Pasó, pasa, pasará

(0)
28 de mayo de 2009  

RICKISIMO II. En la flamante boutique del Dot Baires Shopping, un cóctel para lanzar, con todos los flashes, Sarkany Deluxe, segundo perfume del empresario multirrubro Ricky Sarkany. Una fórmula hiperfashion, desarrollada junto con Givaudan: síntesis de naranja, mandarina, bergamota y flores blancas, con base de patchouli, vainilla y vetiver, pensado para mujeres modernas. "Para nosotros que hacemos productos que se tocan, se prueban, se llevan, se guardan, se vuelven a usar, se añejan, es un desafío transmitir ese estilo a una fragancia... Pero con Sarkany Deluxe lo he logrado." La caja y el frasco replican a su modo las tachas plateadas sobre fondo negro que son una especie de rúbrica de la colección 2009 de Sarkany. Como siempre, Ricky sonreía y saludaba sin respiro a clientes, figuras del espectáculo, fotógrafos y periodistas. Se presenta en un prisma transparente con el tapón plateado, cruzado por una franja de gamuza negra con tachas, la fragancia tiene una presentación exclusiva de 100 ml y se cotiza a $ 130.

***

MIL MARAVILLAS. Sedas italianas, encajes franceses y botones de nácar antiguo. En El Camarín, en la galería Alvear Promenade, hay ropa artesanal y vintage, que como las herencias familiares son tesoros en un vestidor. Yanina Solnicki presentó con un desfile en el café de la galería una colección salida de sus sueños y creada a partir de la búsqueda de anticuaria apasionada por géneros y puntillas de 1900. Los rastrea por Nueva York, París y Londres, y los incorpora reciclados a sus diseños. Todo confluye en una propuesta de piezas únicas, que sorprende por lo homogénea, pese a la distancia en tiempo y espacio de sus orígenes. Solnicki fantaseaba con ser bailarina y vivir entre tules. Pero estudió Medicina y recién hace un año cumplió su vocación de ir detrás de sedas y encajes para dar carácter a blusas y vestidos atemporales. Se llevan con polleras de paño con bordados y tapados escoceses. Muchos brillos y transparencias en vestidos cortos, retro y delicados para noche. "A veces creo que es ropa mía de otra vida, porque sale a mi encuentro. Una vez golpeé una ventana en París porque se veía una linda puntilla y adentro una mujer oriental me vendió mil maravillas", cuenta. Incluso incorporó un tutú del Teatro Colón, usado alguna vez para El lago de los cisnes.

***

VESTITE Y DIVERTITE. Con tragos y un minirrecital de Débora del Corral, los creadores de De La Ostia dieron la bienvenida a quienes se acercaron a festejar la inauguración del nuevo local de la marca en el Paseo Alcorta. A unos metros, en percheros, sastrería rigurosa, shorts de seda, camisas victorianas, pantalones militares, catsuits y más... Entre los invitados, modelos varias (Yésica Toscanini, Geraldine Neuman, Pía Slapka y Zaira Nara) y el fotógrafo Urko Suaya, convocado para una campaña particular: fotografiar chicas comunes con una cámara pocket. No es casual. Este especialista tiene dos libros con imágenes captadas así. "Me permite más conexión con mayor rapidez y las fotos son más realistas, más espontáneas", cuenta. Para la ocasión eligió 647, restó de San Telmo, en el que Sophia Blaquier, Agustina Domínguez Alzaga, María Lee, Madeleine Pacheco y Nieves Zuberbühler recrearon una situación nocturna de encuentro entre amigas. Todas, presentes en el festejo. "Con esta apertura comenzamos nuestro plan de conquista de más mujeres que, como las seguidoras de esta marca, se diviertan al vestirse. Y elijan algunas veces diseños clásicos y otras t-shirts con inscripciones irreverentes", apunta Paula Traverso, dueña de la marca. El primer paso ya está dado.

***

DE LOS 40 y 50. Cita en un salón de estilo francés en la calle Posadas para ver la colección de Raffaele Borriello, diseñador italiano que después de transitar los salones de Balmain, Gucci, Sonia Rykiel y Saint-Laurent vino a presentar su marca Requiem, con vectores de los años 40 y 50. Colores: blanco y negro, con aportes de amarillos, ocres, rosa viejo y oro. Mangas con copa, volados con vivos a contratono, o una sola manga globo que se replica en la falda con llegada puntual a la rodilla. Una blusa de gasa negra pasa adherida al torso shockeado por una pechera blanca muy black tie. Polleras negras, globo, con cinturas importantes y estructuradas o aseguradas por cinturones con rango de faja. La petit robe noir llega con alforzas, volados y plisados. La noche, con modelos inobjetables en muselina, gaza y shantung. Simona Martínez sumó el estilismo y el desfile salió redondo. La idea de Borriello es venir de vez en cuando, hacer una presentación y vender sus diseños. No tiene sucursal en Buenos Aires; www.maisonrequiem.com

***

AMOR. Cartier invitó a desayunar en La Colección, frente al Museo Fortabat, para anunciar la cuarta edición del Love Day en junio próximo, esta vez en alianza con la Fundación Alas que promueve políticas públicas integrales de desarrollo infantil temprano. Es que Cartier prevé donar el 10% de las ventas de su colección Love que se hagan durante todo el mes en las boutiques de Buenos Aires, Bogotá, Panamá, Guayaquil y Puerto Rico. La Fundación Alas eligió como beneficiario a Operación Sonrisa, orientada a mejorar la calidad de vida de los chicos con problemas faciales en más de 13 países latinoamericanos. La vedette de la serie es el brazalete Love, que requiere dos personas para colocarlo, cuesta 600 dólares y no se vende por Internet.

***

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.