Y sentí que estaba grande

(0)
23 de diciembre de 2009  • 12:00

Anoche fue la cena de fin de año del programa de radio. Fuimos todos. Locutor, editor, productores, columnistas… Buenísimo. El único inconveniente fue que la mesa era larga y finita. Sumado a un bullicio de restaurante, insoportable. Había que gritar para que te escucharan. De ahí fuimos a tomar un helado.

Adivinen. Mesa larga y finita. Hice un chiste/reclamo que fue: "Che, para eso es preferible hacer un sorteo, con quién te toca ir a cenar del staff y punto, si podemos hablar sólo con una persona."

Nadie me dio bola. Me sentí mi abuela pensando "no se puede conversar con este batifondo".

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.