Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas publicadas hoy en LA NACION: Aclaración. Esperanza. La plaza del Lector. Patacones. Conducta corporativa. La mayoría silenciosa. Sería bueno también.
(0)
22 de agosto de 2001  

Aclaración

Señor Director:

"En la nota publicada el 26 de julio último en LA NACION sobre el patrimonio cultural bonaerense se informa exhaustivamente a los lectores acerca del programa de relevamiento e inventario arquitectónico emprendido por la dirección a mi cargo, el que se inscribe dentro del plan integral desarrollado a partir de enero de 2000 por la Subsecretaría de Cultura de la provincia de Buenos Aires. A la par que reconocemos la difusión otorgada al tema -de capital importancia para la instalación de una conciencia pública a este respecto-, quisiéramos precisar mediante estas líneas ciertos conceptos que pudieron no haberse explicitado con total claridad.

"Uno de las pilares sobre los que basamos nuestra tarea es el consenso; lo hemos practicado con los diversos municipios involucrados en el proyecto y, con mayor razón aún, cabe su aplicación a los casos que involucran el dominio privado. En consecuencia, debemos puntualizar que las menciones referidas a algunas célebres estancias -como es el caso de Acelain- han sido hechas a mero título informativo, para consignar los valores indispensables que debe reunir una obra para ser considerada como paradigma en su tipo. Por lo demás, creemos que buena parte del espléndido patrimonio arquitectónico rural de la provincia no ha sobrevivido por milagro, sino gracias al tesón solitario y callado de sus propietarios. Y creemos, también, que ha llegado el momento de que éstos reciban algún tipo de apoyo que los anime a persistir en el esfuerzo.

"Aparte del inventario ya citado y de un libro por entrar en prensa, estamos trabajando en la puesta al día de la ley de salvaguardia patrimonial, enfocando el tema desde todos los ángulos con que debe ser tratado en la actualidad, aparte de su específico interés académico: asistencia técnica, quitas impositivas, integración a circuitos turísticos, generación y aliciente para el desarrollo de oficios, etc. Sólo cuando el nuevo instrumento legal nos permita ofrecer a quienes han sabido conservar por sí mismos estos valiosos testimonios de nuestra arquitectura opciones concretas que concurran a su mantenimiento, habrá llegado el momento de acordar posturas que, estamos persuadidos, son básicamente comunes. Un ejemplo ilustrativo en la materia lo constituye la reciente declaratoria como Patrimonio de la Humanidad de un conjunto de bienes de origen jesuítico en Córdoba, integrado a la vez por obras de dominio público, eclesiástico y privado (la estancia de Santa Catalina).

"Mientras tanto, preferimos explayarnos sobre lo efectivamente realizado, como un modo de no defraudar las naturales expectativas de todos aquellos que, como lo vienen demostrando en los hechos, consideran a la arquitectura un elemento entrañable de su historia personal y familiar, a la vez que parte inseparable de la memoria histórica de la provincia y del país."

Esperanza

Señor Director:

"Estamos en tiempos difíciles, consecuencia directa de la decadencia de muchas décadas. Ante tanta desesperanza y descrédito de los argentinos por su patria, nada todavía está perdido.

"Debemos ver que detrás de cada gran crisis existe una oportunidad. La primera tarea que tan lejos está de lograrse es asumir nuestras propias culpas. Creer que la culpa la tiene el otro es empezar equivocando el camino. Es no advertir siquiera que lo que hoy somos es obra propia y exclusiva de los argentinos. Cada uno de nosotros debemos ser los artífices directos de nuestro destino como Nación.

"Debemos, en definitiva, acrecentar nuestro sentido de pertenencia a una nación. Debemos darnos cuenta de que la Argentina necesita de nuestra contribución sin límites para el saneamiento moral de la sociedad. Y es nuestro deber no mantenerse inmóvil ante la decadencia creciente en nuestro entorno. No debemos caer en la desesperanza de que nada puede cambiar, y que nuestra conducta es y será indiferente para el saneamiento de nuestra sociedad. Debemos actuar como si nuestra conducta se erigiera como ley universal.

"Sólo creyendo interiormente que nuestra tarea no será en vano estaremos en condiciones de entregar todo el esfuerzo y colaboración que el país desde hace décadas nos pide a gritos."

La plaza del Lector

Señor Director:

"La plaza del Lector, adyacente a la Biblioteca Nacional, que fuera inaugurada hace pocos años presenta un 25% de su superficie levantada en total estado de abandono desde hace más de un año.

"Aparentemente por filtraciones en las cocheras subyacentes se retiró el césped y se inició un trabajo de impermeabilización nunca terminado. La zona se ha convertido en un lodazal excelente para la proliferación de vectores del dengue y otras enfermedades.

"Me pregunto: ¿de quién es la responsabilidad de brindarnos tan bochornoso panorama? ¿Del Gobierno de la Ciudad? ¿De las autoridades de la Biblioteca Nacional? ¿Del concesionario de las cocheras?

"Espero que estas líneas sirvan para señalar el problema y darle una pronta solución."

Patacones

Señor Director:

"En mi condición de magistrada de la provincia de Buenos Aires quisiera exponer un ejemplo de cómo la instrumentación del pago con patacones vulnera la garantía constitucional de intangibilidad de la remuneración de los jueces, más allá del vigente atraso y la incertidumbre de la fecha de percepción de haberes: para gestionar la cancelación de tan sólo un ínfimo porcentaje de las facturas correspondientes a servicios públicos -y no todos- debemos forzosamente concurrir en forma personal a las sedes respectivas en horario que coincide con la atención de nuestro público despacho.

"Tal dispendio podría únicamente ser evitado mediante el cambio por dinero en efectivo, seguramente a un valor inferior al nominal, lo que originaría una significativa quita en los haberes, impactando directamente en la economía doméstica y comprometiendo el ánimo y la concentración laboral.

"No olvidemos que, según Erlich, "la única garantía de justicia es la personalidad del juez"."

Conducta corporativa

Señor Director:

"La carta del juez Rocha Degreef, titulada "Ajuste judicial", no hace más que poner en evidencia una conducta corporativa, que a los ojos del común de los contribuyentes podría verse bastante alejada de la verdadera justicia.

"Nadie puede creer honestamente que el ajuste que propone el Gobierno apunte a menoscabar de manera deliberada o arbitraria a algún sector de poder. Muy por el contrario, los más afectados por esta clase de ajustes son precisamente quienes no cuentan con poder alguno para oponerse o para resguardar sus magros ingresos.

"La historia reciente muestra a las claras que si en este país se ha vulnerado la independencia del Poder Judicial no ha sido a través de sus remuneraciones precisamente.

"Tan sagrados como la intangibilidad salarial de los magistrados lo son la canasta familiar de los que menos tienen, la salud y el bienestar de los jubilados o los derechos del individuo -contribuyentes-, sujeto directo o indirecto de la ley, la justicia y el Estado.

"Llevar la interpretación de la norma a extremos en los que se advierte claramente un interés personal o sectorial aleja al intérprete del espíritu de la misma norma y puede inducir a algunos a descreer de la validez de la ley, toda vez que el intérprte es justamente el profesional por excelencia en esa materia.

"De poco cuenta citar a Alberdi o a la misma Constitución cuando el espíritu que anima al declamante no es la verdadera justicia, sino la defensa del propio bolsillo. El discurso de algunos magistrados resulta a esta altura poco creíble y su insistencia no hace más que ofender a quienes padecen el ajuste sin defensa ni remedio."

La mayoría silenciosa

Señor Director:

"Apoyo firmemente la investigación que está realizando la comisión especial de la Cámara de Diputados por el lavado de dinero presidida por la diputada Elisa Carrió.

"Considero que ninguna persona honorable puede estar en contra de este trabajo porque de lo que se trata es de sacar a luz para su posterior juzgamiento a todos los actores de tramoyas dedicativas que, amparados por el poder de turno, llevaron al país a la situación de vacío económico social-ético-moral en que está inmerso y del que todos los bien nacidos queremos salir.

"Doy mi voto de confianza a todos los miembros de la comisión y les ruego que sin dejarse intimidar ni presionar, sin compromisos partidarios y sin temor al escándalo produzcan un informe que, juntamente con el accionar de la Justicia, nos demuestre que todavía hay patriotas en la Argentina.

"Sepan que la mayoría silenciosa está harta de mentiras, y anhela un país veraz donde haya posibilidades para todos y en el cual poder creer."

Sería bueno también

Señor Director:

"Es bueno que dude el señor Paul O´Neill, secretario del Tesoro de los Estados Unidos, acerca del "consumo de la plata de plomeros y carpinteros norteamericanos".

"Es bueno que se fijen bien que los préstamos que recibe nuestra querida Argentina no sean dilapidados o robados por funcionarios de turno, en muchos casos con el asesoramiento de ex funcionarios norteamericanos, o con la complicidad de empresas norteamericanas -IMB- a cuyos directivos norteamericanos protege el propio gobierno de los Estados Unidos alejándolos de la órbita de nuestra justicia.

"Pero sería bueno también preguntarse -dudar- si estos "plomeros y carpinteros norteamericanos" desean que su dinero se use para subsidios agrícolas, o de cualquier otro tipo, que impiden que países emergentes -por no decir sumergidos- coloquen sus productos de exportación en Estados Unidos y, con las divisas recibidas, poder devolver ese dinero del cual se preguntaban qué hacía su gobierno con él."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?