Cambian títulos de piezas clásicas de un museo holandés por discriminatorios