Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Oportunidad. Fábula. Dotes histriónicas. Mamarracho. Final de tango. Un eslabón más. La hora impone. Lo que viene. Estadista se necesita.
(0)
18 de mayo de 2003  

Oportunidad

Señor Director:

"Los momentos de dolor pueden aprovecharse para aprender. El dolor da la oportunidad de aprender más rápido. Y aprender da la posibilidad de cambiar.

"Temo que caigamos en lo que afirman muchos psicólogos: que los seres humanos tenemos una tendencia espontánea a poner toda la basura en un solo rincón, y nos perdamos esta oportunidad histórica de avanzar en el desarrollo de nuestra cultura cívica.

"La situación actual me lleva a formular las siguientes preguntas:

"¿Por qué no fuimos advertidos debidamente por los analistas políticos especializados de que la anulación de las elecciones internas nos podía llevar a una encrucijada de tener que decidir entre dos candidatos justicialistas?

"¿Quiénes advirtieron sobre la imagen decadente que le íbamos a dar al resto del mundo ante esa posible circunstancia?

"¿Por qué no menos de 6 millones de argentinos estábamos obligados a tener que votar entre dos candidatos de un mismo partido con el que nunca nos hemos sentido identificados?

"¿Qué legitimidad tendría un resultado positivo en favor del candidato propuesto por el oficialismo cuando millones de votos fueron sin convicción?

"¿Qué sentiríamos los que no somos justicialistas y que nos obligaban a votar en el ballottage ante los festejos y algarabía del candidato ganador?

"¿Sería una fiesta de la democracia? ¿Sentiríamos que estábamos todos los argentinos invitados a esa "fiesta"?

"¿Cómo nos podríamos llegar a sentir los que fuimos obligados a optar por el candidato oficialista ante un posible fracaso en su gestión?

"¿Ibamos a caer en el facilismo, como expresan muchos hipócritas, de que todos somos culpables y tenemos lo que nos merecemos, para diluir las responsabilidades que les caben a los que ostentan el poder político, sindical, empresarial, religioso, etcétera?"

Jorge Daniel

DNI 4.532.632

Fábula

Señor Director:

"Hace más de seis décadas, en una escuelita de la provincia de La Rioja, una maestra les contaba a sus pequeños alumnos cuentos y fábulas, entre otras, la de la zorra y las uvas.

"Al parecer, al alumno Carlos Saúl le quedó grabado para siempre aquello de "no las quiero, están verdes"."

Dotes histriónicas

Señor Director:

"Felicito al lector señor Ricardo Talesnik por su visión sobre el gran humorista llamado Carlos Menem, quien con su actitud del martes y miércoles últimos demostró una vez más sus dotes histriónicas.

"Quiero resaltar que el señor Menem ha formado buenos discípulos: por ejemplo, el señor Florencio Varela, quien en su carta del 11 del actual convierte al doctor Kirchner en un temible agente subversivo y al citado ex presidente, en un "adalid de la libertad".

"Página digna de figurar en el mejor repertorio de Dolina o del Negro Fontanarrosa."

Mamarracho

Señor Director:

"Ultimo acto: al fin terminó la puesta en escena de esta paradoja electoral producida por Carlos Menem y Eduardo Duhalde.

"Es curioso que este bendito país de los Moreno, Belgrano, San Martín, Sarmiento, Alberdi y tantos hombres ilustres asista hoy a episodios como este mamarracho electoral signado por los intereses espurios de personajes tantas veces cuestionados por la sociedad.

"Es indudable que el doctor Menem renunció a competir en la segunda vuelta electoral en virtud de que su derrota era inexorable, pero la pregunta es: ¿no habrán acordado Menem y Duhalde en las sombras, para que el nuevo presidente, doctor Kirchner, asuma con un respaldo electoral tan escaso que lo transforme en dependiente del duhaldismo que lo impulsó?

"¿Y que el doctor Menem asegure para adelante seguir manteniendo la impunidad de que hasta hoy gozó junto con sus ilustres aliados en su malhadada gestión?

"Es de augurarle al nuevo presidente el mayor de los éxitos, porque será el éxito de todos los argentinos, aunque en esta oportunidad fueron muy pocos los que pudieron elegir. Que los que quieren el derecho de autor de esta "obra maestra del terror" tengan aunque sea por esta única vez una actitud piadosa y se llamen a silencio para siempre."

Final de tango

Señor Director:

"El insólito curso que tomaron las elecciones en la Argentina a partir del anuncio de Carlos Saúl Menem de su renuncia a participar en el ballottage me trajo a la memoria una estrofa del tango "Copen la banca", compuesto por Enrique Dizeo y Juan Maglio en 1926 y grabado por Carlos Gardel con acompañamiento de guitarra en 1928, que transcribo: "Vos copaste cualquier banca y cantaste las 40/, con parolas de platino tus hazañas quedarán./ En la historia de los reos, donde todo se comenta,/ dormirá la biografía del cacique de más menta / como un recuerdo mistongo de los ranas que se van"."

Un eslabón más

Señor Director:

"La inconducta del ex presidente Carlos Menem, montando una comedia respecto de su renuncia o no a la participación en el ballottage, no fue sino un eslabón más en una larga cadena de irresponsabilidades de una clase dirigente irreversiblemente pasada de moda, que además fue causante de la destrucción del país durante los últimos 20 años.

"Al conocerse los resultados del 27 de abril, y pese a sus bravatas, la cara de Menem hablaba claramente de derrota. Días después se sembró el previsible rumor. "Algo va a hacer. Con tal de no perder, Menem es capaz de cualquier cosa". Y así fue. El hombre que no podía perder, el de la "primera y adentro", necesitó montar una comedia, tal vez la última, para monopolizar nuevamente la atención pública y hasta, tal vez, fabricarse un nuevo 17 de octubre que sólo podía darse en su delirio.

"Esta forma de accionar, así como las viejas "trampas" que impidieron que haya interna en el justicialismo y llevaron al país nuevamente al borde de la incertidumbre y el colapso, no son sino partes vivientes de los resistentes resabios de una dirigencia caduca, inservible, sin preparación, corrupta e inmoral, que se niega a dejar sus espacios de poder sin tener reparos en comprometer el futuro del país mediante su egocéntrico autismo.

"Quiera Dios que esta vez se haya comenzado a transitar el camino de la reconstrucción real. Que algún día nos gobiernen los que sean mejores que nosotros, los que no tengan prontuario, los que no siembren dudas, los que no se enriquecieron desde su llegada a un cargo público, los que estudiaron y se prepararon para ello, los que conserven los valores, los que defiendan lo nuestro, los que no mientan, los que sean sensibles ante la suerte de su pueblo, los que sean valientes, los que no especulen, los que sean limpios y lo demuestren.

"Hacia esa Argentina vamos. Ese país queremos. Y los que no lo entiendan, que se corran del camino. Millones estamos empujando hacia ese lado. Y es tiempo de empezar a tomar conciencia de la propia fuerza que poseemos."

La hora impone

Señor Director:

"Ante las difíciles circunstancias por las cuales está atravesando nuestro querido país, donde aún impera una democracia vapuleada por excesivos intereses personales, odios y resentimientos que en nada demuestran verdad y amor por una patria enferma, es imprescindible que de manera inmediata el pueblo se amalgame en una idea única e inamovible, en un "auténtico sentimiento nacional" en defensa de una Nación que no soportaría ya más sistemas y dirigencias endebles.

"Nos urge el deber de ejercer sin violencia la defensa de la Argentina."

Lo que viene

Señor Director:

"Este ballottage trunco, entre dos candidatos minoritariamente vencedores en una primera vuelta, es el desenlace lógico de una enorme improvisación (del espíritu de la ley electoral, entre otras cosas) y sobre la cual no tenemos todavía ninguna garantía de que haya concluido.

"Una elección nacional primera (y primaria) no es el ballottage que preveía la Constitución nacional, ya vulnerada en 1994. El Gobierno actual siguió el método menemista de confundirlo todo en forma simultánea, con el resultado inevitable de que tendremos en una semana un presidente que la gente no conoce con la profundidad que requería para ser votado (o no) por las grandes mayorías nacionales. En ese sentido, lo que viene es una incógnita.

"Que Menem sea el peor o que haya concluido un ciclo histórico no es condición suficiente para que el que venga sea mejor o que mínimamente haya otro ciclo histórico necesariamente esperando a la vuelta de hoja. Hay que Saber (con mayúscula) construirlo. En tal sentido, la experiencia de la Alianza significó desgraciadamente un ejemplo acabado de cómo las mejores intenciones e ideas de solidaridad e inclusión social pueden ser fatalmente frustradas por una carencia de estrategia y de planes realistas.

"La mente despejada, la mirada en el futuro, ideas claras, capacidad y vocación de gobierno y de mando, convocar a los mejores, no dañar más el tejido social y jurídico argentinos, olvidar rencores, apoyar y escuchar al ministro Lavagna y oír y entender el incesante y bullicioso eco del mundo exterior..., todo esto y mucho más deberá encarar el presidente electo Néstor Kirchner.

"Si esto es así, más allá de las infinitas dificultades, Kirchner tendrá (y tendremos) éxito, gobernará una necesaria y real transición y será realmente respetado y querido por la inmensa mayoría de los argentinos que no pudieron tener la posibilidad de votarlo en el ballottage.

"En cambio, la duda, la mezquindad, el cálculo barato, el "pago de facturas electorales" y por sobre todo pensar que los 70 son el espejo del presente y el futuro o el error de pensar que Santa Cruz es la Nación toda, conducirán al presidente electo, y a todos nosotros, a un nuevo fracaso institucional, gratuito y muy dañoso.

"Dios quiera iluminar al Dr. Kirchner en estas primeras horas, que serán decisivas en un grado que a lo mejor él y sus allegados íntimos no han advertido aún."

Estadista se necesita

Señor Director:

"El doctor Néstor Kirchner, presidente luego de la vergonzosa renuncia de su rival en el ballottage, parece no haber entendido todavía que precisamos un estadista y no el político de barricada que ensayó en la campaña, con el fin de recoger algún voto más.

"Tal como lo manifiesta vuestro cronista Carlos Reymundo Roberts, en su artículo del 15 del actual, "Empezó con el pie izquierdo" al olvidar su repentino cambio de rol y las cualidades que debe tener y, por supuesto, demostrar quien pretende ser un presidente exitoso.

"Quizás todavía imbuido, por no decir contaminado de sus pecados de juventud, aprovechó esa primera oportunidad para discursear en forma reivindicatoria, sin medir el alcance de palabras o frases que sólo conducen a recordar antinomias o a revivir resentimientos, que debemos olvidar todos de una vez por todas, si queremos salir adelante como Nación.

"Estoy seguro de que la mayoría de los argentinos decentes está dispuesta a perdonar todos los errores y pecados del pasado con tal de vivir y trabajar tranquilos, en nuestra bendita tierra llena de oportunidades.

"Nuestro flamante presidente, que es el producto casual de una feroz interna de su propio partido, debe darse cuenta rápidamente que se acabó el tiempo de hacer politiquería barata y andar resucitando odios, si realmente tiene intenciones genuinas de poner al país de pie, para bien de todos los argentinos."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.