Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Perversa herramienta. Dos consecuencias. La mejor riqueza. Corruptos frustrados. Mary Smart. En tiempos de Noloc. Modelos.
(0)
27 de agosto de 2001  

Perversa herramienta

Señor Director:

“Con referencia a la carta de lectores del diputado nacional Eduardo Román Di Cola, aparecida en Cartas de lectores el 17 del actual, «La alumna y el profesor», en la que su autor afirma sobre el por demás difundido hecho ocurrido en Córdoba: «Romántica e inmadura en los hechos, absurda y retorcida por sus protagonistas, la fuga del profesor mayor con su alumna niña no deja de ser una historia de sentimientos», y reprocha que se haya cruelmente «demonizado a un buen vecino confundido y pasionalmente exaltado, elevando a la pureza mística a una adolescente habitual de nuestros días», pueden caber las siguientes reflexiones:

“El primer punto que se debería aclarar es que si, de acuerdo con los hechos constatados, el caso puede caber en las definiciones internacionalmente aceptadas de abuso sexual. Es conveniente tener en cuenta que este abuso puede existir aunque no se hubiera establecido exactamente una penetración genital.

“De ser así, se habría instalado una situación de «sistema organizado por trauma» (Arnon Bentovim). En ella se presenta un triángulo cuyos vértices son: un victimario, un sistema de cuidado neutralizado o que resultó ineficaz (familia, colegio, etcétera) y una víctima que, como tal, su grado de «pureza» o «impureza» no tiene por qué entrar a considerarse.

“Nos encontraríamos en la antípoda de los alegados romances y amores o de «una historia de sentimientos», tan deseables de experimentar a cualquier edad, pero que deberían ser en concordancia con aquélla. Muy frecuentemente es esta argumentación «romántica» la que, en forma perversa, utiliza un abusador como mera herramienta para sus fines y luego para justificarse.

“Estos comentarios quieren estar bien lejos del «afán condenatorio» del que, según el diputado Di Cola, pecamos los argentinos y más bien próximos a una intención de reflexión científica ponderada y discreta. Mientras esperaremos que la Justicia se expida.”

Eduardo J. Padilla

Médico psiquiatra

Miembro honorario de la

Asociación Argentina

de Victimología


depadilla@sinectis.com.ar

Dos consecuencias

Señor Director:

“Toda crisis tiene dos consecuencias : una negativa, que conduce al desconcierto de quien la padece, y otra positiva, que ayuda a encontrar soluciones y a afirmar principios (como sucede en las crisis vocacionales o matrimoniales).

“También en la sociedad se dan estas dos situaciones. Una conduce al colapso social y la otra a poner en cada ciudadano el empeño en salir adelante y no dejarse vencer por el pesimismo.

“Es ésta la actitud que en este momento debemos adoptar los argentinos empezando por las autoridades y los medios de comunicación, que deben tratar de comunicar y destacar más lo bueno que lo malo de la sociedad.

“También las autoridades deben tener presente que primero hay que hacer bien las cosas y después comunicarlas, porque actuando al revés lo único que consiguen es descrédito y desaliento.

“Tal vez si la sociedad y cada persona en particular actuaran con más solidaridad atendiendo más a los débiles que a los poderosos conseguiríamos un país con paz social y vocación de grandeza, como lo fue durante muchos años, y los jóvenes no pensarían en irse afuera, que seguramente es una de las peores consecuencias de la crisis que estamos viviendo.”

Elba Amoretti de Goñi

Esmeralda 1319, Capital

La mejor riqueza

Señor Director:

“Me siento preocupado por los sucesivos paros que afectan a la Universidad de Buenos Aires. Mi preocupación por el futuro de nuestra universidad, como la de muchos otros alumnos, crece día tras día, y ya no hay forma de hacer frente a los recortes que aplica el Gobierno.

“Estoy de acuerdo con que los profesores de la Universidad tengan la posibilidad de expresarse, dado que ellos son los principales damnificados, pero no me entusiasma demasiado que nosotros, el futuro de nuestro país, tengamos que pagar ese costo y no podamos estudiar.

“Lo único que queremos es ser alguien en el futuro, tener un título universitario y conocimientos que sean brindados, en lo posible, por los profesores a los que ahora se les quitan recursos.

“Si se le recorta el presupuesto a la UBA, se nos está quitando la oportunidad a quienes queremos crecer y quedarnos en el país. Por favor, no nos arrebaten lo poco que nos queda, que es curiosamente la mejor riqueza que tiene esta Argentina.”

Joaquín Ruiz Huidobro

DNI 30.037.681

Corruptos frustrados

Señor Director:

“Analizando las encuestas de opinión de los medios de comunicación, radiales, televisivos y gráficos, encuentro que los entrevistados, y aun algunos comunicadores, cuando critican a los políticos y a los asesores de éstos, por las altas retribuciones que perciben, o cuando lo hacen reprobando las jubilaciones de privilegio, que cobran quienes han cumplido alguna función pública, o no, terminan sus comentarios, invariablemente, expresando «ojalá uno tuviera esa posibilidad de cobrar todos los meses una suma así».

“Esa expresión me lleva al convencimiento de que no se critica la corrupción, sino el no estar incluidos en esas nóminas.

“Por lo tanto, convengamos, que muchos de los que dicen ser honestos ciudadanos sólo son corruptos frustrados, ya que si les ofrecieran algún privilegio no lo rechazarían.

“La corrupción está incorporada en la mente de casi todos, porque como no hay sanciones ejemplares y el ciudadano ve que los corruptos son respetados, y hasta admirados por el resto de la sociedad, llega a la triste conclusión que de nada le sirve ser honesto.

“Nuestra Argentina necesita recuperar los valores perdidos, y eso sólo se logrará con autoridad, y la autoridad se ejerce sólo con el ejemplo.

“Cada pueblo tiene el gobierno que se le parece, que necesita y que merece, y si cada uno de nosotros, como ciudadanos, lucháramos en contra de la corrupción, dando a nuestros prójimos un ejemplo cabal, la sociedad poco a poco iría cambiando y con ella también la calidad de los gobernantes y, por ende, la imagen del país.

“Luchemos contra la corrupción, pero antes debemos hacer un examen de conciencia y enfrentar esa lucha con la convicción de que no permitiremos que se nos contamine de ninguna manera, sólo así lograremos recuperar los valores que nos enseñaron nuestros mayores y mereceremos la patria que tenemos y la que ellos soñaron.”

José Mármol

josemarmol_2001@yahoo.com.ar

Mary Smart

Señor Director:

“Quisiera agradecer por medio de La Nacion toda la labor que nos ha brindado la señora Mary Smart, que se ha ido de este mundo a los 93 años.

“Sin duda era una mujer emprendedora y sagaz al alentar la creatividad artística de nuestros adultos mayores.

“Fue fundadora de la exposición anual «Más allá de los ochenta», que todos los octubre tiene lugar en la Universidad de Belgrano, y que a lo largo del tiempo ha congregado más de quinientos trabajos de artistas mayores de 80 años, a los que luego se unieron los de 70 años, y que a partir de 2001 se han de incorporar los nietos y bisnietos.

“Impulsó que los artistas plásticos ciegos o con otras discapacidades integraran también esta fiesta del arte exponiendo su talento.

“Su vida ejemplar, acompañada por su obra, seguirá latente entre nosotros.”

Dr. Avelino J. Porto

Presidente

Fundación Universidad

de Belgrano

En tiempos de Noloc

Señor Director:

“Las imputaciones que periódicamente nos propina Paul O’Neill reafirmaron en mí el convencimiento que explico a continuación:

“La definición de nuestro futuro, el modelo de una Argentina viable en el mundo de hoy, efectuada como un país libre que ha escogido y adoptado un rol posible en las condiciones geopolíticas que constituyen su circunstancia ineludible, debemos hacerla en casa los ciudadanos de nuestro país, y no importarla a cambio de financiación.

“Para ello no servirán los políticos, que conocen del pasado, sino los universitarios, académicos, pensadores, científicos y artistas, que conocen del presente y barruntan el futuro con fundamento.

“El pasado nos muestra una sucesión de errores, el presente es el abatimiento mismo. La única solución es pensar en el futuro, porque el futuro no se ha equivocado todavía.

“Los políticos están ocupados en administrar las deudas que ellos mismos han contraído, en gastar con mayor o menor eficiencia, con déficit cero o infinito, las rentas generales, que son siempre el sudor de los habitantes más decentes, trabajadores y cumplidores de la Nación, sin el aporte de los evasores ni de otros delincuentes que suelen pulular como mariposas nocturnas en torno de la atractiva luz del poder.

“Esto es todo: la educación al poder.

“Por eso he llamado a esta carta «En tiempos de Noloc», que es la inversa de Colón.

“Cristóbal Colón llega a tierras desconocidas como empleado de los reyes que habían expulsado la sabiduría judía y mora de España, y la conquista y colonización que él comienza destruye milenios de historia y se apropia de infinitas riquezas, a cambio de la Inquisición y de una cultura política y social cuyos efectos tenemos a la vista en la América hispana y lusitana. La otra América, en la que no se rapiñó oro sino donde se creó riqueza, a partir de otra cultura y otro origen, ha mostrado otros resultados. Ambas Américas distan de la perfección, pero la otra por lo menos es ganadora.

“Toca ahora a la gente educada e íntegra de nuestro país desembarcar en el poder y conquistarlo. Luego, de inmediato, sin destruir valor alguno ni dañar a nadie en su derecho, ni tampoco apropiarse de lo ajeno, habrá que reemplazar esa modalidad política y ciudadana que ingresó con Colón por otra que sirva.

“Corresponde ahora construir un futuro con la mejor gente decente, la más preparada, que desplace a los profesionales del poder quienes, cual encomenderos respecto de la ciudadanía, solamente nos pueden ofrecer un pasado de abusos, usurpaciones, exterminios, apropiaciones indebidas, ilegalidad, corrupción, desamor a la patria e incompetencia.

“Si no queremos sucumbir para siempre, debe comenzar pronto el tiempo de los idóneos, de aquellos que al mismo tiempo saben en grado sumo acerca de su materia como de comportarse cívicamente. Y luego actúan en consonancia.”

“Así de simple. Así de claro.”

Juan E. Cambiaso

Abogado, especialista en

derecho empresario


Jec2000@fibertel.com.ar

Modelos

Señor Director:

“Uno de los lugares comunes más en boga en todos los medios es la repetición de que el responsable de nuestros males es el «modelo» (económico). Se suele aceptar esa afirmación olvidando que en la Argentina todos los modelos se acaban desvirtuando, incluso aquel que produjo un crecimiento notable del país y que no supimos aprovechar.

“En apretada síntesis, me parece que una vez descalificado el modelo «agroexportador» como oprobioso, fraudulento, infame y cipayo, en la década del 40 empezó a aplicar una suerte de fascismo al «uso nostro» durante el cual se inició la espiral inflacionaria y se instauró, desde el poder, la corrupción como metodología política. Los sucesivos golpes e intentos autoritarios que padecimos a partir del año 30, aun los mejor intencionados, siempre acabaron mal y el peor de todos terminó en una guerra.

“Al ser restaurado el sistema democrático, al menos para elegir a las autoridades, se intentó aplicar un modelo de Estado benefactor, que parecía una broma de mal gusto cuando reclamaba un poco más de inflación y que fue seguido por un plan en serio que, luego del éxito inicial (un austral=US$ 0,80), los políticos se encargaron de destrozar para terminar en un ruidoso «golpe de Estado económico».

“El nuevo gobierno elevó la mira hacia el Primer Mundo y fue capaz de terminar con la emisión monetaria y el «déficit cuasi fiscal» (eufemismo olvidado que se refería al quebranto de todas las empresas estatales, incluida Aerolíneas). Esos objetivos fueron logrados con la ley de convertibilidad y la venta de «joyas de la abuela».

“Lástima que se hayan malogrado mediante el despilfarro, el endeudamiento y el vaciamiento del país, tres cosas que no forman parte de ningún modelo económico conocido, salvo el argentino. Quizás, en vez de resentirnos sería mejor interpretar las duras palabras de Mr. O’Neill en este sentido.

“Ahora nos faltaría probar el modelo cubano, cuyo resultado previsible se vería algo atenuado gracias a que en el Mar Dulce no hay tiburones y a que del otro lado están nuestros queridos hermanos orientales.”

Ricardo Paz Zuberbühler

Larrea 550

Mar del Plata (Bs. As.)

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?