Cartas de lectores

(0)
17 de diciembre de 2009  

Tolerancia cero

Se­ñor Di­rec­tor:

"Cuando le preguntaron al alcalde de Nueva York en qué consistieron la «tolerancia cero» y su éxito, aclaró que, pese a que se piensa que iba destinada a combatir el delito solamente, para sustentar el propósito final se debió comenzar por «no tolerar» la más mínima falta de urbanidad. Es decir, se empezó por multar a quien tiraba un papel en la vía pública, pasando por los malos modales en la convivencia social, o sea, por exigir respeto en las más pequeñas normas de convivencia. Poco a poco se fueron concientizando hasta que se logró erradicar prácticamente el delito.

"Así como un edificio se construye ladrillo a ladrillo, así deberíamos comenzar a renovar nuestras conductas, que dejan mucho que desear. Nuestros antepasados, como dice Carlos Michelli en su carta de lector, construyeron la cultura del trabajo con el esfuerzo cotidiano y perseverante. Todo un ejemplo viviente de valores humanos, tan desvalorizados (valga la redundancia) en estos tiempos."

Más que llamativo

Se­ñor Di­rec­tor:

"Resulta llamativo que el Poder Ejecutivo postule al licenciado Juan Gabriel Mariotto (actual interventor del Comfer) como candidato al directorio de la nueva Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual, ya que él mismo declaró públicamente que poseía una radio ilegal en la década del ochenta, siendo que en el artículo 2º inciso a) del decreto 1525/09 se indica que los integrantes del directorio deben poseer «una reconocida trayectoria democrática y republicana».

"La oposición debería reclamar al respecto, porque, que yo sepa, la violación de las leyes no encuadraría dentro de ese perfil. Claro que en este país «es lo mismo el que labura, noche y día como un buey? que el que está fuera de la ley»."

Ineficiencia

Se­ñor Di­rec­tor:

"Me dirijo a usted con el fin de compartir la siguiente reflexión. Cuando en una empresa privada una persona que ocupa un cargo jerárquico se desempeña con ineficiencia, se la despide o al menos se le pide la renuncia. Entonces me pregunto por qué en la función pública el tratamiento debe ser diferente, más aún cuando a causa de esa ineficiencia se pone en peligro la vida de millones de personas. ¿Por qué tratar de golpistas o antidemocráticos a los miles de ciudadanos que sólo queremos vivir en paz y que nos cuiden, para lo cual pagamos puntualmente nuestros impuestos?

"Estamos hartos de oír que un funcionario ineficiente o corrupto no debe interrumpir su mandato, aunque esto represente empobrecimiento, inseguridad, odio entre ricos y pobres, odio entre blancos y negros, etcétera.

"Por supuesto que lo lógico sería que ese funcionario escuchara a su pueblo y modificara su conducta, pero eso, señor Director, en la Argentina de hoy es pedirle peras al olmo, ¿no le parece?"

Abel Posse

Se­ñor Di­rec­tor:

"Los felicito a usted y, por su intermedio, al prestigioso periódico que dirige por publicar el brillante artículo de Abel Posse que nos hace recordar a ese otro intelectual de fuste que fue Leopoldo Lugones.

"Lo felicito a Abel Posse por su valentía y lucidez de decir la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad a esta Argentina confusa que se encuentra entre la espada y la pared, entre los ideólogos fanáticos y los cobardes indiferentes de los tres poderes del Estado, que permiten el desarrollo de la impunidad, la anarquía y el libertinaje.

"Lo felicito a Mauricio Macri por intentar cambiar esta perversa ecuación que conduce a un desorden generalizado de la sociedad y al asesinato masivo de sus ciudadanos atreviéndose a nombrar ministro de Educación de la ciudad de Buenos Aires a un hombre como Abel Posse, bravo e inteligente conocedor de la lamentable realidad que está transitando esta Pobre Patria mía, de Marcos Aguinis.

"Como docente espero que usted, señor Abel Posse, tenga la fuerza y el apoyo político suficientes para enfrentar a ese monstruo compuesto por 16 gremios docentes, integrado por centenares de burócratas que cobran fortunas sin estar un solo día frente a los alumnos, que necesitan imperiosamente enseñanza y educación."

Frase de Biolcati

Se­ñor Di­rec­tor:

"Parece ilógico que una frase poco feliz dicha en el fragor de un acto produzca tanto revuelo.

"Sí, fue una frase poco feliz, pero ¿alguien puede negar todo lo que ha hecho Biolcati, junto con todas las entidades y la Comisión de Enlace, para que esta protesta frente a una política en contra de todos lo que trabajamos en el campo, que ya lleva casi dos años, sea llevada en paz y sin violencia?

"Sí, fue una frase poco feliz, pero ¿quiere decir eso ser golpista o destituyente? ¿No es acaso estar en contra de la Constitución llevar a cabo una política que no nos da seguridad, justicia ni educación? Una política que nos quiere cortar la libertad de expresión, que nos esconde datos, que aumenta la pobreza y el hambre en la Argentina. Una política que maneja los jueces y que, aprovechando que faltaban 6 meses para que asumieran los nuevos diputados, llegó hasta el límite de apurarse a sacar leyes fundamentales. Que maneja a gobernadores a su antojo, con la extorsión de darles los fondos que necesitan.

"No confundamos las cosas, no busquemos actos raros donde no los hay. A los señores de la oposición: no se suban al carro cuando les conviene y demuéstrennos que van a cumplir con la función que les otorgamos con nuestro voto.

"Más que una frase poco feliz, nos debe preocupar que se solucionen los problemas que toda la ciudadanía tiene."

Narodowsky

Se­ñor Di­rec­tor:

"Lamento profundamente la renuncia del profesor Narodowsky a su cargo de ministro de Educación de la ciudad. Fue uno de los pocos funcionarios que no me defraudaron en el ejercicio de su función. No escuché de él ningún discurso, lo vi actuando como ministro en su área y todas sus medidas me parecieron fruto de la reflexión, de la experiencia, de ir dando los pasos necesarios en cumplimiento de un programa.

"No vi conductas demagógicas o hipócritas. Sus respuestas a las protestas gremiales fueron siempre mesuradas, lógicas y firmes. En resumen, un funcionario político muy poco habitual en nuestro país que fue víctima de una zancadilla politiquera de bajo nivel. No soy docente, pero soy madre y pediatra, y creo que la educación es el alimento más importante de un ser humano en crecimiento, tanto como la buena calidad de proteínas y nutrientes y una familia continente. Sólo espero que este hombre no pierda la esperanza y la fuerza que se notaron en su trabajo."

Matrimonio gay

Se­ñor Di­rec­tor:

"El lector José Quirno, en carta publicada en esta sección el 8/12, nos ilustra respecto de la antigüedad de las parejas del mismo sexo a lo largo de la historia de la civilización y agrega que es el momento para darles un lugar como institución en la realidad del derecho.

"Si desde la antigüedad no se les quiso dar a estas uniones el marco jurídico que ahora se pretende, esto ha sido porque siempre se las vio como algo marginal y nunca se pretendió asimilarlas a la unión conyugal entre personas de distinto sexo. Por eso tiene razón el lector cuando afirma que aquéllas permanecían «ocultas».

"El pretendido matrimonio entre personas del mismo sexo ataca definitivamente a la familia, es una parodia, y el hecho de que, según el lector, se han hecho más evidentes es sencillamente por la aberración del condenado relativismo imperante y por la pérdida en la búsqueda de la trascendencia del hombre.

"No hay grises cuando lo que se ataca es algo tan importante como la célula de la sociedad misma, y menos con experimentos que la agravian. Y todo para «parecerse» a lo que ya tenemos, que es la familia, concebida así desde el comienzo mismo de la existencia del hombre.

"Fortalezcamos la familia en vez de buscarle alternativas parecidas que la degradan, la cuestionan y desnaturalizan, no acomodemos el presente a requerimientos relativistas totalmente inconducentes."

Aclaran

Se­ñor Di­rec­tor:

"Me dirijo a usted con el objeto de aclarar conceptos vertidos por el doctor Adrián Ventura, en su nota publicada el 16/12, referida al frustrado matrimonio homosexual. Allí se afirma que la sentencia de la jueza Seijas que autorizaba el casamiento, se encontraba firme, por cuanto el Gobierno de la ciudad instruyó al Procurador para que la consintiera. Ello no es enteramente así, toda vez que esta Corporación de Abogados Católicos apeló el fallo y aún no se agotó la vía recursiva, pues está en trámite un recurso extraordinario ante el Superior Tribunal de la Ciudad.

"Llama poderosamente la atención que en dicha nota se adelante el contenido del voto del ministro Zaffaroni, lo que debería conducir a su obligado apartamiento de la causa por haber hecho conocer en forma inoportuna su opinión.

"Por último, nada se comenta del dictamen del Procurador General de la Nación, que es claro y lapidario en cuanto a que el tema no está sujeto a la decisión de los jueces, sino que, en todo caso, debe ser el Congreso en donde debiera debatirse."

Jura de concejales

Se­ñor Di­rec­tor:

"En el marco de la jura de los nuevos concejales del partido de San Isidro el 4/12, sucedió lo que no debía suceder. La ausencia de conductas virtuosas por parte del oficialismo fue la protagonista del recinto. El atropello a los derechos de vecinos como yo, representados por concejales que han recibido, voto mediante, nuestra confianza, fue el marco que presidió lo que debería haber sido una fiesta cívica que no fue.

"No lo ha sido por la ambición desmedida de quienes utilizan el recinto para provecho propio o de unos pocos en lugar de tender al bien común, en este caso lo mejor para San Isidro.

"Yo fui testigo de ello. Cuando al concejal Pablo Chamatrópulos se le impidió tener la palabra en cinco ocasiones, sentí como ciudadana común la impotencia razonable de quienes todavía creemos vivir en democracia. Y más aún: cuando desde la presidencia del Concejo se enalteció el prestigio de las instituciones, tuve la clara sensación del cinismo que impera en la mente de quienes oportunamente han suplicado nuestros votos.

"La falta de ética en todos los ámbitos es un problema de fondo, pero tengo la firme convicción de que todavía hay gente honesta, comprometida con la idea de un cambio rotundo que nos permita salir nuevamente a flote de estas situaciones que no queremos volver a vivir: Como vecina de este maravilloso partido, San Isidro, exijo una condena a la inmoralidad de quienes dicen alabar las instituciones."

A los lectores

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar ; fax: 4319-4509; dirección:Bouchard 557, 5º piso , Capital . (C1106ABG)

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.