24 de marzo, veinticinco años después