Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Argentina, país con gas. Marcha y piqueteros. Tasas aeroportuarias. Hospital Elizalde. Réplica. Conventillo de la Paloma. ¿Cabral existió? Mala praxis. Reclamo.
(0)
22 de abril de 2004  

Argentina, país con gas

Señor Director:

"Corría el año 1982 cuando presencié una charla dada por un directivo de la empresa YPF, entonces del Estado, haciendo referencia a que la Argentina no era un país de los considerados petroleros, sino un país con petróleo; pero sí era (y sigue siendo) un país gasífero, conforme a las abundantes reservas existentes en nuestro subsuelo, sólo que por falta de infraestructura para su aprovechamiento, el mismo se "ventea" al salir a la superficie cuando se procede a la extracción del petróleo. Continuaba su exposición diciendo que, de contar con dicha infraestructura, estaríamos en condiciones de pagar la deuda externa, que por entonces ascendía a poco menos de 30 mil millones, en sólo cinco años.

"Años más, años menos de ese cálculo, la anécdota demuestra que la discusión actual entre el gobierno nacional y las empresas privadas sobre la responsabilidad de el ahora faltante gas no hace más que demostrar que lo que falta es previsión, y la misma obedece a la inexistencia de políticas de Estado a lo largo de todos estos años, en donde las medidas de oportunidad con intenciones de cosechar votos en próximas elecciones corrieron siempre por delante a proyectos de un país grande, propio sólo de grandes estadistas."



Marcha y piqueteros

Señor Director:

"Resulta, al menos, paradójico que algunos sectores del movimiento piquetero, que no respetan los derechos constitucionales de sus conciudadanos y realizan sus reclamos en forma intimidatoria y a veces violenta, quieran sumarse hoy a la convocatoria del señor Blumberg por la seguridad y la justicia."

Tasas aeroportuarias

Señor Director:

"Tengo el agrado de dirigirme a usted en relación con la nota titulada "Se pueden frenar inversiones", que apareciera en LA NACION el 18 de abril pasado. En dicha nota, se entrevista a la flamante directora regional de Air France, Isabelle Birem.

"Merecen mi preocupación y observaciones las afirmaciones de la señora Birem -y de las cuales su prestigioso medio se hiciera eco nada menos que en el título-, en cuanto al valor de las tasas aeroportuarias que se cobran en Ezeiza y la amenaza que eso, supuestamente, entrañaría para las inversiones extranjeras.

"Al respecto, un documento elaborado por la ACI (Airport Council International), presentado en la última reunión de la CLAC (Comisión Latinoamericana de Aviación Civil) llevada a cabo en Chile y ante distintas autoridades argentinas, demuestra fehacientemente y con el rigor del método científico, que la afirmación de que el aeropuerto de Ezeiza es uno de los más caros del mundo es absolutamente falaz.

"De hecho, sólo comparando Ezeiza con los aeropuertos de Orly y Charles De Gaulle, ambos en Francia, para un mismo avión (B 777-200) y sumando todos los cargos, aquí paga 4077,25 dólares contra los 5318, 63 que debe abonar para operar en Francia.

"Uno podría preguntarse entonces ¿por qué las líneas aéreas como Air France nunca protestan por los costos en sus países de origen? ¿Por qué, siendo más caros en París que en Buenos Aires, sólo se escuchan reiterados reclamos exclusivamente con Ezeiza? ¿Es que nos consideran más débiles? ¿Es que creen que todavía pueden sacar mayores ventajas a los argentinos?

"No creo que, por repetir incansablemente una falsedad, se logre arribar a la verdad. Como se observa en la realidad e incluso se deduce de la mencionada nota periodística, las líneas aéreas internacionales -todas ellas de capitales extranjeros- han vuelto a operar en el país; aumentaron sus frecuencias; la cantidad de asientos ocupados; el precio de sus pasajes y, con ello, acumularon utilidades económicas que no siempre vuelven a la Argentina.

"En todo ese proceso, los costos aeroportuarios no fueron, ni serán jamás, un obstáculo para las inversiones y el desarrollo del sector. Por el contrario, constituyen la fuente principal de ingresos que se reinvierten en obras de infraestructura, tanto por parte del Estado nacional como de nuestra empresa, a lo largo y ancho del país.

"Saludamos la reactivación del sector y la acompañamos con más trabajo y nuevos proyectos. Y estamos dispuestos a debatir cómo contribuir en conjunto a multiplicar el mercado aerocomercial de la Argentina. Pero sólo sobre la base de la verdad."



Hospital Elizalde

Señor Director:

"En estos momentos de crisis generalizada en el país que habitamos, quiero que LA NACION ponga en conocimiento de la sociedad la labor desarrollada con mi hijita Victoria, de 6 años, por parte de los médicos del Hospital de Pediatría Dr. Pedro de Elizalde (ex Casa Cuna).

"La pequeña fue afectada del Síndrome Urémico Emolítico. Durante más de un mes estuvo internada en el citado nosocomio y, gracias a los cuidados profesionales brindados, pudo Victoria obtener su mejoría y alta respectiva, pese a que debe someterse a controles periódicos.

"Con estas líneas quiero felicitar y desde ya agradecer a los siguientes profesionales y auxiliares: doctores Voyer, Quadri; Puiggari; Schenone, Wainstein, Altach, Baño; Potasnik; Bastanzos Mara, Cata; Magel, Roque y tantos otros.

"Como decía Bertold Brecht, "Profesionales como éstos son los legisladores ignorados del mundo"."



Réplica

Señor Director:

"El viernes pasado, LA NACION publicó, bajo un titular a tres columnas, una nota titulada "Juicio oral para Pedro Pou por la liquidación del Banco Medefin" que dice: "(Tales ex funcionarios) deberán afrontar en los próximos meses un juicio oral y público. Así lo dispuso ayer el juez federal Sergio Torres, quien cerró la etapa de prueba, consideró concluida la investigación y notificó a la Fiscalía y a las defensas de los procesados por los presuntos delitos de administración infiel o defraudación en la crisis y liquidación del Banco Medefin".

"Leída la noticia, me comuniqué con el juzgado para conocer si las pericias que había solicitado el día anterior habían sido desestimadas in limine . La respuesta fue clara: "no hay nada en el expediente que se haya agregado desde su declaración". Por lo tanto, LA NACION difundió una información falsa, que me ha ocasionado un perjuicio importante.

"El periodista Alconada Mon, que escribió la nota, confirmó su falsedad y me dio a entender que iba a rectificar la información. La rectificación apareció en Noticias Breves del día sábado, en una columna por tres centímetros, y dice: "En la nota sobre la causa penal por la liquidación del Banco Medefin la Justicia notificó a la Fiscalía y a las defensas para concluir la etapa a prueba y girar luego la causa a la instancia de juicio oral, en la que también quedó procesado Pedro Pou, por entonces vicepresidente del Banco Central, quien pidió se incorporen puntos a la pericia ordenada por la Cámara Federal".

"Es casi imposible que alguien que no tenga un diploma de abogado, con especialidad en derecho procesal penal, y los dos textos a la vista, pueda entender que esto es una rectificación.

"El texto, para el lector culto de LA NACION, ratifica la noticia del día jueves. Tal es así que en su edición del día domingo se publica una nota del señor Peicovich que dice: "María Julia Alsogaray ingresó a juicio oral y público y confirmaron otro (juicio oral) muy grosso: a Pedro Pou y banda de 21 banqueros por vaciar Medefin y otros chanchullos".

"La rectificación de toda noticia falsa es importante. Lo es más cuando ésta afecta el honor de las personas. La rectificación cobra más significación en los tiempos actuales, en los que las operaciones de prensa están a la orden del día.

"Un periodista que se equivoca y reconoce su error es un periodista creíble. Quien nunca se equivoca, o es un iluminado o un autoritario que está usando mal el poder que los lectores le han otorgado para que los informe.

"El periodismo, como uno de los pilares fundamentales de la República, requiere de medios que puedan equivocarse de buena fe, pero que tengan la integridad como para reconocerlo y rectificarlo. Sólo esto los hará confiables y permitirá que cumplan cabalmente su rol."

N. de R.: el único dato que rectificó el autor de la nota es que el doctor Pou, en el momento de los hechos, era vicepresidente y no presidente del BCRA. Tras verificar la información con el juzgado que lleva la causa, el autor ratifica los datos publicados.



Conventillo de la Paloma

Señor Director:

"A través de este medio solicito al Gobierno de la Ciudad intervenga para que el histórico "Conventillo de la Paloma" no sea demolido. Fue escenario de una época de la historia argentina, además de fuente inspiradora para muchos artistas como Alberto Vaccarezza, cuya obra "El conventillo de la Paloma" posee gran valor cultural y continúa presente en el recuerdo de muchos argentinos que esperamos seguir viendo al "Conventillo" erguido en el barrio de Villa Crespo."



¿Cabral existió?

Señor Director:

"Coincido absolutamente con el señor Bazán. La historiografía ha inventado muchos hechos inexistentes tales como el de la muerte de Cabral. Si fue un correntino el que recibió la herida mortal lo menos que hubiese expresado es una exclamación tan delicada, si es que tuvo la posibilidad de hacerlo. En historia no todo lo que brilla es oro."



Mala praxis

Señor Director:

"Los tribunales se encuentran atestados de juicios por daños y perjuicios persiguiendo indemnizaciones derivadas de la responsabilidad legal de los médicos, comúnmente denominada "mala praxis".

"La prueba esencial para establecer la existencia de un daño indemnizable se determina mediante la pericia médica que verificará si existe daño y si éste es o no atribuible en su causa al obrar del médico. Esta prueba es decisiva para la apreciación y sentencia del juez, por lo que, para acelerar los trámites procesales que habitualmente duran años, el juez en la audiencia del artículo 360 del Código Procesal podría disponer que previo a tratar las demás pruebas ofrecidas, se realice la pericia médica con el perito y los consultores médicos de las partes para establecer si existen y cuál es la cuantía de los daños invocados en la demanda y si los daños se deben al actuar del médico.

"Ello permitirá a las partes y al juez apreciar la razón o sinrazón de la demanda y el monto pedido, pudiendo las partes llegar, si corresponde, a algún tipo de acuerdo transaccional que ponga fin al litigio en beneficio tanto de las partes como de los juzgados."

Reclamo

Señor Director:

"Me dirijo a usted a los efectos de hacer pública mi situación con la Anses y para que el señor Masa tome conocimiento de mi problema.

"En 1998 inicié juicio a la Anses por reajuste de mi haber y su correspondiente retroactivo. Mi caso está caratulado como autos: "Ivani Armanda Enriqueta c/Anses s/reajustes varios", del Juzgado Federal Seg. Soc. N° 9, Expediente N° 45.086/98 de la Sala I con número de sentencia definitiva N° 93.130 del 11 de junio de 2001.

"Solicito que se revea esta situación, ya que judicialmente se hizo todo lo que está a mi alcance. Ya han pasado casi tres años, no se me abonó lo adeudado y este año cumplo 96 años. Por mi edad no puedo seguir esperando una respuesta definitiva. Desearía, si fuera posible, me comuniquen el estado de mi caso y cuándo se procederá a efectuar el pago."

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.