Carta de lectores

(0)
13 de enero de 2014  

Los que mienten

El jefe de Gabinete expresó que quieren saber quién miente. Le digo: miente el Indec cuando publica el índice de inflación, miente el ministro De Vido cuando asigna culpas por los cortes de luz, miente Randazzo cuando asigna culpas por los choques de trenes, miente Rossi cuando dice que el Ejército no hace inteligencia externa. Miente Echegaray cuando relata su viaje a Brasil. Miente la Presidenta cuando dice que le importa el pueblo y baila en fiestas mientras el caos ya dejaba más de una decena de muertos. Hay tiene una primera lista de mentirosos.

Fernando Braconi

braconifernando@gmail.com

El general Roca

Nuevamente cuestionan al general Roca. ¿Por qué no se dice también que mientras avanzaban las tropas se hacían las instalaciones del telégrafo, que iban acompañadas de maestros para educar y curas para evangelizar? ¿Por qué muchas veces no se recuerda que los mapuches (chilenos) exterminaron a los tehuelches (pueblo originario) y que realizaban robos, entre ellos de ganado, que a las mujeres les cortaban las plantas de los pies para que no pudieran escapar, y que se llevaban todo tras la cordillera? Entendamos que la conquista del desierto fue desarrollada por un ejército colonizador, no conquistador. Gracias al sacrificio de tantos podemos decir que la Patagonia es argentina.

Nicanor E. Sosa Quintana

DNI 4.091.831

Cortes de luz

Ante la confusión instalada por funcionarios oficiales acerca de la responsabilidad de los cortes de luz el refranero popular sabiamente dice: "La culpa no es del chancho sino del que le da de comer". En el contrato social la sociedad deja en manos del Estado y su gobierno la administración de los recursos aportados por los ciudadanos. Por lo tanto, no nos pueden contar que las distribuidoras ahora no cumplen los contratos, por cuanto el responsable de haber advertido y sancionado el incumplimiento en tiempo y forma es el Gobierno. Es una función delegada por la ciudadanía.

Alfredo Magni

DNI 4.091.171

Lo habitual

El mes pasado se conoció el anteproyecto de reforma del Código Penal. Para su reforma se convocó a una comisión que estuvo presidida por el doctor Zaffaroni. El anteproyecto está imbuido del mal llamado garantismo que, en algunos casos (por ejemplo, la eliminación de la reincidencia), contraría hasta el más evidente sentido común. Tal vez, para aclarar un poco la confusión de esta doctrina, nos sirva recordar lo que el mismo Zaffaroni reflexionó en el Congreso cuando se le preguntó por su desempeño como juez en el pasado (entre otras cosas juró su cargo por el "Estatuto del Proceso de Reorganización Nacional"). En la respuesta a la pregunta número 81 Zaffaroni dijo lo que ocurría en ese momento: "Estábamos habituados a ver como normal lo que es anormal".

Aplicando estas palabras al presente y, particularmente, al anteproyecto de reforma del Código Penal, no quedan dudas de que resulta del todo anormal un sistema jurídico que, de una u otra forma, pone a los victimarios por sobre las víctimas. Está claro que, tarde o temprano, un sistema así naturalmente caerá. Lo lamentable es que en el transcurso de ese tiempo somos espectadores pasivos e impotentes de todas las víctimas que esta ideología va dejando en el camino, sin que ello pueda conmover a legisladores, jueces ni autoridades ejecutivas. De nada sirven los falsos debates que se proponen "mano dura versus garantismo", el rumbo debería ser justicia y no venganza, justicia y no ideologías.

Tal vez, al final de ese período de tiempo que tarde en caer este sistema se le pida explicaciones a los responsables de esta ideología y, no exentos de cinismo, nos respondan: "Estábamos habituados a ver como normal lo que era anormal".

Jorge Ocantos

DNI 26.281.782

Persecución

Motiva la presente una toma de conciencia acerca de los hechos que actualmente están aconteciendo y que involucra a trabajadores de las fuerzas de seguridad entre los años 1976 y 1983. En función de las actividades que desarrollaron, propias de sus tareas y por lo tanto lícitas, son ahora incriminados como autores intelectuales y responsables de delitos de lesa humanidad, tomando como fundamento indicios y manifestaciones genéricas, sin existir acusaciones concretas. Actualmente, las cárceles están colmadas con personas bajo el rótulo de delitos de lesa humanidad, producto de una persecución desmedida y sin respetar los principios de inocencia que rigen para todo ciudadano argentino, conforme lo dispone nuestra Carta Magna.

So pretexto de reivindicar los derechos humanos, se están violando otros derechos humanos y constitucionales, con respecto a aquellos trabajadores de las fuerzas de seguridad en la referida época.

Cecilia Juárez

DNI 22.100.274

Gesto

Elpidio González (1875-1951) se ?desempeñó como ministro de Guerra de la Nación entre 1916 y 1918 y luego como vicepresidente entre 1922 y 1928. Dedicó toda su vida a la política y rehusó recibir la pensión que le correspondía por haberse desempeñado en ese alto cargo, fruto de una pensión de privilegio, manifestando que "mientras tuviera dos manos para trabajar no necesitaba recibirla". Falleció en la pobreza. Esta pequeña historia me vino a la memoria al leer que el legislador porteño Gustavo Vera, presidente de la ONG La Alameda, que combate el trabajo esclavo, la prostitución y la trata de personas, anunció que donará parte del sueldo que había cobrado a los familiares de la tragedia de Once.

A quien le quepa el sayo, que se lo ponga.

Víctor J. Cordovero

DNI 4.407.258

Males de la ciudad

Tenemos el Metrobus, pero la mayoría de los colectivos carecen de aire acondicionado, lo mismo que el subterráneo y sus estaciones, cuyas escaleras mecánicas no siempre funcionan. El estacionamiento subterráneo para las combis carece también de aire acondicionado o ventilación adecuada, con lo cual el recinto alcanza altísimas temperaturas, casi inhumanas. Tenemos paradas de Metrobus con Wi-Fi, pero los teléfonos de línea no funcionan. Antes de haberla convertido en una ciudad en la que muchos se ven obligados a caminar (por supuesto, sin haber tenido en cuenta a aquellos que no lo pueden hacer) deberían haberse preocupado de que todo funcionara correctamente, sin colmarla de contenedores de basura con olores nauseabundos que gozan de carril exclusivo y obstaculizan el tránsito en las bicisendas. Sólo parece importante en Buenos Aires plantar "agapantos" y recoger las hojas secas o papelitos entre las plantas. Debería haber el mismo ahínco para ver que las veredas estén sanas, carezcan de basura y sean transitables por los discapacitados.

Margarita Seiler

DNI 6.254.465

Escudo de la UAR

Remití a la Presidencia de la Unión Argentina de Rugby una carta sobre la creación del nuevo escudo de la institución, tras ser informado de ello en la edición del 19 de diciembre del diario. El escudo identifica en particular al equipo selección nacional, los Pumas. Considero que los escudos, aún los actuales, no son simples diseños decorativos, sino que tienen tradición y reglas heráldicas, que no se han tenido en cuenta en este caso, según lo explico en la carta y que, por otra parte, una estricta interpretación de sus características, lejos de enorgullecer a los amantes de ese deporte, sería verdaderamente deplorable y contraria al espíritu que domina al equipo.

Me guía exclusivamente el propósito de defender el prestigio de la institución y de sus representantes en los campos de juego.

Agustín R. Aramburú

DNI 4.476.497

Velocidad excesiva

En la zona que separa Devoto, Villa Real y Monte Castro se vive un estado de inseguridad vial constante. Los excesos de velocidad son corrientes y no faltan las picadas. Cabe resaltar que la avenida Lope de Vega, en las veinte cuadras que separan General Paz de Juan B. Justo, ya cuenta con dos estrellas amarillas por delitos de tránsito. Esa avenida es una ruta directa a estas dos salidas rápidas, a lo que se suma la amplitud de calles como Arregui, una "cultura fierrera" (el barrio abriga numerosas casas de repuestos para autos y un colegio técnico con especialidad en automotores) y la proverbial falta de controles de tránsito.

Si el GCBA pusiera controles de tránsito sobre Lope de Vega, sobre todo los fines de semana, recaudaría una buena cantidad de dinero por infracciones por exceso de velocidad, la cual podría, además, invertir en algunos lomos de burro. Ojalá en este caso el gobierno actúe proactivamente y no espere a reaccionar ante más desgracias.

Lucas Cesoni

DNI 32.263.350

Agencia de PAM

A principio de diciembre, concurrí a la agencia de PAMI, en Monte Grande, para realizar un trámite. En el tiempo que esperé para ser atendida pude observar que, a diferencia de lo que había experimentado en otras dependencias públicas, las personas que me precedían eran atendidas con corrección. La empleada que atendía el mostrador era solícita con los ancianos; incluso observé cómo se comunicó con un hospital para solucionar el problema de una señora que no había sido atendida. A tal punto llamó mi atención el caso que pregunté el nombre de la "empleada" y me enteré no sólo de que se llamaba Silvia Leporace, sino que se trataba de una de las principales funcionarias de la agencia. Posteriormente fui atendida por la doctora Grouman, quien me asesoró con esmero sobre el trámite que debía realizar.

Muchas veces nos quejamos con razón por el destrato que recibimos los jubilados, pero en esta oportunidad consideré justo enviar esta carta para felicitar públicamente a personas que cumplen con el rol de servidores públicos.

Elisa Estrup

DNI 3.636.422

En la red

Cortes de luz: más cuadrillas

Facebook

  • "Graciosa medida. Cuándo dejarán de tomar el pelo al pueblo"

    Mades Paschino
  • "Más parches para no solucionar nada"

    Florencia Rosenberg
  • "Llevamos tres días los vecinos de Mataderos... todas las veredas rotas y todavía nadie vino con los planos"

    Adirana Davi
  • "¿Recién ahora el gobierno actúa? Un poco tarde....¡desastroso!"

    Mona Chiarla
  • "Rápido que los topless ya son furor"

    Alan delgado
  • A los lectores: Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a cartas@lanacion.com.ar o a la dirección Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina.

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.