Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Ajuste de jubilaciones. Entrar en La Cava. AdhierenPensar en el otro. El Museo Saavedra (III). Dios es argentino. La inseguridad.
(0)
25 de agosto de 2001  

Ajuste de jubilaciones

Señor Director:

“La ciudadanía asiste atónita, casi anestesiada por la fuerza del golpe, a una grave violación a los derechos del sector más débil de la sociedad, como es el de los jubilados. La aplicación del recorte a este sector resulta una medida tremendamente injusta y flagrantemente anticonstitucional.

“El pago de jubilaciones y pensiones no constituye en sí técnicamente un «gasto» del Estado, ya que el jubilado recibe en esta etapa lo que aportó en su vida laboral, por lo que no puede en modo alguno quedar equiparado a un empleado o un proveedor. Está recibiendo lo que aportó en virtud de un pacto intergeneracional sobre el que se estructuró el anterior sistema previsional, y en mérito al cual se debería recibir el ingreso de pasividad con los recursos generados por los trabajadores actuales.

“El cambio de sistema instaurado en 1994, con el saludable objetivo de beneficiar el futuro de los jóvenes de hoy, no previó el «costo de transición», y quitó drásticamente la fuente de sustentación de los jubilados actuales. Como bien lo señaló Javier González Fraga, en su artículo publicado en LA NACION del 17 de junio último, nuestras dificultades fiscales se deben en gran medida a «haber decidido una reforma previsional de golpe y sin el financiamiento adecuado».

“Desde el punto de vista financiero, la Argentina comete el error de duplicar la supuesta carga que implica el sistema previsional aún pendiente. Por una parte, se lo incluye como un gasto del Estado, abultando gruesamente el déficit, y por otra, el Estado emite títulos públicos, para poder pagar las jubilaciones. Estos préstamos, con elevados intereses, aumentan nuestra deuda.

“Urge por lo tanto un estudio serio del tema, a fin de encontrar un mecanismo equitativo que financie esta transición durante los años que aún restan, pero nunca negar o retacear derechos adquiridos, lo que se agrava por la incertidumbre que genera la ley de déficit cero al establecer una inseguridad permanente sobre el ingreso real del que dispondrán los mayores: todo ello nos coloca en el límite de las naciones civilizadas.”

Dra. Elena Mitjans

elena@globaltec.com.ar

Entrar en La Cava

Señor Director:

“Me permito felicitar a la Dirección y en especial a los señores Palomar y Caldirola, que han decidido y ejecutado la excelente nota de la Revista «Entrar en La Cava».

“Hay mucho recuperable en un país cualquiera que sea su situación en un momento dado, cuando es capaz de presentar haciéndolo público un bolsón tan dolorido y doloroso. Tal cruda exposición paradójicamente crea esperanzas de mejorías en una cultura en la que las palabras «estoy orgulloso» se oyen y se usan mucho más a menudo que «soy responsable» o «me he equivocado».

“Escrutar el presupuesto habitual de palabras que usan un individuo o un grupo humano resulta muy ilustrativo para conocer la idea que tiene de sí y del mundo que lo rodea. Mostrar nuestras debilidades es una tarea que reservamos para el FMI, no para aceptarlas y corregirlas.

“Es así un primer paso muy ponderable la nota que describe tan bien una desnudez tan patética como la que comento.”

Eduardo Tiscornia

Libertador 1080, Capital

Adhieren

Señor Director:

“En su discurso pronunciado con motivo del 89° Aniversario de la Aviación Argentina, el señor jefe del Estado Mayor General de la Fuerza Aérea, brigadier general D. Walter Barbero, mencionó, ante el señor presidente de la Nación, estar preocupado por el recorte salarial y presupuestario y que el esfuerzo debe ser equitativo y compartido por todos, sin exclusiones.

“Dijo que esta vez el esfuerzo debe ser parejo pues en el anterior ajuste, en el que se descontó el 12% a las Fuerzas Armadas, a muchas áreas del Estado se las eximió de la reducción de aplicar el recorte salarial como sucedió con los poderes Legislativo y Judicial. Reparticiones del Estado y Fuerzas Armadas quedaron así sensibilizadas por la situación injusta que se generó.

“El brigadier general mencionó que su discurso no era un «discurso crítico», sino que expresa la real situación en que se encuentra la FAA por falta de presupuesto adecuado y cómo afecta este nuevo ajuste al personal de su Fuerza.

“El plan que más preocupa es el de la radarización nacional y también la seguridad de vuelo en general, porque no se puede desarrollar la actividad aérea sin ese plan. Además, le preocupa el nivel de vida del personal de la Fuerza Aérea, que viene padeciendo resignadamente el cercenamiento de sus retribuciones, ya bastante deprimidas.

“El Grupo de Brigadieres Retirados adhiere a los conceptos y preocupación expresados por el señor jefe del Estado Mayor General.”

Jesús O. Cappellini

Brigadier mayor

Carlos A. Benavides

Brigadier mayor

Hugo N. Di Risio

Brigadier mayor

Diego Antonio López

Brigadier mayor

Jorge Rojas

Brigadier

Ernesto López Enríquez

Brigadier

Pensar en el otro

Señor Director:

“Se suele invocar como una falla de nuestro tiempo la orfandad de dirigentes con verdadera vocación política, llamados al servicio de lo público. Ahora, ¿hace falta ser político para «servir»? En absoluto, y si no, vean...

“Desde los primeros días del actual y hasta la fecha, la mayoría de los tribunales de los distintos departamentos judiciales de la provincia de Buenos Aires trabaja a «reglamento», sin atender a los profesionales, limitándose a la recepción de escritos con vencimiento –particular interpretación del reglamento, por cierto– y ocasionando con esta conducta el consiguiente retardo en el curso de los procesos judiciales.

“Sin desmerecer los motivos que llevan a los empleados judiciales a adoptar tal actitud –falta de pago del salario de julio y de parte del aguinaldo correspondiente al primer semestre del año–, yo me pregunto: ¿alguien pensó en los justiciables? Indudablemente que no. ¿Es justo que quienes reclaman el reconocimiento judicial de sus derechos vean dilatada la satisfacción de sus pretensiones, económicas y morales, por incumplimientos salariales en la administración de la justicia?

“Empecemos a pensar en «el otro» y los buenos políticos aparecerán por añadidura.”

Federico Castro Nevares (h.)

Abogado

DNI 22.277.893

El Museo Saavedra (III)

Señor Director:

“Atento a la nueva carta de lectores de Marcelo White Pueyrredón del 21 del actual, cumplo en detallar:

“1) El retrato de doña Silvia Saavedra Lamas de Pueyrredón se encuentra en el pabellón ubicado en Crisólogo Larralde 6289 (esquina Zado) desde hace por lo menos veinte años, como señalamos oportunamente. Dicho pabellón puede ser visitado de lunes a viernes, de 9 a 18.

“2) Quienes entienden sobre la materia comprenden que de ninguna manera es despectivo hablar de «obras sobre papel», ya que por tratarse de grabados, objetivamente son obras sobre papel, lo que no implica nada más que un dato de la realidad muy importante para cualquier museo, cuya finalidad última es conservar el patrimonio y exhibirlo con los criterios de razonabilidad necesarios para evitar su deterioro en grado irreversible de acuerdo con normas internacionales de conservación de materiales sobre el frágil soporte que es el papel.

“3) Los objetos de platería rural donados por Alfredo Keen y Sara Davis de Keen continúan en la sala que lleva sus nombres. La cantidad patrimonial recibida en la donación es de 164 objetos (inventariados con los números 14.703 a 14.821, 15.269 a 15.276 y 15.636 a 15.664), de los que más de 100 se encuentran en exhibición. Corresponde destacar que no se trata de «platería gaucha del siglo XVII», elementos que en ningún museo del mundo se conservan ya que no existen. Si así fuera, no sólo se revolucionaría la historia del gaucho, sino también la historia de la platería que, en el caso de esta donación, corresponde a la segunda mitad del siglo XIX y los primeros años del siglo XX.

“4) Como en cualquier museo del mundo, los objetos que no están en exhibición se encuentran convenientemente conservados en los depósitos o reserva, y han sido, son y pueden ser consultados permanentemente por diversos motivos, por investigadores o sus donantes, de lunes a viernes, de 9 a 18, previo aviso de visita.

“5) Los comentarios muy positivos escritos en los libros de visita por el siempre creciente público visitante nos permite entender que el criterio utilizado no es erróneo, sino que por el contrario es muy bien acogido por la abrumadora mayoría.”

Lic. Alberto Gabriel Piñeiro

Director del Museo Histórico

de la Ciudad de Buenos Aires

Brigadier General Cornelio

de Saavedra

Dios es argentino

Señor Director:

“La lectora Cynthia Varesini en su carta del 13 del actual dice: «Todos aquellos que alguna vez han dicho que Dios es argentino es porque de la Biblia solamente leyeron el Apocalipsis». No me queda claro el mensaje, pero como la situación de nuestro querido país no es fácil parecería que le asigna al «Apocalipsis» el sentido vulgar que se le da a la palabra apocalíptico, que es «terrorífico, espantoso».

“«Apocalipsis» significa revelación hecha por Dios a los hombres. El libro del «Apocalipsis» en la Biblia es la revelación del plan de Dios en la confrontación final entre el bien y el mal. Anuncia la intervención del Rey Mesías en la historia humana, que si bien culmina con Su triunfo, incluye el enfrentamiento con Satán. El escenario por cierto no es un jardín de rosas, como no lo es nuestro planeta Tierra hoy, lleno de injusticias, miseria y hambre, teatro global de violencia, guerra y muerte, los frutos del egoísmo y la intolerancia.

“El pueblo argentino, frente a tal vez su crisis más aguda, está demostrando no sólo moderación y tolerancia, sino una gran fe en Dios. Pero no sólo está pidiendo Su ayuda con permanente oración, sino que está actuando, a través de la generosidad, que se multiplica, un mensaje de amor y esperanza para los más necesitados. Las redes en Internet expresan este sentimiento de unidad, conectan necesidades con recursos. «Así como crece la crisis, crece la solidaridad», dijo hace poco monseñor Casaretto, que desde Caritas (www. concaritas.org.ar) conoce bien el tema. Simultáneamente, humildes mujeres mapuches bajo la nieve en la Patagonia hilan a mano la lana de sus ovejas y tejen medias, «para los más pobres, Padre».

“Mirándolo así, podría ser que Dios haya elegido a la Argentina para iniciar la batalla final que nos anuncia el «Apocalipsis», «la gran epopeya de la esperanza cristiana», como la llama la Biblia de Jerusalén. En ese caso, el Rey Mesías, el amor en acción, sería argentino.”

Cristina Miguens

DNI 10.463.412

La inseguridad

Señor Director:

“Un la sociedad argentina se está viviendo una inusitada carga de violencia, cuya cara más visible es la ola de delitos. Al respecto mucho se ha escrito y mucho se está discutiendo. Se ha analizado el tema desde diferentes ópticas y se han propuesto innumerables medidas.

“Sin embargo, nada se ha hecho hasta el momento y la percepción de la gente es que esto no da para más y que los responsables de adoptar las medidas adecuadas no están a la altura de las circunstancias.

“En tal sentido, me atrevo a decir algo que hasta la fecha no he visto en ningún medio de prensa y que creo encierra la verdadera causa de este flagelo. El delito no se combate porque ya se ha tornado en un negocio, donde se aplica una forma distorsionada del principio de subsidiaridad: lo que ha dejado de hacer el Estado se ha tornado en el negocio de los particulares (para el que puede pagarla, por supuesto...), cuando la doctrina social de la Iglesia dice otra cosa muy diferente.

“Al mismo tiempo, el delito se ha transformado en el impuesto a la pobreza, es decir el que tiene debe solventar al excluido social a través de lo que entrega en cada hecho delictivo (sin importar los costos para la víctima), y de esa manera solucionar la incapacidad en distribución de la riqueza, esto sin entrar a describir la situación anómica de la sociedad, donde, entre otras cosas, la crisis de valores y la falta de ejemplos facilitan lo descripto.

“Se ha producido una diabólica combinación entre los «garantistas», que impiden a las instituciones actuar como deberían y facilitan la acción de los delincuentes, y quienes han elaborado este modelo de inequidad y exclusión social. Es una forma de resolverles el problema a los políticos, los que, alejados de la realidad social y divorciados de la gente, no encuentran soluciones para esta crisis social y por medio del delito impiden que esta situación les explote en las manos (al menos eso es lo que creen...).”

Dr. Luis A. G. Somoza

lsomoza@cvtci.com.ar

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.