Ropa de aventura

Su compromiso con el medio ambiente y el conservacionismo
(0)
19 de enero de 2006  

¿Por qué esperar a la tercera para que sea la vencida? Tal vez la segunda puede ser la definitiva. Al menos eso podría decirse de Patagonia, la marca de ropa para el tiempo libre, que después de cinco años de ausencia en la Argentina volvió para quedarse. El nuevo local de Suipacha y Arenales abrió sus puertas recientemente y se suma a los más de cuarenta que hay alrededor del mundo. Icono de indumentaria outdoor (trekking, ski, aventura, montañismo, etcétera.) en la década del 90, la firma regresa hoy -aprovechando el crecimiento económico- de la mano de Raúl Costa, representante de la marca en el país.

Entusiasmado, en el nuevo local, Costa habló sobre los avances en calidad, diseño y tecnología, el mercado argentino y proyectos de expansión de Patagonia segunda vuelta.

-¿Por qué se fueron de la Argentina?

-La presencia anterior era una sociedad argentina que tenía un contrato de distribución de Patagonia. En 2001, cuando vino la crisis, se disolvió esa sociedad y se cortó el negocio porque eran productos importados, motivos obvios. Ahora se rearma la empresa, pero directamente de Estados Unidos: esto es una sucursal americana.

-¿El motivo del regreso?

-Independientemente de que se hayan dado las condiciones comerciales, el dueño de Patagonia, Ivon Chouinard, siente un vínculo muy grande con este país. La marca se llama Patagonia, por lo tanto, tiene que estar acá.

-¿Cómo ven los clientes este regreso?

-No estuvimos durante cinco años y yo nunca vi a nadie tan contento. Un cliente entró al local y se emocionó, otro llamó desde el interior para preguntarnos cuándo abríamos para venir a comprar ropa, de todo. Son cosas que tienen un carisma o un halo que hacen que vos cargues con experiencias al producto.

-¿Qué se mantuvo de la marca y qué cambios se introdujeron?

-Ante todo, lo que perdura es la excelente calidad. En cuanto a lo nuevo, se puede mencionar las telas -que son cada vez más livianas y más resistentes- y el diseño de la ropa. Acá van a encontrar gran diversidad de productos para todas las actividades. Hay cosas que los clientes de Patagonia están acostumbrados a ver; las vieron siempre. Y otras que te hacen decir: ¡A la flauta, qué colifa es este producto! Patagonia está cambiando y desarrollando cosas nuevas.

-¿Cuáles son los conceptos que quieren transmitir a través de los diseños?

-El de conservacionismo como principal concepto. Es decir, que está el consumismo ligado directamente con el anticonsumismo. ¿Por qué? Porque el producto dura tanto que uno no tiene que volver a comprar.

-¿Proyectos de expansión?

-Sí, hay proyectos. Primero haremos base acá, y si las cosas van bien abriremos otro local en Buenos Aires, uno en Bariloche y dos más en ciudades del interior. Patagonia siempre estuvo asociada con ropa de invierno, de ski. Lo que nos falta es que la gente se entere de que no es solamente eso: que sepa que hay cosas de verano.

-¿Importan todos los productos?

-Sí. La ropa de Patagonia se hace en muchos lugares del mundo. Acá todavía no. Yo creo que en algún momento vamos a tener que hacer algo en la Argentina.

-La marca tiene un compromiso con el medio ambiente...

-Este concepto de conservacionismo no sólo está vinculado con la calidad de la ropa, sino también con la preservación del medio ambiente. Es que Patagonia subvenciona a gran cantidad de organizaciones medioambientalistas. Prueba de ello son los más de 1.500.000 de dólares que la marca destinó a diferentes instituciones en menos de un año.

-¿Cómo son los procesos de producción de la ropa?

-La marca ha logrado fusionar, además, el afán por la preservación del medio ambiente con la producción de la ropa. ¿Cómo? Con la utilización del algodón orgánico, que no utiliza semillas manipuladas genéticamente, construye suelos más fértiles, no necesita herbicidas ni agentes químicos. Desde 1996, Patagonia usa este tipo de algodón para la línea sportwear.

-¿Qué consecuencia tiene para la marca en el nivel comercial el hecho de colaborar con causas en favor del medio ambiente?

-Probablemente sean positivas. La gente lo apoya. Sin embargo, Patagonia no hace esto en busca de un beneficio comercial: el concepto de conservacionista en el caso de esta marca es de un conservacionismo a ultranza.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.