Y todo sigue igual que antes, con algunas quejas más

Las promociones con tarjetas dividen las aguas, pero algunos vendedores se quejan
(0)
10 de diciembre de 2009  

Ya sobre Navidad y Año Nuevo, con un clima festivo a media máquina (el humor general no es el mejor, por cierto), las promociones con tarjetas siguen tal cual todos estos meses sin que nada muy sustancial se haya modificado por el acuerdo informal que 60 marcas líderes firmaron para ponerles coto a las rebajas a perpetuidad a partir del primero de este mes. Modalidad que arrancó el año último por la crisis y siguió viaje sin que nadie sepa cómo ni cuándo concluirá, sobre todo ahora que las autoridades salieron a impulsarla.

Esta suerte de ley de rebajas, que algunos empresarios del sector consideran disparatada ("no hay país en el mundo en el que la moda ni ningún otro rubro vivan con descuentos permanentes", precisan), ha dado lugar también a la trampa o a lo que se sospecha lo es: que antes de lanzarse al ruedo, o incluso ya estando en él, los precios de la moda se incrementen en porcentajes semejantes a los de las rebajas que luego se les aplicarán, cuestión de equilibrar los tantos.

Algunos lo reconocen, otros no, y hay quienes se muestran satisfechos con esta dinámica de promociones, al observar que lo que se pierde por los descuentos se compensa por los volúmenes de venta, que se han incrementado de manera notable.

Fuera de juego quedan los que pagan en efectivo y ya no tienen el 10% de bonificación, y los vendedores de locales a la calle donde las promociones son esporádicas o inexistentes, que pierden venta, comisiones e incluso tiempo. El colmo de los colmos serían esos negocios con clientela de años, donde sus vendedores tiemblan cada vez que ven aparecer a una compradora de toda la vida cargada de bolsas. Resulta que el miércoles o el jueves promocionales fue al shopping indicado y como no tenía tiempo ni ganas de probarse adquirió a ciegas por una cifra importante. Ahora, con calma, visita su negocio de confianza para cambiar todo y llevarse buena parte del perchero del local, sin generarle un peso de ganancia a quien la atiende. Tampoco es justo.

cacevedo@lanacion.com.ar

http://www.twitter.com/caracevedo

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Moda y belleza

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.