Viajes. Wervik, la ciudad con 2000 años de historia

Fuente: Archivo
(0)
23 de enero de 2020  

Producción Alejandra Abrodos

:: Oldtimer Meeting Wervik es una ciudad pequeña (20.000 habitantes) y, como tal, "hiberna" en invierno. Por eso, el mejor momento para visitarla es entre agosto y octubre. En esa época se realiza la braderie de verano, que es un evento anual de fin de semana largo, en el que hay venta callejera de objetos de segunda mano y antigüedades, conciertos de música y juegos para chicos. Como parte de esa fiesta tradicional se realiza el Oldtimer Meeting, que este 16 de agosto festejará su 20° edición. El encuentro convoca a más de 1000 aficionados de los autos clásicos. Allí se los puede ver, junto a sus vehículos, comprar y vender repuestos y accesorios antiguos. La actividad es gratuita y se accede a ella muy fácilmente, porque se lleva a cabo en un predio que queda muy cerca del centro y de la estación de tren de Wervik.

:: Gallo Romeins Weekend

Bautizada Viroviacum por los romanos hace más de 2000 años, la actual Wervik era un puesto de parada en la gran vía romana de Bavay a Cassel (¡en la época de Astérix y Obélix!). Por eso, hoy, si hacés un pozo grande tenés una enorme posibilidad de hallar un artefacto de esa era. Como virtual homenaje a esos antepasados, cada dos años se realiza un gran encuentro de galos y romanos, en el que, mediante la recreación de la historia, la Edad del Hierro y la época romana vuelven a la vida. Es una feria inmensa con ejércitos romanos y galos, puestos de artesanos y representación de escenas de la vida cotidiana de aquellos tiempos. Lo hacen los vecinos y también participa gente de otros países que viene especialmente para disfrutar del encuentro. La próxima edición será el 2 y el 3 de octubre de 2021.

:: Kapittel

Es uno de los edificios más antiguos de Wervik y alrededores. La gente ha estado bebiendo, comiendo y celebrando allí ¡desde 1755! Tanto es así que se han encontrado piezas de cerámica y de vidrio del año 50 d. C. Toda la callecita en la que está ubicado el bar fue refaccionada hace pocos años y los primeros seis meses de trabajo fueron dedicados a que los arqueólogos buscaran tesoros escondidos. Así fue como hallaron innumerables piezas de todo tipo con un inmenso valor histórico. Es un lugar en el que se puede comer (filetes, tapas, bocadillos y, también, platos más elaborados), beber (todas las cervezas locales, cervezas importadas, vinos, cócteles, cafés) y gozar de espectáculos en vivo que van desde encuentros con DJ (durante la braderie, hay fiesta toda la noche después de los conciertos en la plaza) hasta los stand-up de humor de cada lunes. Kapittel queda justo al lado de la Municipalidad.

RECOMENDADO POR Gabriela Linares

Fuente: Archivo

Vivo en Bélgica hace 16 años con mi consorte Jürgen y mi hijito menor, Lucas. Me tomó tres años estudiar el idioma (que es el neerlandés, es decir, el holandés que se habla aquí, en la región flamenca), pero hasta el día de hoy sigo aprendiendo, ya que lo que se utiliza a diario en la calle es un dialecto muy difícil de entender. Prácticamente, cada ciudad tiene el suyo y estos dialectos no te los enseñan en la escuela. Es un país tremendamente complejo y surreal. ¡Pero funciona!

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.