Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Llamamiento. Unión de provincias. Héroe anónimo. La convertibilidad. Tranquilizar. Minicuentos. Ser serios. Reforma política. Usar los cuarteles. Idoneidad para el cargo.
(0)
28 de junio de 2002  

Llamamiento

Señor Director:

"La Academia Nacional de Bellas Artes hace un llamamiento a los diversos sectores de la cultura nacional y a nuestras autoridades para fortalecer la tarea ejemplar que viene desarrollando desde hace tantos años el Fondo Nacional de las Artes.

"Un organismo que ha ayudado sistemáticamente al fomento y desarrollo de la cultura en el ámbito nacional, atendiendo la promoción de diversos ámbitos de la cultura con una clara visión federal, requiere que en estos difíciles momentos se le renueve el apoyo para continuar estas líneas de acción.

"En este sentido, aun comprendiendo las dificultades que todas las entidades de la cultura y la sociedad argentina en su conjunto padecen, hacemos un llamado para que se habiliten los fondos que corresponden presupuestariamente al Fondo Nacional de las Artes para que la institución pueda cumplir plenamente las funciones de promoción, capacitación y fomento que le incumben."

Unión de provincias

Señor Director:

"Leo con grata sorpresa la intención de unir dos provincias como Río Negro y Neuquén, y me reconforta saber que algunos dirigentes políticos miran hacia un futuro moderno y práctico. Felicitaciones a los dos gobernadores y sus asesores por dar impulso a esta idea.

"Sería bueno que los dirigentes de otras provincias como La Rioja, Catamarca, Tucumán, etcétera, promovieran este mismo proyecto.

"¡Qué bien le harían a nuestro pais!"

Héroe anónimo

Señor Director:

"A un año del accidente, todos conocemos y recordamos los méritos de Germán Sopeña, por su defensa del Sur y los hielos continentales. También lamentamos su trágica muerte en el viaje para el izamiento de nuestra bandera en Punta Bandera, como coronación del proyecto hotelero Estancia Cristina.

"Lo que quizá muchos desconocen es que el gestor del proyecto, el que supo reunir a un par de inversores también amantes de la Patagonia, el que logró que ese sueño se fuera convirtiendo en una realidad, fue el ingeniero Alfredo Fragueiro.

"Es nuestro deber reconocer también los méritos de este profesional y empresario, serio y honesto, que aportó su parte para el engrandecimiento del país. Yo les rindo mi pequeño homenaje."

La convertibilidad

Señor Director:

"La carta de Carlos Pedro Blaquier sobre la convertibilidad y su caída, que atribuye a la dificultad de financiar el déficit fiscal, me lleva a recordar que dicho sistema acumuló reservas que llegaron a un pico de 16 mil millones de dólares, con la contrapartida de una cantidad equivalente de moneda nacional genuina al servicio de la circulación de bienes y servicios, que era el fruto del trabajo de todos. Ningún otro sistema proveyó al país de tanta liquidez y libertad monetaria, cambiaria y financiera.

"Se mantuvo durante más de diez años mientras se respetaron sus reglas, pese al déficit fiscal. Y pudo haberse mantenido cien años más, como ocurrió en los Estados Unidos, Gran Bretaña u otros países, si se hubieran seguido respetando las reglas de emisión y contracción monetaria, de acuerdo con la demanda del público, aceptando las consecuencias de esos movimientos y no tratando de alterarlos artificialmente.

"Dicho sistema tuvo la virtud de separar los problemas monetarios de los fiscales, y fueron estos últimos y no el régimen monetario la causa de la recesión, por la demanda de fondos del sector público que se restaban al sector privado y la suba consecuente de la tasa de interés.

"No hay otra forma civilizada de financiar el déficit que con endeudamiento voluntario, y cuando es muy caro, lo que hay que hacer es reducirlo o eliminarlo.

"Por el contrario, la decisión del gobierno de Duhalde de emitir moneda sin respaldo para financiar el déficit fiscal manoteando las reservas que acumulamos con nuestro esfuerzo tiene los efectos de un robo a los tenedores de moneda nacional, y especialmente a quienes viven de un salario o una jubilación. Ello agravó el déficit por la destrucción de salarios y capitales, con la caída consecuente de los ingresos fiscales.

"La forma de eliminar el déficit sin agravar las penurias de los empleados públicos y jubilados consistía en respetar la convertibilidad y reducir la carga de intereses de la deuda, dando mayores garantías. Todo lo contrario a declarar la cesación de pagos, que puso en jaque (¿mate?) a trabajadores, familias, empresarios, bancos, AFJP e inversores.

"Estas reflexiones atienden a un debate imprescindible sobre moneda y déficit fiscal, para evitar que la lamentable y extendida confusión al respecto vuelva a provocar una hiperinflación y nos lleve a pasar por lecciones que creíamos haber aprendido."

Tranquilizar

Señor Director:

"El movimiento telúrico que se sintió en la ciudad de Buenos Aires, a partir de las 10.57 del 18 del actual, hizo que las oficinas de los edificios de mayor altura, situados en la zona de Retiro y en Puerto Madero, fueran presurosamente abandonados por el personal, poniéndose así a cubierto de cualquier riesgo que pudo amenazarlo.

"Son los profesionales competentes en construcciones quienes deben sopesar ahora las consecuencias que, para la estructura de los bienes raíces, pueda tener más adelante la fuerte trepidación ocurrida, de tal modo que su dictamen sirva para tranquilizar a quienes sorprendió el fugaz, pero intenso temblor de días pasados."

Minicuentos

Señor Director:

""Cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí." Este breve cuento, del gran escritor Augusto Monterroso -¡de siete palabras!-, es el más corto del mundo.

"Quisiera compartir una anécdota: días atrás yo viajaba en taxi y leía una nota reciente sobre el escritor guatemalteco; se mencionaba su breve y famoso cuento. Por curiosidad le pregunté al taxista si conocía la obra. "Cómo no. El cuento del dinosaurio", me contestó. Y al instante dijo que ése ya no era el más corto del mundo. Intrigado, le pregunté cuál era entonces. Confieso que esperaba oír un chiste grosero, pero el conductor soltó esto: "Murió el duende que fingía existir".

"Después de pensar unos segundos este minicuento, juzgué que era algo de calidad. Coincidimos en que no sólo era más corto que el del dinosaurio, sino también superior. Sin perder tiempo lo anoté en un viejo boleto de colectivo. El conductor no recordaba quién era el autor del cuento (una lástima), lo había escuchado haciendo zapping en la radio, pero sí estaba seguro de que el autor era ¡argentino!

"Dudo de que esto sea una gran conquista para nosotros, pero creo que no viene nada mal cualquier logro, por pequeño que sea. Supongo que otras personas ya lo conocen. A ellas les agradecería me informasen sobre el nombre de este compatriota, de este paisano nuestro que creó un travieso duende capaz de vencer a un dinosaurio.

"Aparte del fútbol, queridos amigos, otras pequeñas cosas pueden brindarnos algunas satisfacciones de vez en cuando."

Ser serios

Señor Director:

"Creo que es hora de que pensemos como sociedad que debemos ser serios. ¿Qué significa ser serios?

"Significa que debemos abandonar definitivamente esa postura algo infantil de la búsqueda del hombre providencial.

"Es hora de poner el hombro y pensar seriamente en la raíz y génesis de nuestros problemas, considerar realmente por qué ocurren las cosas, abandonar para siempre el escuchar a nuestros dirigentes políticos actuales, delirantes, promesantes, payasescos, corruptos y nada serios.

"No es posible seguir oyendo propuestas inconsistentes provistas de falso nacionalismo, egoístas y oportunistas, concebidas por individuos que todavía nos quieren hacer creer que la política de Robin Hood, vivir con lo nuestro, ignorar al mundo, etcétera, es válida.

"Hoy el que se integra como corresponde, interactúa en el mundo de acuerdo con sus capacidades. Los dirigentes, dirigiendo seriamente con propuestas lógicas, honestas y realizables.

"Los empresarios, con reglas claras y esforzándose para competir sanamente sin pedir ninguna protección especial.

"El pueblo, viviendo atentamente la obra que se desarrolla en el escenario de la realidad y sancionando severamente con el arma democrática: el voto.

"Seamos autores y protagonistas de nuestro destino, involucrémonos en la política, no sigamos refunfuñando en la platea y no haciendo nada como los cobardes.

"Argentinos, a las cosas, como decía Ortega y Gasset."

La reforma política

Señor Director:

"A poco de observar la reforma política con que nuestros legisladores quieren conformar y satisfacer nuestros reiterados reclamos de cambio por un sistema que nos permita elegir y controlar a nuestros representantes, me siento como aquel a quien golpean, roban, violan y aun en el suelo debe escuchar a los delincuentes que le soplan al oído: "Y no te hagas el loquito que vamos a volver".

"Sólo me queda -para abreviar- ratificar -en una frase de un amigo-, un sentimiento: "Tengo tanto respeto por los políticos, como las palomas por las estatuas". Sí, claro que hay excepciones."

Usar los cuarteles

Señor Director:

"No es el caso que nos pongamos a discurrir en estos momentos si la prisión es el más adecuado medio para reprimir o disuadir la delincuencia, ni tampoco que sea ésta la ocasión para discutir con urgencia e imperfección respecto de las libertades provisionales, se llamen ellas excarcelaciones o exenciones de prisión, condenas o libertades condicionales, etcétera.

"Vuelvo a insistir repetidamente señor Director, ante el auge descontrolado de la delincuencia, la capacidad desbordada de las cárceles y la ilegal e improvisada solución de apuro de convertir las comisarías en prisiones, también saturadas, en que el Gobierno podría apelar al medio heroico de utilizar los cuarteles de las Fuerzas Armadas, que han quedado vacíos o semivacíos a raíz de la supresión de la conscripción, que (sabiendo por cierto que no es lo ideal) podrían funcionar con pocas y económicas reformas o adaptaciones, a la manera de las cárceles de mínima seguridad o abiertas, para guardar allí a delincuentes o reclusos acusados o condenados por delitos menores o más leves."

Idoneidad para el cargo

Señor Director:

"Coincido plenamente con lo expresado en su editorial del 20 del actual.

"Sobre todo, con el último párrafo, relativo al compromiso que deberían asumir los gobernantes en cuanto a austeridad, buena administración y transparencia en las erogaciones, eliminando todo gasto improductivo. Esa es una de las bases sobre las cuales debemos empezar a reconstruir el país.

"Lamentablemente, hasta que exista algún mecanismo que pruebe de antemano la idoneidad de las personas para ocupar los cargos, eso no sucederá. Mientras los funcionarios sigan siendo nombrados por amiguismo o deuda política, difícilmente se logre la idoneidad deseada, requisito fundamental para empezar a transitar por el buen camino.

"Me pregunto: si en el ámbito privado se exigen currículum, historiales laborales y capacitación adecuada para acceder a un puesto, ¿por qué a los funcionarios no se les exige lo mismo?"

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?