Editorial II. Armas: que se conozca toda la verdad