Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Contemplar el pesebre. Coincidencias. Cacerolazo. Feos graffiti. Ahorristas en dólares. Las guerras. Tribuna para divulgar.
(0)
27 de diciembre de 2001  

Contemplar el pesebre

Señor Director:

"En estos tiempos de crudo materialismo e individualismo, del tanto tiene tanto vales, y aprovechando los días de Adviento, vale la pena detenernos un instante para contemplar el pesebre y valorar las condiciones de extrema pobreza que Dios eligió para la llegada a este mundo del Redentor.

"Nos cuenta Lucas en su Evangelio que María después de amamantar al Niño recién nacido lo recostó en un pesebre que era el sitio donde daban de comer a los animales y que salvo sus padres naturales, los Reyes Magos y unos pastores que velaban al raso, el nacimiento pasó completamente inadvertido.

"Dispongamos nuestro corazón y nuestra alma en estos días de esperanza pensando en el Salvador, que dio su vida para que todos nos salvemos".

Coincidencias

Señor Director:

"Hay coincidencias poco gratas, como por ejemplo la del titular de la tapa de LA NACION del 22 del actual y el titular de la página 2 de la misma edición. El primero decía: "Rodríguez Saá asume hoy como presidente interino hasta marzo". Y el segundo: "Asume en Kabul un gobierno interino"..."El nuevo jefe de gobierno fue designado por seis meses, hasta la convocatoria a una asamblea tribal...""

Cacerolazo

Señor Director:

"Hace poco tiempo la corporación política interpretó a su gusto y conveniencia el significado del 41% de votos impugnados y en blanco (incluso con grandes cenas festejando el ascenso al poder y sin quedar claro quiénes las pagaron) y se equivocaron groseramente.

"Que no se equivoquen de nuevo al interpretar el pacífico "cacerolazo" de la noche del 19 del actual. Esto fue un "segundo cabildo abierto" donde los argentinos no fuimos a preguntar "el pueblo quiere saber de qué se trata". Fuimos a decirle a la corporación política que los argentinos "queremos vivir en democracia y no más en politicocracia". Que queremos honestidad e idoneidad en quienes de ahora en más tengan el deber de dirigir el destino de todos los argentinos.

"No queremos ver más saqueos de comercios y mucho menos el saqueo de los ahorros, fruto del trabajo, a que regularmente nos tiene acostumbrados la corporación política.

"Y la base de una democracia es que todos los ciudadanos sean iguales ante la ley. Si un grupo, a espaldas de los ciudadanos, se vota privilegios y prebendas que lo diferencian del ciudadano común, esto ya no es democracia. Y precisamente esto es lo que viene haciendo la corporación política argentina desde hace muchísimos años.

"Por tal razón uno de los primeros actos de honestidad del Congreso, luego de la Asamblea Legislativa para designar presidente, deberá ser la aprobación sobre tablas de una ley que derogue todos los beneficios y privilegios que hoy los diferencian del ciudadano común (fueros, jubilaciones, gastos reservados, pagos en especies, etcétera). Que se cancelen todas las jubilaciones y pensiones de privilegio que ya existen y quienes las posean tramiten la jubilación ordinaria si tienen edad y aportes para ello, y si no, que sigan trabajando.

"Que de inmediato se reduzcan las remuneraciones, por todo concepto, del presidente, ministros, legisladores nacionales, provinciales, municipales, gobernadores, intendentes, funcionarios, etcétera, a cifras acordes con la realidad que estamos viviendo todos los argentinos.

"Y tenemos derecho a exigir esta reducción, porque las pagamos entre todos. Hecho esto, y mucho más, los argentinos podremos comenzar a creer nuevamente en las instituciones.

"De no hacerlo, Dios en su momento y los argentinos ahora se lo demandaremos."

Feos graffiti

Señor Director:

"Durante varios años, el escribano Antonio Cartañá ocupó el cargo de defensor del pueblo de la Ciudad de Buenos Aires.

"Por eso le sugiero tome los recaudos para que se limpien, en muchas paredes de esa ciudad que él defendía (por lo menos en la avenida Beiró eso es harto visible ), unos feos graffiti con pintura negra, que lo postulaban como candidato en la últimas elecciones.

"Ya han pasado dos meses y debo decir que no hablan bien de Cartañá esas paredes maltratadas."

Ahorristas en dólares

Señor Director:

"El desgobierno que ha reincidido en abandonar el país en llamas ha cometido un sinfín de inequidades.

"De las que aún pueden producirse, sólo habré de referirme a una: la de quienes tienen depósitos en dólares en bancos locales.

"Se habla de que las nuevas autoridades los convertirán en pesos o en bonos. Aparte de constituir un hurto, su arbitrariedad es mayúscula respecto de quienes han enviado cerca de ochenta mil millones al exterior y considerando que el Banco Central ha dolarizado nuestras deudas en pesos.

"Sin duda que accionaremos judicialmente contra quienes mediante semejante tropelía intenten financiar su propia torpeza. Los invitamos a pensar además si, con ese proceder, lograrán que regresen los dólares que se han ido y conseguirán las inversiones vitales para nuestra maltratada patria."

Las guerras

Señor Director:

"Carlos Pedro Blaquier, en una nueva carta en defensa de su tesis de que en las guerras no deben respetarse los derechos humanos, recurre ahora como ejemplo a las Cruzadas. Luego, para respaldar su punto de vista, cita el proverbio latino "primero vivir y después filosofar".

"En primer lugar, no pueden aceptarse a ciegas los argumentos de la leyenda negra sobre las Cruzadas. En torno del tema hay encendidos debates entre los propios católicos. En segundo lugar, no parece acertado invocar excesos cometidos hace siglos para utilizarlos en defensa de una tesis que pretende ser actual.

"Es evidente que la civilización occidental y cristiana ha avanzado gradualmente en la consagración de principios de convivencia y hace tiempo que acepta como necesario imponer límites morales a todas las guerras, incluidas las religiosas. Eso no quiere decir que se haya logrado impedir que algunas veces se cometan graves abusos pero sí, al menos, que se los considere demostraciones de salvajismo.

"Creo importante destacar que así como es muy malo que en la exaltación de la lucha lleguen a cometerse crímenes de guerra también es grave que alguien, reflexivamente, los recomiende como medio legítimo y necesario para asegurarse la victoria.

"Finalmente, debo hacerle notar a Blaquier que el viejo proverbio que cita ha sido siempre considerado un llamado a la cotidiana sensatez y no un consejo para negar al enemigo todo derecho y buscar la supervivencia a cualquier precio."

Tribuna para divulgar

Señor Director:

"Al leer temprano en la edición del 19 de este mes el estupendo artículo "La Argentina desenmascarada" no me imaginé lo que pasaría poco más tarde. Bastó el transcurso de unas horas para que la barbarie desatada en todo el país viniera a corroborar espectacularmente los dichos de su autor, Rodolfo Rabanal. Más que los saqueos a los supermercados, el espectáculo más sobrecogedor de la jornada fue el ofrecido por el comportamiento de los políticos.

""Con las fauces babeantes de codicia", como dijo el comandante Prado en su famoso libro sobre los malones, nuestros mandamases se exhibieron tratando, cada uno por su lado, de aprovechar el caos para llevar agua a su molino. Aparte de sus mutuas recriminaciones, no apareció ningún atisbo serio de solución para paliar la catástrofe que se nos viene encima.

""Estas naciones están condenadas a que las gobiernen enanos mentales de designio despótico", decía Bolívar hace casi dos siglos, apropiadamente citado en esta ocasión por Rodolfo Rabanal. Los enanos que gobiernan la Argentina insisten en seguir repartiéndose las migajas en lugar de crear nueva riqueza (aunque fuese para poderle echar mano de nuevo). ¿Será cierto que su conducta da la pauta del grado en que debe modificarse, de raíz, la mecánica mental que entre nosotros rige los vínculos entre gobernantes y gobernados?

"Se me ocurre que cualquier tentativa de solución que contemplemos deberá incluir -como base de apoyo ineludible- un grado de comprensión infinitamente más amplio de las causas que, generación tras generación, han terminado por conducirnos al infierno actual. Hago votos a fin de que Rabanal persista en su prédica iluminadora y para que su ejemplo cunda, felicitándome de que LA NACION sirva de tribuna para divulgar esta inquietud."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.