Por unas pocas libras

En el Reino Unido, una cadena de tiendas hace posible vestirse por pocas monedas; un oasis de consumo para turistas con bajo presupuesto
Gabriela Cicero
(0)
31 de diciembre de 2009  

LONDRES.- Que la ciudad del Big Ben es una de las más caras del mundo no hay dudas. Pero que al mismo tiempo albergue oasis de compras a bajo costo es una de sus máximas sorpresas. Especialmente para el que va preparado a ver vidrieras y se encuentra de regreso, sin darse cuenta, con la valija llena.

Si bien hay que multiplicar por el escalofriante seis y pico, con un par de libras es posible obtener una prenda original. Es que los londinenses tienen la posibilidad de vestirse por pocas monedas. Y no estamos hablando de mercados callejeros, ropa usada ni imitaciones. Se trata de grandes tiendas, competitivas, que además de económicas liquidan en el verdadero sentido de la palabra.

Sobre Oxford Street, a metros de la estación de subte Marble Arch, se respira el clima del consumo febril de Primark. La gente sale cargada con muchas bolsas como del supermercado. Puertas adentro: filas de percheros en todas las direcciones y un mundo de gente revisando y probándose de todo como puede con tal de evitar el probador. Claro, con precios tan tentadores que parten desde las 2 libras ($ 12), la fila promedia en 50 personas, a toda hora. Previsoras, las más jóvenes van preparadas con tops adherentes, para probarse de todo frente a cualquier espejo de la tienda. Algunas casi arman un campamento y después queda un desparramo de zapatos sin su par, pashminas, cinturones y más cosas por el camino que ni los repositores dan abasto para ordenar.

Algunos precios dan cuenta por qué Primark es el lugar irresistible para comprar. Hay botas y sandalias por 20 libras ( $ 122), remeras con brillos por 8 ($ 50), pijamas de frisa con estampas de ositos Teddy por 5 ($ 30), camperas rockeras de cuero sintético por 15 ($ 92). Y si un modelo un día costaba determinado precio, y si al día siguiente queda poco stock, es muy probable que cueste la mitad. Prácticamente, un regalo.

La filosofía de esta empresa es Look good, pay less (Luzca bien, pague menos), y aseguran desde su Web ( www.primark.co.uk ) que lo hacen respetando los derechos de los trabajadores y el cuidado del medio ambiente. Y hay algo de lo que se enorgullecen, que también representa un ahorro de dinero: no necesitan hacer anuncios. Los productos se venden solos.

Su origen es irlandés, donde tiene 38 locales, pero es en el Reino Unido donde más vende, con 138 locales. Incluso tuvo aperturas en otros países, como Portugal, España y los Países Bajos. Sus grandes volúmenes de compras son atendidos por 400 proveedores en 16 países, y calculan que contribuyen a dar trabajo a más de 700.000 personas.

Para multitudes

Junto con Primark, aunque ya no tan económicas, son varias las cadenas que se disputan a las fashionistas que están a la caza de la novedad. En Oxford Circus se enfrentan literalmente las grandes tiendas: Topshop, Zara y H&M.

Circular por esas esquinas -Regent St, Oxford St, Bond St y Portland Pl-, en la hora pico, puede ser una pesadilla: una marea humana conduce a cualquier parte, menos adonde uno quiere. Hasta se puede terminar cruzando la calle, sin querer, con gente de todas partes del mundo, de diferentes razas, religiones y tribus urbanas, donde conviven la campera con tachas, el sari, el turbante y el saco a cuadros. Pero ya tomaron medidas que alivien el caos.

Se acaba de inaugurar un cruce peatonal en x para que se pueda llegar directamente a la diagonal, sin necesidad de tocar la vereda de enfrente. La idea está inspirada en el cruce de la calle Shibuya en Tokio y los peatones tienen tiempo de cruzar en 30 segundos. Se estima que en el rush circulan por el lugar unos 32.000 peatones por hora, entre personas en tránsito, de compras y turistas, y 1200 vehículos en la hora pico.

Son metros que valen oro para estas tiendas de varios pisos siempre a pleno. Topshop, la jugadora local, invita con la imagen de la vendedora y polémica modelo Kate Moss, que sigue diseñando líneas especiales todas las temporadas y ahora acaba de relanzar su línea de lencería con camisones de estilo oriental. La cadena es la más jugada de todas en cuanto a diseños y los precios son razonables. Hay remeras por 10 libras ($ 61), vestidos por 30 ($ 183), jeans por 40 ($ 243). Y siempre hay novedades, ya que ingresan cientos de modelos nuevos por semana.

La sueca H&M es otra gran tentación y un poco más clásica en cuanto a las tendencias. Tiene buenas terminaciones y siempre dispone de un sector con grandes descuentos. Se consiguen prendas muy interesantes a partir de las 15 libras ($ 91). La española Zara también pelea el mercado con calidad y últimas tendencias de las pasarelas. Igual que H&M tiene unas cuantas sucursales por toda la ciudad.

Al aire libre también es posible encontrar buenas oportunidades o prendas vintage, como feria los fines de semana en Portobello Road, Notting Hill o el mercado de Camden. Otro lugar que vale la pena recorrer son las tiendas de Kilburn Road, de diseño independiente, bien acompañadas por música en vivo y gastronomía de diferentes colectividades. Ir de compras en Londres resulta un verdadero placer. Sea donde sea, porque cada barrio tiene su encanto, su identidad, y sus tiendas combinan como nadie lo clásico con lo rupturista.

Compras online

Actualmente, Zara planifica lanzar su sitio de ventas online a partir de 2010 y H&M seguirá el mismo camino. La competencia ahora subirá a Internet.

Una buena solución para los viajeros de negocios o aquellos que van con los días contados y quieren llevar un recuerdo. Desde cualquier lugar del mundo uno puede comprar, pagar y hacer el envío directamente al hotel. Una práctica cada vez más habitual entre los viajeros, que en lugar de ir de aquí para allá cumpliendo con pedidos pueden recibir todo directamente en la habitación, mientras la familia o los amigos compran desde miles de kilómetros.

Los productos se pueden ver con lupa, en toda la gama de colores y de talles. Algunos sitios en Internet pueden facilitar las compras con precios bajos, ya que el comercio online allí está muy difundido.

Algunos sitios para hacer compras online:

  • www.bizrate.co.uk
  • www.topshop.com
  • www.frenchconnection.com
  • www.misselfridge.com
  • www.urbanoutfitters.co.uk
  • www.karenmillen.com
  • ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.