Miniaturas. A pesar de todo, todavía se puede festejar