrie Bradshaw y sus amigas recorrieron juntas.

Parada 1: Babeland, boutique erótica femenina

Babeland empezó con una tienda online y hoy ya cuenta con tres locales distribuidos por distintos barrios de Nueva York. Si estás con poco tiempo, te recomiendo pasar por la del Soho; es la más grande y cuenta con una colección especial de toys de lujo que incluye hasta un juguete de oro.

¿Sabías la diferencia entre sex shop y boutique erótica? Las boutiques tienen un fin más social, no solo buscan vender productos, sino que también persiguen el objetivo de capacitar y educar sobre sexualidad. Por eso, Babeland desde sus inicios da talleres sobre diversas temáticas y, además, sus ex directoras -Rachel Venning y Claire Cavanah- ya publicaron dos libros sobre juguetes y salud sexual que, si pasás por alguna sucursal, podés pedir para echarles un vistazo.

¿Sus títulos? Moregasm: Babeland's Guide to Mind-Blowing Sex y Sex Toys 101: A Playfully Uninhibited Guide. Otras curiosidades: todos los locales cuentan con una sección especial de libros y juegos y en la sede de East Village tienen un área gay-friendly.

Dónde: 94 Rivington St. (East Village), 43 Mercer St. (Soho), 462 Bergen St. (Brooklyn). babeland.com.

Por US$17, podés conocer mucho de la historia sexual en el Museum of Sex.
Por US$17, podés conocer mucho de la historia sexual en el Museum of Sex.

Parada 2: el sex shop de Sex and the City

Que no te falte una visita a The Pleasure Chest ( @pleasurecheststores) boutique que se hizo famosa por aparecer en la serie Sex and the City, en el capítulo en el que Charlotte compra su "conejito", el famoso vibrador Rabbit. Ubicada en el hermoso barrio de Greenwich Village (en la 157 de 7th Avenue), a pocas cuadras de la casa de Carrie Bradshaw, esta boutique tiene un área dedicada a la serie que tanto nos gusta en donde podemos encontrar libros, imágenes de la visita de las amigas al lugar y el célebre vibrador. En ese mismo plan, no te olvides de pasar por la casa de Carrie en Perry St. 66, a pocas cuadras del sex shop.

Parada 3: Cristopher Park

Los colores de la bandera del movimiento LGBT se multiplican en Industry Bar.
Los colores de la bandera del movimiento LGBT se multiplican en Industry Bar.

En la calle Christopher, encontramos este parque que se hizo famoso por estar frente al Stonewall Inn, un bar que reunía, en forma oculta, a la comunidad gay del barrio y que en 1969 fue allanado con violencia por la policía, lo que generó un enfrentamiento que dio origen al movimiento LGBT. Hoy, este parque representa la liberación gay y tiene una de las obras más famosas en honor al movimiento, que fue creada por el artista George Segal y representa a una pareja de hombres y otra de mujeres. Además de ver estas esculturas, vas a encontrar mucha información sobre el movimiento LGBT y su historia.

Todos los años, en el mes de junio, se festeja el Día del Orgullo del colectivo LGBT+ y se hacen cientos de eventos en la ciudad, pero el más reconocido es el desfile, el famoso Pride Parade, que recorre Fifth Avenue y termina en Greenwich Village. El Cristopher Park recibe a miles y miles de personas durante el desfile, que tiene una parada especial aquí. Si tenés la oportunidad de estar por esa fecha en la ciudad, no dejes de participar en la marcha, es muy movilizante.

Dónde: 38-64 Christopher St.

Parada 4: el museo del sexo

En la 5a Avenida vas a encontrar este peculiar museo que vale la pena visitar. Nueva York no es la única ciudad que tiene un espacio dedicado a contar un poco de la historia de la sexualidad, pero el de esta ciudad es increíble y cuenta con un sex shop muy interesante. La colección permanente del museo está formada por más de 20.000 objetos, entre ellos hay obras de arte, fotografías, juguetes, muñecas eróticas, las primeras pelis porno y disfraces dispuestos por todo el recorrido, que dura aproximadamente 45 minutos. Lo que más me llamó la atención fue una puerta de un bar antiguo, que tenía orificios para que uno pudiera tener sexo sin ver quién estaba del otro lado, y lo que menos me gustó fue que todo estuviera relacionado con la pornografía y no con otras aristas de la sexualidad. Bueno, no quiero espoilear más, velo vos misma. ¿Cuánto cuesta entrar? Unos US$17 por persona.

Dónde: 233 Fifth Avenue. museumofsex.com

Bonus track: una noche en Industry Bar

No dejes de visitar Chelsea entre 23rd Street y 30th Street, allí se encuentra el área gay más popular de NY. Y no te pierdas la experiencia de una noche en Industry Bar, un espacio que solía ser un almacén industrial y que hoy se convirtió en un bar con mucha onda. Cada noche hay una fiesta temática, que incluye drag shows y competiciones de baile. Todo esto refleja la apertura que tiene la ciudad y cuenta un poco la historia de su lucha por la diversidad.

industry-bar.com.

Nuestra cronista

Francesca Gnecchi es periodista y escritora diplomada en sexualidad, es directora de la boutique Erotique Pink y le encanta viajar y hacer recorridos eróticos por diversas ciudades.

Texto y fotos gentileza de Francesca Gnecchi.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.