Editorial II. Agresión a la fauna aborigen