Cartas de lectores

Indignante. Batalla campal. Batalla campal. Orden público. Alcem. Dueños de la plaza. Ideas Argentinas. Instrucción cívica. Reclamo a Anses.
(0)
22 de diciembre de 2009  

Indignante

Se­ñor Di­rec­tor:

"Es indignante ver cómo durante las horas pico por la mañana, con el tránsito colapsado, en el centro de la Capital se ven policías federales y agentes de tránsito con la libretita en la mano anotando cuanta patente sea posible entre cambio y cambio de semáforo buscando la quinta pata al gato entre los conductores.

"El 12/6 (sábado por la noche) iba caminando cerca del Alto Palermo cuando una moto de delivery sin luces, ni casco ni patente me lleva por delante arriba de la vereda. No obstante, miesntras soportaba los insultos del imberbe, a menos de dos metros de distancia había un policía federal muy ocupado mandando mensajes por su celular. Ante mi reclamo por su inactividad me dijo que «nada podía hacer porque los camiones municipales que confiscan las motos no trabajan por la noche». Sin embargo, estaba parado frente al local de donde salían las motos unas cien veces por minuto.

"Lo que envidio de los países más desarrollados es que cualquiera hace cumplir la ley ante una falta, algo que acá jamás haremos. Seguiremos sancionando leyes que no se cumplen, para que cuando surja el daño vayan a reclamar al Poder Judicial, para que éste ordene al Ejecutivo hacer cumplir la ley y el Ejecutivo diga que no puede por falta de recursos. Así somos los argentinos."

Gustavo Gil

DNI 20.215.013

gustavogil@fibertel.com.ar

Batalla campal

Se­ñor Di­rec­tor:

"Si hicieran falta más pruebas del decaimiento del sistema educativo argentino baste con echar una ojeada a las primeras planas de los diarios del 15 del actual: estudiantes universitarios encapuchados y armados con garrotes y piedras en el mejor estilo Quebracho peleándose con la policía. En un país donde el ministro de Justicia se arroga el derecho de instruir a la policía a desobedecer una orden de un juez federal se puede esperar cualquier cosa. La soberbia de esta gente no reconoce límites.

"Don’y cry for me Argentina. Yo lloro por ti."

Jorge E. Lanús

DNI 4.222.859

Orden público

Se­ñor Di­rec­tor:

"En el trabajo de Abel Posse «Criminalidad y cobardía», del 10/12, su autor propone endurecer la política de represión contra la delincuencia, especialmente la juvenil, y funda su propuesta en términos de «orden» y «orden público», tal como lo hiciera durante la entrevista que mantuvo con Mariano Grondona el pasado domingo 13.

"Esas palabras, «orden», «orden público», fueron empleadas por el general Uriburu para derrocar al presidente Yrigoyen y el quebrantamiento del orden constitucional en septiembre de 1930, inspiradas en la pluma cómplice de Leopoldo Lugones. En igual sentido se expidió el Reglamento del Proceso Militar instaurado en 1976, donde sus mentores acudieron al llamado «restablecimiento del orden».

"No sea que de tanto emplear tales palabras terminemos recordando la famosa y trasnochada frase atribuida a Hitler para justificar el nazismo: «Nuestra consigna ha de ser la de un nuevo orden para Europa». ¿Casualidades?"

Jorge Marcovecchio

DNI 4.326.889

Alcem

Se­ñor Di­rec­tor:

"Alcem necesita más personas que crucen la avenida General Paz. Estamos cerca de finalizar el año, en lo personal, con una fuerte responsabilidad de abrir en un espacio que hemos podido alquilar un Centro de Rehabilitación Neurológica Integral con equipo multidisciplinario en la zona oeste del Gran Buenos Aires, precisamente en la Región Sanitaria VII que abarca los partidos de Moreno, Hurlinghan, Morón, Ituzaingó, Tres de Febrero, Merlo, General Las Heras, General Rodríguez, Marcos Paz y Luján.

"Necesitamos lograr nuevos apoyos y voluntarios para impulsar nuestro proyecto solidario. Solicitamos apoyo a laboratorios, fundaciones y empresas. No estuvieron todos los que son, pero sí un porcentaje representativo, que se animó a cruzar la General Paz. Alcem invita a que vengan y se acerquen a la asociación, nos conozcan y comprendan la necesidad de las personas con esclerosis múltiple y/o patología neurológica. Tenemos muchos proyectos que resultan beneficiosos tanto para las «personas que necesitan una rehabilitación física digna» como para las empresas que tienen una «responsabilidad social empresarial» y que están comprometidas a colaborar con las organizaciones sociales y se sensibilizan con los proyectos. Sin embargo, con la proliferación del número de personas carentes de recursos sociales, Alcem como entidad de bien público «se ha puesto las pilas» y cada vez promocionamos con más fuerza nuestras propuestas solidarias. En definitiva es una fórmula, la de dar un pequeño impulso en un momento en el que fallan las fuentes de financiación por parte del Estado."

Susana M. Giachello

susana@alcem.org.ar

Dueños de la plaza

Se­ñor Di­rec­tor:

"He leído hoy en un matutino que la histórica Plaza de Mayo podría tener dueños. Ocurrió que un grupo de humildes bolivianos llevaba una acción recordatoria en la misma y fueron increpados duramente – agresión verbal y física– por la señora Hebe de Bonafini y otras que en presencia de su letrado el doctor Schocklender y con gritos de «....ésta es nuestra plaza, váyanse de acá..». Buscaba desalojarlos de "su propiedad". Parece que Raúl Castells estaba cercano al incidente y procuró calmar los ánimos de Hebe de Bonafini, recibiendo algún empujón e improperios como respuesta.

"Dudo de que el ingeniero Macri o la Legislatura porteña hayan realizado una operación inmobiliaria con ese espacio público y que ésta haya pasado inadvertida en los medios.

"La presencia del «famoso» letrado de las Madres amerita alguna aclaración, al menos jurídica .

"Si ésta no fuera satisfactoria, debe sugerirse alguna pericia psicológica a la responsable de tanta violencia y desparpajo."

Manuel Lastra

mllastra@argentina-com

Ideas Argentinas

Se­ñor Di­rec­tor:

"Tengo ante mis ojos y mis manos la edición especial 140 Años. Es un gran privilegio para la cultura de quienes fuimos jóvenes. Nuestros padres en aquella época ya leían diariamente LA NACION, que llegaba en tren al pueblo de Los Toldos y la repartía el amigo De Anta.

"El señor José Claudio Escribano define muy bien una frase que invita a pensar: "Hay que ser joven para llegar a viejo", y LA NACION no envejecerá jamás.

"Congratulaciones para todos los integrantes de Ideas Argentinas."

Nélida Pérez Giacomotti

DNI 2.854.074

Instrucción cívica

Se­ñor Di­rec­tor:

"Recientemente renunció un importante funcionario de la provincia de Buenos Aires. Me refiero al hermano del gobernador Scioli. En LA NACION del 22/11 (Enfoques) expresó: «…Voy a trabajar por una Argentina en la que se respete la independencia de los poderes, la institucionalidad…», etcétera.

"Para el mejor desempeño de la autoridad, la Constitución Nacional prevé tres poderes, cuyos integrantes son elegidos por el pueblo: el Ejecutivo, el Legislativo y el Judicial. Trabajan independientemente, aunque su principal cometido es actuar de balanza, de manera que todos en conjunto, además de llevar adelante el trabajo que les es propio, actúen como acérrimos vigilantes del cumplimiento de las tareas de los demás.

"El Ejecutivo dirige el destino del país y es responsable político de su administración general. El Legislativo dicta y modifica las leyes. El Judicial constata su fiel cumplimiento, castigando a quienes las transgredan.

"El funcionamiento de los tres poderes del Estado no debe superponerse, siendo ésta la garantía más importante de nuestra forma de Gobierno, pues va en pos de la transparencia. Los postulados que anteceden son claros y se aprenden en el Colegio Nacional.

"La influencia del Ejecutivo sobre los otros dos, los decretos de necesidad u urgencia, el abuso de las facultades delegadas y de los superpoderes, la sumisión de los otros dos, etc., los desdibujan o mejor dicho, los anulan.

"El referido funcionario afirmó que iba "…a trabajar por una Argentina en la que se respete la independencia de los poderes y la institucionalidad. Cumplió su palabra, pues esas características, a pesar del imperativo constitucional, no se dan en la provincia en la que trabajó."

Esteban Luciano Louge

DNI 4.269.658

Reclamo a Anses

Se­ñor Di­rec­tor:

"Tengo 75 años, jubilada, con 39 años de servicios y aportes. Solicité actualización de mi haber jubilatorio, amparada por fallo Badaro. Dado que soy una enferma EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), presenté certificado médico expedido por el Hospital Italiano y firmado por mi neumonóloga, doctora Svelitza.

"Cumplí prolijamente todo lo que solicitó Anses... ¿Por qué Anses no cumple conmigo? No me paga, en tanto los fondos ( incluidos mis aportes previsionales) se giran para solventar otros menesteres.

"Mi beneficio previsional es 07-01-9296462-0; mi DNI, 3.201.951, y el expediente previsional, 997-00-01511073-0-001. Ingresó en Anses en octubre 2008 para liquidación, en su página web figura «resuelto en forma favorable», lo que significa que ya se liquidó y que debí haber cobrado.

"Mi relato es «kafkiano», a veces la realidad supera a la ficción. Confío en Dios. Espero que inspire a los hombres que deben decidir y ruego que piensen en la finitud de la vida y en mi caso, que llevo transitado un largo camino no puedo seguir esperando."

Rosa María Schlafman

DNI 3.201.951

A los lecotres

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, La Nacion podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar ; fax: 4319-4509; dirección: Bouchard 557, 5º piso, Capital. (C1106ABG)
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.