Ballet beautiful: un placer

La nueva tendencia en fitness es tomar clases de ballet sin ser bailarina. Se puede empezar de grande a practicar danza clásica, como una forma de esquivar el gimnasio y estilizar la figura. Un entrenamiento completo, con grandes beneficios… ¡y muy gratificante!
María Paula Zacharías
(0)
1 de agosto de 2013  

¿Qué es? Ballet beautiful combina ballet y fitness en un entrenamiento basado en la danza clásica. Así, mujeres que nunca se pusieron el tutú practican con zapatillas de media punta un ejercicio que modela el cuerpo, estiliza, corrige la postura y ayuda a la autoestima, con la delicadeza de movimientos que impone la disciplina más romántica.

Origen

Creado por la ex bailarina Mary Helen Bowers en Nueva York, tiene por alumnas a Liv Tyler, Miranda Kerry, Natalie Portman, a quien entrenó para la película El Cisne Negro . Tras diez años como bailarina en el New York City Ballet, Bowers creó un programa para mantener su figura mientras se recuperaba de una lesión. Su rutina tuvo tanto éxito que dejó los escenarios para poner una escuela y publicó un libro, Ballet beautiful . Promete transformar el cuerpo y ganar la fuerza, la gracia y la concentración de una bailarina de ballet. En su página Web pueden comprarse sus DVD o tomar clases en su gimnasio online , www.balletbeautiful.com , para practicar su método específico.

Versión local

Las escuelas de danza clásica tradicionales ofrecen en Buenos Aires desde hace algunos años la práctica de ballet para adultos principiantes. Los estudios de Ana Deutsch y Olga Ferri (donde se formaron Paloma Herrera y las principales bailarinas del país) ofrecen desde hace años clases para neófitos, aunque en los últimos tres años notan un aumento de interesados.

Beneficios

El ballet ayuda a tonificar, esculpir el cuerpo, elongar los músculos y mejorar la postura. Bowers asegura que se queman 400 calorías por clase. "Estiliza, pero sobre todo hace bien al alma, cambia la energía. Las piernas se van formando, las manos chuecas se enderezan, los pataduras se aflojan... La clase de danza es muy completa porque se trabaja desde la cabeza hasta la punta del dedo gordo. Ayuda a la memoria, a pensar, a coordinar", enumera Luciana Narduzzi, bailarina que dicta ese curso en el estudio de Ferri. "El objetivo es lograr un alineamiento correcto de la columna vertebral, flexibilización de las articulaciones, tonicidad muscular, correcto apoyo de la planta de los pies, conciencia del cuerpo como una totalidad desde la que el movimiento fluye del centro a la periferia, uso adecuado de la fuerza, adquisición paulatina de la destreza, velocidad y ritmo del cuerpo en relación al espacio", detalla Deutsch.

Público

No se trata de entrenamiento para bailarines profesionales, sino una adaptación para adultos que nunca en su vida bailaron ni el vals. "Vienen a clase mujeres de entre 25 y 60 años, aunque no hay límite de edad. Maestras, oficinistas, gente que nunca bailó, pero que siempre quiso hacerlo o que encuentra en esta rutina muchas ventajas", dice Narduzzi. "Disfrutan los beneficios de esta técnica y de la estética que estos movimientos proponen, así como su rutina", apunta Deutsch.

Las clases

Duran una hora y media y no hace falta ir con look de bailarina completo desde el principio. Pelo atado, ropa cómoda y, eso sí, zapatillas de media punta. Comienzan con un calentamiento, tienen trabajo en la barra, elongación, abdominales, ejercicios en el suelo y terminan con una minicoreografía. "Es un desafío a la paciencia, porque al principio cuesta. Lleva varias clases adaptarse, no hay que frustrarse. Se mueven partes del cuerpo olvidadas. Pero a medida en que se ven los logros, las satisfacciones son increíbles", asegura Narduzzi. "La evolución se ve en el paulatino dominio del cuerpo tanto como en el despertar la capacidad sensible y emocional que se puede desplegar por medio del movimiento", indica Deutsch.

Dónde

Lunes, miércoles y viernes, a las 19, en el estudio de Olga Ferri, Marcelo T. de Alvear 1435 (4811-6298). Lunes y miércoles, a las 14, en el estudio de Ana Deutsch, Ciudad de La Paz 127 (4774-1339). Lunes y miércoles, a las 10, hay un nivel intermedio en el estudio de Margarita Fernández, Tucumán 810, 1er. piso (4328-9317). En todos los casos, el costo de una vez por semana es de $ 250; dos,$ 350, y tres, $ 450. En el estudio de Beatriz Best, en Acassuso (4792-4754), las clases son los martes, a las 9.30, y valen $ 80 cada una.

La experiencia de una clase

"Martes, 9.30, me presento a mi primera clase de gym dance, ballet beautiful o como quiera que le llamen. Es en el mismo estudio de danzas donde asiste mi hija a kinder dance, el de Beatriz Best, en Acassuso, donde se formaron bailarinas del Colón y generaciones de profesionales exitosas. No es mi caso, ni por asomo. Sólo con la seguridad de la elongación de mis años en yoga me acerco a tomar una clase en medias, por no profanar mi frustración infantil calzándome zapatillas de media punta por primera vez a los 35. Mis compañeras son mujeres de mediana edad, en su mayoría. Como Claudia Nieto, directora de un banco, que hizo danzas de los 4 a los 17 y hace más de cinco años rehúye dignamente del gimnasio. Ahí estoy tomada de la barra, haciendo primera, segunda..., pasando los cambios, hasta que me aflojo y levanto el brazo, lo arqueo, giro la cabeza, ¡espalda derecha!, me corrige Beatriz. De la barra pasamos a una pequeña coreografía de jazz: I've got you under my skin, y ya me creo Liza Minnelli. Después viene lo duro: de vuelta a la barra y a sudar. Me faltan los abdominales y el trabajo con elásticos al estilo pilates. Ya para el final entiendo los códigos (demi plié, relevé). Primero viene la captación, segundo la fijación y después, el disfrute, me anima Beatriz. En la relajación con meditación guiada me siento flotar. Me doy cuenta de que mañana me va a doler todo el cuerpo. Pero la próxima voy a ir con zapatillas de baile."

  • "La danza no es sólo la transmisión de una técnica, sino también la de un impulso vital profundo"

    Isadora Duncan
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.