Negro y blanco

Sin restricciones, los dos tonos más contrastantes del guardarropas hacen su juego de invierno. Cuadros, círculos, rayas y rombos componen estilos con reminiscencias de los años 60, que recuerdan a Mary Quant y el futurismo de Courrèges
(0)
26 de febrero de 2004  

Ya avanzan las tendencias del invierno 2004. Y la combinación de negro y blanco, los dos tonos más opuestos del guardarropas, se perfila como una de las propuestas más fuertes de la temporada.

Con inspiración en los años 60, con algo del futurismo de Courrèges y de Mary Quant, tapados de tweed, pantalones tizados o a cuadros, remeras con juegos ópticos, suéteres con rombos y vestidos tipo jumper, en asociaciones libres y superactuales, aptas para todas las edades.

Lo ideal es combinar, sin reglas, rayas, cuadros, círculos y estampados ópticos. La única consigna, disfrutar de la moda y divertirse.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.