Adrenalina

.
. Fuente: AFP - Crédito: Susana Vera
(0)
30 de octubre de 2019  

Mong Kok, Hong Kong.- Los dos planos crean la ilusión de estar ante imágenes escindidas. Por un lado, los dos hombres vestidos de civil se sorprenden ante lo que ven, pero no lo suficiente como para no sostener la cámara en un stick y hacer la foto que ilustre el momento que están viviendo. Es más: es evidente que es tal el afán por lograr la imagen que no desisten de retratar la escena, cuando en realidad deberían huir sin el recuerdo pertinente. Por el otro, avanzan dos policías antimotines a cargo de sofocar los disturbios en el distrito de Mong Kok, en Hong Kong. Su misión es atrapar agitadores, y más que satisfechos estarían de sumar dos más a los ya capturados. Por supuesto que los planos solo están divididos visualmente. Y por eso el riesgo que corren los retratistas remite a otra escisión: aquella que indica cuándo debe primar el sentido común por sobre la cautivante adrenalina, que tienta siempre a desafiarlo.

Edición fotográfica a cargo de Dante Cosenza

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.