Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Discurso de Solá. Insensatez. Cuba. Valuación exagerada. Votos y afinidades. Bonos. Ecuación fatal. Rediseñar el tránsito. Jubilados (II).
(0)
6 de mayo de 2003  

Discurso de Solá

Señor Director:

"En referencia al artículo publicado por LA NACION el 3 del actual ("Solá: hay policías sin convicción para combatir el delito"), creo que es necesario hacer algunas aclaraciones respecto del discurso del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá.

"El gobernador inició su discurso respaldando la tarea de la policía bonaerense y, a renglón seguido, no formuló ningún reproche, sino que en su condición de máxima autoridad política de la provincia hizo un llamado a poner todo el coraje que hace falta para enfrentar a los delincuentes. Usó términos fuertes, pero al margen de la alocución hizo declaraciones a algunos medios a poco de subir a su automóvil, ante la insistencia de que aclarase lo que no hacía falta,

"Este último diálogo era de carácter informal y en tono reservado, donde ratificó -en más o en menos- lo que había dicho sobre el escenario. Solá solicitó a tres periodistas (entre los que estaba el corresponsal de LA NACION) que no reprodujeran textualmente lo expresado, consciente de haber pronunciado una palabra que no forma parte de su vocabulario público y privado. Haberlo hecho, creo, rompe la relación de confianza que nuestro gobierno mantiene con el periodismo responsable del país.

"Si el anuncio de la puesta en marcha de un hospital policial; la entrega de 140 patrulleros sobre un total de 1700 previstos; el dolor por la muerte de otro policía en Tigre; la necesidad de que sea aprobada la ley de decomiso; el llamado al compromiso de todos los actores de la vida pública con la seguridad ciudadana; la nefasta utilización electoralista del tema, y el compromiso de no callarse ante la crítica injusta de algunos medios pasan a un segundo plano para privilegiar lo que se considera una durísima crítica a algunos comisarios, es -para mí- una clara miopía periodística de quien tuvo la responsabilidad de cubrir el hecho.

"Con 30 años de profesión, siempre he destacado la importancia y el valor de LA NACION. Su historia obvia mayores comentarios. Por tal circunstancia, ante la sorpresa que me produjo el artículo mencionado, deseo expresar una visión profesional diferente sobre los alcances del acto institucional realizado el 2 del actual. Ningún periodista que siga de cerca los acontecimientos de esta provincia desconoce el viejo reclamo policial de contar con un hospital adecuado a sus necesidades, que es imperioso renovar el parque automotor y que la seguridad constituye un problema de Estado que el actual gobernador no busca resolver con frases impactantes a través de los medios, sino con hechos concretos."

Jorge Matheus

Subsecr. de Prensa y Difusión de Buenos Aires

N. de la R.: el periodista Pablo Morosi, firmante de la nota a la que se refiere la carta, ratifica sus conceptos. No hubo una conversación privada, ya que fue grabada y se encontraban presentes periodistas de otros medios.



Insensatez

Señor Director:

"Se ha dicho -y con razón- que sólo una línea sutil separa lo sublime de lo ridículo.

"Leyendo la crónica del debate desarrollado en la sede de la Legislatura porteña acerca del cambio de denominación parcial de una avenida no puede menos que concluirse que hemos atravesado esa línea, sin pudor y sin vergüenza. Sin pudor, por la indecencia que supone sostener un debate de esas características y contenidos, rodeados por millones de compatriotas que se debaten en la pobreza, el hambre y la marginalidad. Sin vergüenza, por recrear en medio de la desintegración generalizada de vínculos que nos afecta como sociedad una confrontación falaz, vetusta e inconducente.

"¿Es que hay alguien sensato que crea que vociferando en defensa de Sarmiento mejoraremos en algo nuestra deteriorada educación pública? ¿Es que hay quien piense que reivindicando a Rosas recuperaremos un gramo de nuestra extraviada soberanía?

"¡Que Dios nos perdone tanta recurrente insensatez!"

Hernán Patiño Mayer

pamayer@adinet.com.uy



Cuba

Señor Director:

"En pocos días más se debatirá, en el seno de las Naciones Unidas, la situación de los derechos humanos en Cuba.

"Estados Unidos, país que ha cometido atrocidades en Afganistán y que las sigue cometiendo en Irak, está encabezando una cruzada para lograr la condena al régimen cubano olvidando que si se violan los derechos humanos en Cuba se los viola en la totalidad de la isla, incluida la base de Guantánamo, donde los prisioneros talibanes son sometidos a condiciones infrahumanas, carentes de los derechos más elementales, tal como hemos podido apreciar en diversas fotografías que el gobierno de la superpotencia no se animó a desmentir y sólo se limitó a investigar quién las había hecho trascender.

"Quien combate la barbarie con una barbarie mayor carece de toda autoridad moral para elevar su dedo acusador. Más aún cuando no quieren ratificar la existencia del Tribunal Penal Internacional y pretenden, para sus tropas, una inmunidad ante los hechos que pudieran cometer."

Gustavo Pablo Font

LE 8.319.281

fontgp@hotmail.com



Valuación exagerada

Señor Director:

"A través de esta carta quiero referirme al caso de muchos ciudadanos que adquirieron automóviles en 2002 y 2001 y los patentaron en la ciudad de Buenos Aires.

"Las autoridades no sólo aumentaron las alícuotas para los autos que consideraron más caros, independientemente de las causas por las cuales los compraron, sino que más grave que eso, distorsionaron exageradamente las valuaciones, fundamentalmente de los modelos 2002 y también de los 2001,ya que en el primer año de uso, los autos de deprecian un 40% o más, y la Dirección de Rentaslos deprecia solamente un 5 por ciento."

Raúl Luis Pimentel

raulidaddy@hotmail.com



Votos y afinidades

Señor Director:

"En una carta publicada el 2 del actual, el lector Alberto Campos Carlés menciona datos de una encuesta de Catterberg y Asociados para ilustrar su idea de que el electorado de Ricardo López Murphy no tiene afinidad con el ex presidente Menem. El argumento es cierto y está avalado por abundante evidencia empírica, aunque debo hacer una precisión: los porcentajes que cita Campos Carlés corresponden a la respuesta a una pregunta dirigida a los votantes de López Murphy que decía: ¿a quién votaría usted si López Murphy no se presentara? Allí, en efecto, sólo el 2% optaba por Menem. Cuando la pregunta inquiere sobre la conducta electoral de esos votantes en caso de ballottage entre Kirchner y Menem, el 55% opta por Kirchner, casi un tercio afirma que podría votar en blanco o anular su voto y sólo el 13% apoya a Menem, según datos de una muestra nacional recogidos hace un mes. Como puede verse, aunque las cifras son algo distintas la tendencia no cambia demasiado.

"En rigor, y más allá de los porcentajes, los argumentos desplegados por Campos Carlés en su carta son paradigmáticos del pensamiento de los votantes de López Murphy, según pudimos comprobar en nuestras investigaciones sobre conducta electoral: la gran mayoría de ellos rechaza visceralmente a Menem y votó el 27 de abril en favor de lo que considera un nuevo proyecto político para la Argentina."

Eduardo Fidanza

Dir. de Catterberg y Asociados

efidanza@catterberg.com



Bonos

Señor Director:

"En agosto de 2001 se emitieron certificados de crédito fiscal para ser utilizados en el pago de impuestos, lo que se pudo hacer a lo largo de 2002.

"Hace un mes, salió una disposición por la cual, para ser utilizados, se debe participar en una licitación mensual que determina el porcentaje de estos bonos que se puede usar en cada pago de impuestos, y el resto debe hacerse en efectivo. No hay facilidades para las personas de edad avanzada.

"Si bien dicen que ese porcentaje depende de las ofertas de los propietarios de bonos esto parece muy raro, ya que en la primera licitación fue un 25% el porcentaje por pagar en bonos, y el resto en efectivo.

"Cuesta comprender que a pocos días de las elecciones del 27 de abril el ministro Lavagna haya autorizado una medida tan injusta y que perjudica tanto a los pagadores de impuestos."

José Oriol

Defensa 833, Capital



Ecuación fatal

Señor Director:

"Analizando el resultado de las elecciones, creo que elegimos muy mal.

"Hay una ecuación fatal para cualquier país: gobierno populista igual a pueblo pobre y sin educación y fácil de manejar. Resulta increíble que la gente vote a quienes les bajaron sus ingresos en términos reales, pero es así. ¡Un país con el 60% de pobreza vota para llegar al 70% de pobreza! Qué paradoja, ¿no?

"Si sumamos los votos populistas (22% Kirchner + 14% Carrió + 14% Rodríguez Saá) llegamos al 50% de apoyo al populismo. ¿Seremos culturalmente perfectibles? ¿Debemos asumir que ya somos así, que nos conformamos con ser mediocres? Es para reflexionar. Debe ser el único país del mundo en el que un 50% elige al modelo perverso del pasado. Del pasado en el mundo y de triste presente en la Argentina.

"Me pregunto si es acaso digno que un profesional promedio en Córdoba, Santa Fe o Buenos Aires no llegue a ganar US$ 800 por mes. Ni hablar de un obrero. Pero esto es consecuente con nuestros tremendos y generalizados niveles de hambre, pobreza y desocupación. ¿Merecemos esto los argentinos? Creo que no. Pero lo peor de todo es que muchos de aquellos mismos profesionales y obreros que se quejan y reciben sueldos lamentables apoyan al populismo. Odian al Primer Mundo, quieren seguir siendo tercermundistas levantando la bandera del nacionalismo. Ese nacionalismo que no nos deja comprar una computadora o que nos eliminó el crédito para rebajar nuestro nivel de vida y someternos a una vida dependiente de los politiqueros de turno. Nacionalismo y populismo, al fin. Esa es mi lectura de estas elecciones."

Marcelo Marchetti

Italia 1007

Wenceslao Escalante (Córdoba)



Rediseñar el tránsito

Señor Director:

"La ciudad de Buenos Aires soporta congestionamientos de tránsito con elevados niveles de contaminación y ruido. Las calles, destinadas en las ciudades de países desarrollados exclusivamente a la circulación de vehículos, aquí son empleadas también como estacionamiento, dificultando el desplazamiento de los demás automotores. El tránsito es caótico y lento. El costo en horas de trabajo perdidas es importante.

"Como bien señala LA NACION del 23/4, las obras de la línea H de subterráneos avanzan con demoras por la falta del financiamiento. Agrego que por la misma razón no se comienzan las líneas F, G e I.

"Ante un problema de tránsito semejante, en Londres se dispuso que quien ingrese en el centro en su automóvil pague peaje.

"Sugiero que quien acceda con su automóvil a la ciudad de Buenos Aires en horario de trabajo pague una tasa de ingreso. Los beneficios para la ciudad serían:

"1. Desalentaría el uso del automóvil particular en favor del transporte público, haciendo más fluido el tránsito y evitando congestionamientos.

"2. Disminuirían los niveles de contaminación y ruido.

"3. Esa tasa financiaría la pronta terminación de la línea H y la construcción de las líneas F, G, I y otras.

"4. Estas obras públicas -con financiamiento asegurado- generarían inmediato empleo en este momento de recesión.

"Quien ingrese con su automóvil -contaminando y congestionando- subsidiará la construcción de subterráneos. Esperemos que la imaginación de los gobernantes supere la estrechez económica."

Gustavo A. Lloveras

Abogado

Córdoba 1336, Capital



Jubilados (II)

Señor Director:

"Me solidarizo con la carta del doctor Raúl Olinik, publicada el 25/4 con el título "Jubilados", acerca de la injusta "quita de la jubilación de alrededor del 20% más todo lo acumulado desde julio de 2001". Agrego que sería más efectivo que se adhieran todos aquellos perjudicados bonaerenses que se encuentren en igual situación, quienes debieran, según mi opinión, iniciar un movimiento pacífico que posibilite que las autoridades correspondientes nos escuchen."

Susana Averboch de Babich

CI 5.608.952

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.