Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Llamada de atención. Indiferencia. Camino posible. Gracias, Chalchaleros. Dos observaciones. Las 225. ¿Hay brujas?
(0)
30 de junio de 2002  

Llamada de atención

Señor Director:

"Cuando en 1968 me mudé a San Telmo, a una casa antigua, salvándola de la demolición, al no tener rejas al frente encargué a mi amigo y escultor Enio Iommi que hiciera un sucedáneo actual de aquéllas. Entusiasmado, Enio intervino tres chapas de aluminio, de 2 milímetros de espesor, y estas nuevas rejas pasaron a ser patrimonio barrial, admiradas y respetadas por todos los vecinos.

"Han pasado 34 años, y cuando hoy me levanté me anunciaron con pesar que una de las esculturas había sido arrancada y las otras dos estaban en igual camino.

"El móvil no fue seguramente el robo; no fue un acto doloso; no la sustrajo ningún coleccionista inescrupuloso; fue simplemente que en la madrugada unos "cartoneros", esos nuevos grupos que recorren las calles del barrio, las habían sacado.

"Su único valor de recupero es $ 4, el valor del material chatarra. Seguramente les sirvió para hacerse de unas monedas o comprar un poco de comida.

"Esto lo cuento apesadumbrado pues cada día son más los argentinos que no tienen plata para comer y deben recurrir a tareas impensables e imprevisibles.

"Debemos tomar conciencia del derrumbe moral y económico en el que nos estamos sumergiendo los argentinos.

"Alerta. El aleteo de una mariposa en Pekín puede provocar un ligero soplo que, progresivamente, irá aumentando su volumen y fuerza hasta dar nacimiento a un huracán en California. Es lo que se llama "efecto mariposa". A buen entendedor, pocas palabras."

Indiferencia

Señor Director:

"Quisiera manifestar mi indignación para con el Gobierno y la clase política dirigente, ante la indiferencia manifiesta por el tema de referencia: la soja.

"Hay una iniciativa privada que está recolectando, en forma virtual, soja que serviría para que coman millones de argentinos. No vi en ningún diario ni canal de televisión de aire campaña alguna que difunda lo que están haciendo estas personas.

"¿En qué piensan los políticos y dirigentes mientras nuestro pueblo se muere de hambre?"

Camino posible

Señor Director:

"El caos en el que estamos inmersos en la actualidad no se produjo de un día para otro, sino que llevó años en los que fueron socavados valores que teníamos arraigados en nuestra idiosincrasia.

"Por eso creo que uno de los caminos posibles para salir del enredo en que nos encontramos es que, en el seno de cada familia, se trate de fomentar el amor, el cariño, la comprensión, el respeto por uno mismo y por el otro, la solidaridad, no la limosna, el afecto a nuestras cosas, en lugar de fomentar el desapego y el "todo vale".

"Tener o crear un trabajo digno, privilegiar el bien general al individual, cumplir con nuestra misión en la vida, tanto en el aspecto social como en el laboral.

"Toda religión fomenta el bien. Si cumpliéramos con los diez mandamientos que rigen la religión no necesitaríamos 25.000 leyes ni infinidad de decretos para saber comportarnos en sociedad."

Gracias, Chalchaleros

Señor Director:

"Luego de 54 años ininterrumpidos de actuación profesional, el 16 de este mes han dejado de actuar Los Chalchaleros.

"Por más que Juan Carlos Saravia, fundador del grupo y quien se mantuvo en la formación durante los 54 años de actuación, siempre ha destacado un gracias a la gente que los ha acompañado durante tantos años, considero que es absolutamente al contrario. En efecto, somos quienes hemos seguido la trayectoria del conjunto durante años los que debemos decir gracias Chalchaleros.

"Gracias por el canto, en absoluto inigualable, pero fundamentalmente muchas gracias por haber demostrado a lo largo de tantos años de trayectoria del conjunto que éste se encontraba compuesto por señores, tanto en la vida como en el canto, y ello se debió a que nunca se olvidaron de ser "gente", por encima de ser artistas, tal como lo señala Facundo Saravia.

"Si se coincide en que el principal mal que azota a la Argentina es la grave crisis moral que padecemos, considero que podemos encontrar en nuestros queridos Chalchas un ejemplo de cómo se puede transitar por la vida derrochando amor, dignidad y honestidad y, fundamentalmente, demostrando que todos los actos de la vida pueden realizarse inspirados en la ética, palabra lamentablemente tan olvidada.

"Muchas gracias, Juan Carlos Saravia, Polo Román, Pancho Figueroa, Facundo Saravia y a todos aquellos que alguna vez formaron el conjunto, por todo lo que nos dieron, y al Tatita Dios, por seguir dando ejemplos a través de los hombres, y así seguramente mañana habrá una Argentina distinta y mejor."

Dos observaciones

Señor Director:

"Con motivo de su editorial del 13 del actual, en el cual asumen la defensa del sistema de capitalización, me permito formularle dos observaciones.

"La primera: ¿por qué se impide volver al sistema de reparto a aquel que así lo desee? Si el sistema de capitalización es tan eficaz, esta limitación a la facultad de contratar no parece necesaria (ni legal).

"La segunda: ¿qué puede capitalizar un aportante, si la AFJP retiene el 33% del aporte mensual del afiliado, en concepto de comisión? ¿Qué ganancia en la inversión de la AFJP puede compensar esta merma?

"A estos dos "pecados originales" del régimen de capitalización se agrega que el dinero destinado a las futuras jubilaciones se invirtió casi totalmente en bonos sin valor del Estado nacional.

"¿Qué van a cobrar los jubilados del futuro?

"Estimo que esa página debería formular algunas consideraciones al respecto, para abarcar más integralmente la cuestión."

Las 225

Señor Director:

""Menos del 4% del patrimonio personal de las 225 personas más ricas del mundo sería suficiente para brindar acceso a todos los pobres del mundo a las elementales necesidades en materia educativa y de salud, y una nutrición adecuada." (Cálculo del profesor de Stanford Sygmunt Baumann en su libro "In Search of Politics", 1999.)

"Cualquier comentario es en balde. Y un examen de conciencia es inevitable. Hay que animarse y luego actuar en consecuencia."

¿Hay brujas?

Señor Director:

"Me dirijo a usted con relación a los recientes casos de mutilaciones de animales, principalmente vacunos y ovinos, ocurridos en diferentes regiones de nuestro país.

"A pesar de numerosas conjeturas y últimas declaraciones de miembros de algunas instituciones, me resulta difícil creer y aceptar que grupos sectarios o personas hayan infringido tales prácticas con tanta distancia de por medio. Como ejemplo, en península Valdés, la semana pasada, aparecieron dos guanacos, presentando las mismas características de cercenamientos que el ganado anterior. Aquéllos, de los cuales uno se recuperó en un lugar poco accesible, presentaron cortes y extracciones de miembros como los anteriores. Lo significativo, y por cierto más difícil de creer, es que si los vehículos con los cuales se recuperaron a duras penas pudieron llegar al lugar, debido a la inaccesibilidad de aquél, ¿cómo llegaron hasta el sitio las supuestas sectas? Aún más inverosímil de aceptar es que alguien o "algo" haya estado físicamente en horas de la noche efectuando tales prácticas con temperaturas de -20°C como han hecho en la zona en estos últimos días. Supongo que dichas personas, si es que lo fueron, tendrían una buena provisión de chalecos térmicos (¿?) a mano.

"Cualquier persona o técnico que trabaje con animales en descomposición o ya muertos hace tiempo, ya sea para trabajos de disección o para montaje de esqueletos, sabe que para limpiar dichos restos, sobre todo los que tienen mucha piel o cuero, deben sumergirlos muchas veces en agua con enzimas, y otras veces, dejar que larva de escarabajos derméstidos haga lo suyo. Sin embargo, esto lleva su tiempo y a veces quedan restos de piel, grasa, etcétera.

"Como conclusión, y sin ser experto en la materia, ni atribuir tampoco a fantasías populares lo que nos ocupa, no nos queda, a veces, más que aceptar el dicho: "Yo no creo en las brujas, pero que las hay, las hay"."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.