Cartas de lectores

Estos son los títulos de las cartas de lectores publicadas hoy en LA NACION: Consumir menos gas. Campo de golf. Menores y Justicia. Tasa de embarque. Pagar o no pagar. Blumberg. La Virgen. Trenes demorados.
(0)
27 de abril de 2004  

Consumir menos gas

Señor Director:

"Es importante que tratemos de disminuir el consumo de gas a nivel residencial. Pero para lograr este objetivo las empresas deberían eliminar la facturación mínima de 40 m3, por cuanto esto crea un mínimo de consumo por debajo del cual se castiga al que menos gasta. Se deberían cobrar los m3 que indica el medidor. Esto redundaría en un premio para el que menos gasta."



Campo de golf

Señor Director:

"En respuesta a la carta de la señora Ana María Sioli, publicada anteayer y referida a la situación actual del Campo Municipal de Golf, me veo en la obligación de aclarar que ya han concluido las fumigaciones y fertilizaciones de todos los fairways, greens, rafts y tees en todos los hoyos del campo y que, además, se hicieron y se están realizando las siguientes obras:

"Tanto en los greens como en los tees fue completada la aireación y los cortes verticales correspondientes. La desobturación del sistema de riego troncal ya fue efectuada, como también el vaciamiento, profundización y limpieza de las siete lagunas que componen el campo.

"Por otro lado, el 10 del actual comenzaron las obras de infraestructura del nuevo y futuro acceso al campo. Además, está avanzada la construcción de un estacionamiento interno con capacidad para sesenta automóviles y una superficie absorbente de tosca y piedra.

"En cuanto a las acciones de resiembra con pasto de invierno, éstas comenzaron días atrás en las áreas de los greens, fairways, rafts y tees.

"A pesar de las condiciones climáticas desfavorables, las obras siguen avanzando y estimo que, a fines del mes de mayo, estarán concluidas para que los vecinos de la ciudad puedan disfrutar del renovado campo de golf."



Menores y Justicia

Señor Director:

"Lamentablemente ha debido morir Axel para que nuestros gobernantes tomen conciencia de la feroz inseguridad en que nos vemos sumidos desde hace tantísimo tiempo. Pero la toma de conciencia no se ve acompañada por un análisis serio y profundo de la cuestión, sino más bien como el anuncio de una serie de medidas tomadas con la urgencia que la presión social imponía y con la intención de calmar los ánimos y evitar mayores costos políticos.

"Para la emergencia y lo inmediato, deben tomarse medidas rápidas y de pronta aplicación, pero lo que también debe entenderse es que tales medidas no resultarán suficientes si no se acompañan con otras de mediano y largo plazo, conformándose así una correcta y debida política de seguridad que se sostenga en el tiempo.

"En cada una de las ocasiones en que se produce un hecho de repercusión pública -y esto desde hace muchos años-, se reedita la cuestión de bajar la edad de punibilidad de los menores, como si esto constituyera una solución mágica, cuando, los que nos hemos dedicado al tema, sabemos que no es así. Nos consta que, por el solo hecho de saber que son punibles, estos jóvenes no dejarán de delinquir. Si así fuera, al cumplir los 16 o 18 años -según el tipo de delito-, abandonarían su conducta delictiva, lo que no ocurre: la gran mayoría de los habitantes de las cárceles tienen antecedentes como menores, lo que indica que la punibilidad no los detiene.

"No existe impedimento alguno para bajar el piso a partir del cual se es punible y, de hecho, puede hacérselo. Pero entiendo que ello devendría acertado si se les diera a todos los menores las mismas oportunidades para desarrollarse y poder convivir armónicamente en una sociedad; si todos tuvieran la misma oportunidad de educarse y asimilar los valores esenciales que marcan una correcta socialización; si todos las familias pudieran cumplir adecuadamente con sus funciones nutritivas y normativas que les permitieran ser el ámbito de contención que se impone para el correcto desarrollo biopsíquico de un niño. Entonces sí puede hablarse de que son legítimamente responsables los jóvenes a partir de menos años.

"Dando muestras de un simplismo incomprensible, se pretende poner coto a la llamada delincuencia juvenil mediante el incremento de las penas y la política de mano dura, sin reflexionar sobre la responsabilidad que nos cabe a todos en el origen de las causas que han llevado las cosas al estado actual ni sobre la contradicción que significa tener hermosas normas jurídicas y una horrible realidad.

"Olvidamos que: 1) "El que es pobre en la vida tiene que ser rico en derechos", dice un refrán alemán, y estos jóvenes tildados de "bestias" son pobres en la vida y en derechos; 2) que una personalidad desarrollada sin garantías de protección básica será una personalidad limitada, frustrada o en conflicto; 3) que el deterioro social que se está verificando en nuestro país como consecuencia de las políticas de ajuste ha causado un empobrecimiento y una marginación sin precedente, por lo que se ha perdido el control social; 4) en toda sociedad debe existir relación entre la moral y la justicia social: el cumplimiento de lo moral sólo podrá funcionar socialmente cuando las oportunidades sean dadas equitativamente.

"Vemos que los gobernantes hablan de endurecer las leyes penales, pero no los oímos hablar de políticas preventivas adecuadas, las que han dado óptimos resultados y con baja erogación en numerosos países, por ejemplo, Canadá.

"No oímos hablar a los dirigentes de desarrollar una política educativa seria y eficaz, fundamental para el desarrollo de todo ser humano y para transformar a un habitante en ciudadano. Tampoco escuchamos que se trabaje o se estudie cómo combatir la droga, presente en la mayoría de los actos ilícitos, ni de investigar seriamente el comercio ilícito de las armas.

"No se estudia en profundidad cómo mejorar las cárceles para que sirvan como una red de rehabilitación (no es suficiente anunciar que se abrirán más cárceles y el trabajo de los presos), y mucho menos se diagraman políticas sociales adecuadas a la crisis. Toda política criminal deben ir acompañada de adecuados programas sociales. Un Estado que debe endurecer las penas o abrir más cárceles está reconociendo su más absoluto fracaso en materia preventiva."



Tasa de embarque

Señor Director:

"Debo admitir mi ignorancia sobre si las tasas de los aeropuertos argentinos son o no las más caras del mundo. Más allá de este tema, y suponiendo que ello no afecta las inversiones extranjeras, quería manifestar mi inquietud respecto de las tasas de aeropuerto que deben pagar los pasajeros.

"He viajado bastante y en ningún otro aeropuerto del mundo me encontré con semejante desatino. Más allá de que uno, siendo argentino, está obligado a pagar dichas tasas en dólares (o en su equivalente en pesos según el cambio del día), muchas veces llevando a Ezeiza a amigos extranjeros pude comprobar su asombro e indignación ante semejante tarifa. Además de que sólo se acepta una tarjeta de crédito, de que si se paga en dólares el recibo sólo lo extienden en pesos y no en la moneda con la cual se canceló la tasa, el turismo es también una inversión extranjera y que como tal deberíamos tratar de cuidarla y desarrollarla.

"Es una lástima que una de las últimas cosas que deban hacer los turistas antes de irse de nuestro país sea tener que pagar una tasa de la que nadie (por lo menos en Ezeiza) sabe justificar a qué gastos corresponde.

"Sería bueno, para nosotros los pasajeros, que si esa tasa de embarque tuviera justificación y finalidad propia se nos explique cuál es. Tal vez así se nos iría ese sabor amargo que nos queda después de cruzar la puerta de embarque: de que fuimos, una vez más, estafados."



Pagar o no pagar

Señor Director:

"El señor James Wolfensohn, titular del Banco Mundial, presionando sobre la Argentina para que destine más fondos del superávit fiscal al pago de la deuda, utilizó la figura de una persona que quiere educar a sus hijos y deja de pagar sus cuentas. Los argumentos basados en ejemplos suelen ser falaces. En el ejemplo del Sr. Wolfensohn se supone lo que habitualmente ocurre: que el dinero pertenece a una persona, proviene de su trabajo. Pero en este caso, la deuda es del Estado y los ingresos provienen de los habitantes que son quienes producen la riqueza.

"Yo le propongo otro ejemplo un poco más aproximado a realidad: el de un padre que carece de ingresos propios pero cuyos hijos heredaron bienes, y el padre, en lugar de utilizar esos bienes para pagar los estudios de sus hijos, los destina a pagar sus deudas de juego.

"Ningún inversor sensato habría suministrado a la Argentina los abultados préstamos que motivaron el default, totalmente desproporcionados a la capacidad financiera de este país, y menos aun imponiendo políticas económicas recesivas como condición de esos préstamos. La complicidad de los agentes financieros fue un factor esencial para lograr que los desprevenidos ahorristas del país y del exterior hayan facilitado sus fondos para la colocación de los bonos. Ellos deben contribuir al pago del déficit."



Blumberg

Señor Director:

"Contestando la carta del señor Rafael López Saubidet, considero que el 99% de los argentinos tiene sentido común, pero hay que tener coraje y algo más para decir y hacer las cosas que hace y dice el señor Blumberg, al cual le auguro el éxito que se merece."



La Virgen

Señor Director:

"He recibido con sumo beneplácito el fallo de la Cámara Civil que revocó la sentencia de primera instancia que había ordenado el retiro de una imagen de la Virgen María del Palacio de Justicia. Se ha restablecido el derecho y se ha dado un justo reconocimiento a la dimensión religiosa del ser humano, tan importante en los tiempos en que vivimos.

"La resolución revocada había interpretado erróneamente que la imagen de la Virgen era discriminatoria para quienes no profesan la religión católica, lo que resulta muy curioso, porque no conozco a nadie que se sienta agraviado por la existencia de un símbolo religioso.

"Quien no pertenece a un culto determinado, o no posee ninguno, pero es tolerante con las creencias de los demás, no tiene por qué ofenderse por esos símbolos: no los reverenciará y nada más.

"En el fondo de estos planteos jurídicos anida, aunque no se lo diga, un profundo recelo respecto de los sentimientos religiosos, esos que la enorme mayoría de los argentinos, cualquiera sea su credo, mantiene como una parte esencial de su personalidad, dándole un contenido ético y trascendente a toda su vida."



Trenes demorados

Señor Director:

"Hoy llegué a mi trabajo a las 9.30, después de viajar 25 minutos en el tren correspondiente al ramal Retiro- Tigre de la ex línea Mitre. Lamentablemente, en función de la hora que salí de mi casa y de acuerdo con la hora en que ya estaba en el andén de la estación de Olivos, no debería haber llegado a la oficina pasadas las 9.05.

"Pero, ¿qué pasó? Lo que viene ocurriendo ya hace un tiempo. El tren arribó a la estación 25 minutos tarde. El que debía partir de Olivos a las 8.35, aproximadamente, lo hizo alrededor de las 9.

"Este tipo de inconvenientes, sumados a detenciones en estaciones intermedias del trayecto, sin posibilidad de continuar, están ocurriendo con asiduidad.

"¿Por qué las concesionarias de los ramales ferroviarios no respetan los cronogramas de horarios? ¿Por qué los servicios de trenes empeoran cada día? ¿Los concesionarios están cumpliendo con las inversiones estipuladas por los contratos o nos sucederá algo similar a lo ocurrido con el gas y el servicio eléctrico?

"Estas y otras preguntas nos hacemos los ciudadanos comunes, que sólo pretendemos que no se nos avasallen más nuestros derechos y podamos utilizar los servicios públicos sin problemas para concurrir cada mañana a nuestros trabajos o regresar a nuestros hogares después de una ardua jornada."

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.