Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Hermanas de Calcuta. Esperanza. Facilitar el tránsito. Moneda virtual. Visión desde afuera. Se ha perdido.
(0)
22 de diciembre de 2001  

Hermanas de Calcuta

Señor Director:

"Las Hermanas Misioneras de la Caridad (Hermanas de Madre Teresa de Calcuta) cumplen también en la República Argentina una acción social de ayuda cristiana a favor de la niñez desamparada y enferma, registra internados, "da de beber al sediento y de comer al hambriento".

"Tiene personería jurídica reconocida por el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto desde el 16 de agosto de 1996.

"El capital está formado por fondos aportados por filántropos, organizaciones de la Iglesia, fundaciones, asociaciones sin fines de lucro y personas de bien, provenientes de transferencias desde el extranjero, colocadas hasta tanto se requieran para su destino en plazos fijos o en cajas de ahorro.

"El motivo de esta carta son la cuenta de ahorro 350103177/3 y los plazos fijos en dólares 4577264/7 y 4577516/0, todos del Banco de la Nación Argentina, sucursal Mar del Plata.

"El banco se niega a entregarle los fondos efectivos para gastos menores (colectivos, traslados, medicamentos requeridos por los asistidos). Las hermanas son extranjeras, carecen de cuenta corriente bancaria, posibilidad de abrirlas, conocimientos idiomáticos suficientes y manejo de la operatoria bancaria. El gerente manifiesta que los fondos están comprendidos en la indisponibilidad, y los retiros expuestos a la limitación.

"He intentado comunicarme con el presidente del Banco Nación y con el señor ministro de Economía, sin éxito...

"El hambre y la enfermedad no esperan...

"¿Será necesario que interponga un amparo? Y si así fuera, ¿quiénes son los buitres?"

Wenceslao Tejerina

Abogado

Garay 310

Mar del Plata (Bs. As.)

Esperanza

Señor Director:

"En los tiempos de caos en los que nos toca vivir, tuve la necesidad, en dos oportunidades, de hacer trámites en dos sucursales del Citibank.

"Sucede también que estoy embarazada de 7 meses, hecho que agrava el trámite por las largas esperas.

"Sin embargo, ambas veces, ni bien ingresé en el banco, inmediatamente el personal de seguridad se me acercó para atender mi trámite, derivándome hacia el sector que me correspondía, agilizando mi espera. A su vez, los empleados también tuvieron en cuenta mi estado a pesar de la vorágine de quejas que les llovían por parte de la gente, que, a pesar de la larga espera que venía soportando, también accedió gentilmente a que pasara delante, considerando que había alguien que necesitaba ser atendido antes que ellos, poniendo mi necesidad por encima de la suya.

"No estoy destacando la actitud de un empleado, sino la de todos los que se cruzaron en mi camino. Quizá fue mi día de suerte y no es algo que pase frecuentemente, pero prefiero pensar que son cosas que pasan todos los días en muchos lugares de nuestro país.

"Por las noticias escuchamos hablar de huelgas, marchas, cacerolazos, manifestaciones, piquetes y demás demostraciones de disconformismo, muchas basadas seguramente en realidades duras que les toca vivir a los argentinos. Pero hay también una mayoría silenciosa que todos los días sale a la calle a pesar de todo, que está igual de disconforme, pero que en vez de quejarse hace, que elige aportar su granito de arena en vez de destruir.

"Esta gente se esfuerza por ver el lado bueno de las cosas, y nos demuestra que el mal se combate con el bien. Silenciosamente y a paso de hormiga. Como las enfermedades, que se contagian a través de un microbio. Son esos pequeños microbios los que expanden la epidemia. Que en esta Navidad todos los argentinos nos contagiemos de esa enfermedad que se llama esperanza."

Bárbara Tanoira

DNI 24.753.269

Facilitar el tránsito

Señor Director:

"Buenos Aires tiene las angostas calles de su trazado colonial, por lo que resulta difícil circular, máxime cuando todavía se mantiene el estacionamiento en muchas calles y se toleran en casi todas diversas líneas de colectivos cada vez más grandes.

"Proponemos se levante el estacionamiento en todo el microcentro y se destinen algunas calles sólo para colectivos.

"Mientras tanto solicitamos a nuestro autónomo gobierno que no se tolere el estacionamiento de coches oficiales ni el de diplomáticos. Estimamos que los funcionarios del Estado y los representantes extranjeros deben dar el ejemplo y no ostentar privilegios irritativos ante la paciente ciudadanía.

"Entre muchos estacionamientos mal concedidos y tolerados podemos citar el de Rodríguez Peña entre Posadas y Alvear (Secretaría de Cultura de la Nación) y, más hacia el Centro, frente a la embajada rusa, además sobre la izquierda, donde el 10 del actual eran catorce los Mercedes- Benz estacionados.

"Eliminarlos facilitará el tránsito en general."

Juan José Güiraldes

Comodoro

Mario Roberto Alvarez

Arquitecto

Moneda virtual

Señor Director:

"El valor de la moneda de un país refleja el de la Nación a la que corresponde. La moneda de los argentinos no es real, es virtual. Atento a la dirigencia política argentina, y por el futuro de nuestros hijos, que Dios guarde a nuestra Nación."

Lic. Julio C. Brahim

juliobrahim@fibertel.com.ar

Visión desde afuera

Señor Director:

"Encabezo una empresa que recientemente ha realizado una inversión muy importante en la Argentina y, en tal capacidad, naturalmente sigo muy de cerca los acontecimientos económicos y sociales que se vienen dando en vuestro maravilloso país. Permítame hacer algunas observaciones desde afuera.

"Reconozco que es fácil decirlo y quizá sea un tema ya trillado, aunque lograrlo es más difícil: el pueblo argentino debe ver y apreciar los aspectos positivos de su país. La confianza de la gente es la única manera de cambiar la marcha de la situación económica.

"La Argentina ha sido bendecida con maravillosos recursos naturales, gente con talento, excelentes niveles de educación, energía y motivación. No creo que exista una plataforma mejor sobre la cual construir una nación triunfante.

"Quizá ya sea hora de que la gente haga un inventario, comprenda sus aspectos positivos y continúe a partir de allí.

"Y permítame hacer otra observación. La inversión que ha realizado mi empresa es dentro del sector pesquero, que es poco conocido y no muy apreciado aunque se trata de un área de recursos naturales bastante ruidosa. La administración de los recursos tendiente a su preservación y la aplicación del principio de valor agregado a este sector pueden crear muchos nuevos empleos y a la vez producir divisas para el país. Si llegara a permitirse, una vez más, la sobreexplotación de los recursos pesqueros tal como se amenaza, esto construiría una tragedia para vuestro país, sus dirigentes políticos y para el pueblo."

Roy Gordon

Jefe ejecutivo

70 Prestwich Street

Cape Town

South Africa

Se ha perdido

Señor Director:

"Se ha perdido...

"Dónde quedaron los sueños infantiles de que el cambio de siglo iba a producir una transformación positiva; el siglo XX, convertido en una salvadora varita mágica que borra las malas cosas que sucedieron.

"¿Dónde están esos sueños? Quizás han quedado perdidos entre los pliegues del tiempo.

"Al gran país se le ha perdido el culpable, ¿usted lo tiene? Yo señor, no señor, y entonces quién lo tiene; lo tienen los banqueros; nosotros señor, no señor, y entonces quién lo tiene; lo tienen los empresarios, los políticos..., el comerciante, pintor, cerrajero, cocinero, taxista, los sindicatos...; nosotros señor, no señor, nosotros no lo tenemos. Y así se podría seguir hasta más allá del horizonte. Cuando se trata de hallar responsables, todos miran hacia otro lado, o al vecino, que también mira al otro vecino, y aquí de nuevo se pierde en el pliegue de los tiempos. Tanto preocuparse por encontrar culpables siempre afuera de nosotros mismos.

"Por qué no asumimos que en este hermoso y rico país son sus habitantes los que lo han convertido en pobre y supercomplicado. El atroz encanto de ser argentino ya no vale, porque el encanto es ilusorio; sufrimos la atroz caída desde hace décadas, atroz porque nada puede justificar lo ocurrido.

"Sería bueno que todos miráramos hacia adentro y nos preguntáramos qué hemos hecho por nuestro país. El tiempo ya está también gastado, y la culpa en mayor o menor medida es nuestra, desde la pequeña cosa hasta aquellos que tienen el poder para mejorar el país, pero muchas veces no lo quieren porque aspiran seguir obteniendo personalmente un encanto ficticio. Amamos a la Argentina, pero ¿y entonces?

"En realidad, la calidad de un país es la resultante de la conducta de sus ciudadanos. No me digan que ustedes no tienen el poder político o económico para cambiar las cosas, sí lo tenemos para votar, sí lo tenemos en nuestra vida cotidiana para influir en nuestras decisiones, y sí lo tenemos para enojarnos positivamente."

Ana M. Luro

Directora de Adelco

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.