Suscriptor digital

XMEN

El próximo jueves llegan a los cines porteños los superhéroes mutantes que en los años 60 revolucionaron la historieta norteamericana
(0)
20 de agosto de 2000  

Corrían los agitados años sesenta cuando a Stan Lee, editor, escritor y director de arte de Marvel Cómics, se le ocurrió el argumento de una nueva historieta que cosecharía miles de fanáticos alrededor del mundo. Inspirado por los movimientos de derechos civiles en esos Estados Unidos afectados por los prejuicios raciales y la Guerra Fría, Stan Lee creó a los X-Men (u Hombres-X, como se los conocerá en nuestro país), un equipo de superhéroes mutantes. Tanto los superhéroes como los antagónicos supervillanos representan el siguiente eslabón de la cadena evolutiva. Cada uno nació con una mutación genética que se manifestó en la forma de extraordinarios poderes: los ojos de Cíclope despiden rayos capaces de atravesar montañas, Jean Grey domina la telequinesis, Tormenta manipula el clima, Xavier es el más poderoso telépata del mundo, Pícara absorbe los poderes de aquel al que toque y Guepardo-Logan cura toda enfermedad y tiene garras de diamante retráctiles. Los malos tampoco se quedan atrás, ya que Mística puede metamorfosearse, Sapo (Ray Park, el Darth Maul de la última Star Wars) da grandes saltos y tiene una lengua kilométrica y mortal, y Diente de Sable y Magneto (Sir Ian McKellen)... bueno, sus nombres lo dicen casi todo.

A 38 años de su nacimiento, los Hombres-X se convirtieron, con la dirección de Bryan Singer, en uno de los megaéxitos cinematográficos de las vacaciones de verano norteamericanas y llegarán a nuestro país este jueves para intentar repetir la hazaña. Cada uno de los poderes especiales de estos héroes conlleva una flaqueza: Xavier es inválido, Rogue no puede tener ningún tipo de intimidad, nunca podrá tomarse de la mano con su novio ni cargar a un bebe en sus brazos, por ejemplo.

Todo parece indicar que el desembarco de los Hombres-X en nuestro país será una de las grandes sensaciones del año.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?