Winery: enclave espectacular

Vinoteca y cocina de autor, en la Recova de Posadas
(0)
25 de mayo de 2003  

La vinoteca Winery se sigue multiplicando, ya son cuatro los locales destinados al vino, de espléndida puesta y exhibición de botellas, venta atendida por jóvenes con alguna formación o sommeliers y los hermanos Chmea al frente, propietarios. Todas cuentan con wine bar para vinos por copa, hacen degustaciones, charlas, tres en la Capital y otra en Pilar Village. La más nueva abrió hace pocos meses, en la llamada Recova de Posadas, un enclave espectacular. Sus dos plantas vidriadas dejan ver arriba la vinoteca propiamente dicha, equipada con bloques de estanterías laminadas en gris. Allí se puede comer relajados en un sector con sillones de cuero negro y mesas bajas. Alrededor tienta la gran exhibición de botellas de vinos, licores y alcoholes, además de frascos de conservas, mostazas, aceites, y mil delicatessen más para gourmands, muchas importadas. Moisés Chmea, Carina Albornoz, estudiante de sommelerie, y otros jóvenes atienden con conocimiento en la materia. El chef Roque Ayala y su joven brigada se lucen en la espléndida cocina toda puesta en acero, completamente a la vista en el fondo. La lista de wine bar alinea ensaladas, raciones o tapas, tablas de quesos y fiambres bien combinados, y sándwiches completos y rebosantes para almuerzos rápidos en la confortable y luminosa planta baja. Ejemplo: de jamón de Parma con tomate fresco en pan de campo ($ 9); de camembert con caviar de berenjenas en baguetines (9); de pastrami con pepinos agridulces y salsa de mostaza (12); de salmón ahumado con cream cheese y ciboulette (13), entre otros. Los platos de Ayala son modernos, abundantes y de gran sabor, montados espectacularmente o tranquilos; abundan los toques dulces y agridulces, y las salsas y postres de vinos, como corresponde. Hasta presentar la carta hacen cuatro platos de almuerzo y de cena. Entre ellos: codornices rellenas con polenta frita y salsa malbec (17); fricassée de pollo a la Diyón y arroz con hierbas (14); goulash (13); bondiola a la salvia con repollo al enebro (15); lomo en hojaldre con salsa de gírgolas (15); abadejo grillé con lasagna de vegetales y aliño de eneldo (15); risotto –recomendable el simple al azafrán– o de calamares (16), o con broccoli y queso de cabra (14); penne rigate a la pomodora basílica con hortalizas y grana padano (13)... Los postres también son complejos y llamativos, para acompañar con vinos dulces. La happy hour –de 18 a 21– se consagra a los vinos exclusivamente, especialmente a los de bodegas boutique, con unos treinta por copa (5 a 20). En la carta grande hay unos trecientos, del país y extranjeros. Degustaciones sin cargo, por reserva. Desayunos varios.

  • Precios del 10 de mayo último
  • Ficha

    Nombre: Winery

    Dirección: Avda. del Libertador 500, y 9 de Julio

    Teléfonos: 4325-5200

    Especialidad: snacks y cocina de autor

    Horario: 8.30 a 0; cierra domingos

    Tarjetas: principales

    Otros: vigilancia

    Cubiertos: 45

    Ambiente: * * * *

    Atención: * * *

    Cocina: * * *

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.