Cartas de los lectores

No están solos; Dolor; Justicia y memoria; Controles; Ciclistas; Argumentos; AMIA; Impunidad; Infección hospitalaria; Obras por el Metrobus
(0)
22 de febrero de 2013  

La tragedia de Once

NO ESTÁN SOLOS

Durante treinta años mi marido viajó en el ferrocarril Mitre, pero desde hace unos meses no lo hace más, por varias razones: no pasa a horario; el tren se queda detenido en medio de las estaciones; cuando pasa, está colmado de pasajeros; no se cobra el boleto; los vagones están destruidos y sucios, etcétera.

Esta semana hemos visto y oído a los familiares de las víctimas de la tragedia de Once, y la entereza, la aceptación y la entrega en ese trabajo de pedir justicia por parte de los damnificados. Como ciudadana me doy cuenta de que hoy, 22 de febrero, tenemos que acompañarlos. Para que vean que no están solos, que nosotros los vamos a ayudar para que no se vuelva a repetir.

Espero que así sea.

María C. García Llorente de Lanús

DNI 5.251.080

DOLOR

Esta semana, en mi trayecto semanal a Ituzaingó en el ferrocarril Sarmiento, solamente vi trenes con mejor aspecto. También comprobé que algunos pasos a nivel se arreglaron en tiempo récord. Y sentí una profunda tristeza por el recuerdo de las víctimas (¿deberíamos llamarlas mártires?). Dicen que la negación es un mecanismo psicológico para enfrentar un dolor insoportable. Tengo la esperanza de que ese sentimiento –el dolor– sea la causa de la negación de semejante tragedia por parte del elenco gobernante.

María Cecilia Jaurrieta

DNI 6.360.250

JUSTICIA Y MEMORIA

Hermano, te escribo estas líneas sabiendo que la suerte estuvo de tu lado. Como miles de trabajadores, viajás como se puede en la línea Sarmiento. Sufrís la suciedad, la falta de cumplimiento del horario, los arrebatos, por ser un empleado que debe trasladarse en ese transporte público con costos todavía accesibles. Hace un año habrías tomado el tren que impactó en la estación Once, pero por fortuna tuviste un percance que lo impidió. Dios te bendijo para que estés con vida, pero los que perdieron a sus familiares, los que sufrieron heridas, los que tuvimos aquel día el corazón en la boca seguimos reclamando que se hagan justicia y memoria, para que no ocurra más otro 22 de febrero.

Roberto Peláez

DNI 21.142.456

Accidente en la Panamericana

CONTROLES

Quisiera preguntar al gobernante que corresponda, sea nacional, provincial o municipal, cómo es posible que una persona conduzca un auto con un cuerpo sobre el capot 18 km sin que un solo patrullero se haya cruzado en el camino. Esto también es "inseguridad" y falta de "controles", dos de las muchas palabras que producen terror en los gobernantes y que por eso prefieren sacarlas de sus diccionarios. Pero hagamos caso omiso de todo esto. Ya sabemos que la culpa es de los medios que tienen el descaro de informar.

Gustavo Gil

gustavogil68@hotmail.com

CICLISTAS

A diario hago el recorrido de Pilar al centro de Buenos Aires y es habitual ver ciclistas que circulan en forma irresponsable por la autopista, aun cuando la señalización advierte que está prohibido, por el obvio riesgo que implica. Como ciclista, recorro las colectoras de dicha autopista, que alternan sectores de tierra y otros asfaltados. Aquí también se comprueba la misma irresponsabilidad de aquellos ciclistas que circulan sobre las autopistas, que carecen de controles y en las que los accidentes por las altas velocidades son una preocupación constante.

Enrique Javier López

DNI 16.989.953

ARGUMENTOS

Es notable la labor que lleva adelante el "periodismo militante" buscando argumentos que disminuyan el grado de culpabilidad del Sr. García, hijo del Sr. Aliverti. No me cabe ninguna duda de que aumentarán los minutos de radio y televisión y el centimetraje de los medios adictos, tratando de restar importancia a lo sucedido. En realidad, de la pobre víctima nadie se encarga, como en la tragedia de Once, y no me extraña que digan que la culpa fue del ciclista. Además, lamentable la labor de la Justicia.

Guillermo Ross

DNI 4.591.807

AMIA

La solución del atentado contra la AMIA ha sufrido un nuevo golpe. La Presidenta anunció como un hecho "histórico" que se ha convenido con Irán la creación de la Comisión de la Verdad –como si la de nuestra justicia no lo fuera–, que funcionará en la capital del país de los ciudadanos implicados, con la condición de que el resultado emitido no sea vinculante, entre otras restricciones, por lo que no tendría efecto alguno. El proyecto elevado al Congreso tendría aprobación segura por la mayoría oficialista, que no prestó atención alguna, en su primera sesión, a las muchas objeciones jurídicas y éticas formuladas. Este insólito e inadmisible convenio, por el cual se resignan nuestra soberanía y dignidad, podría inducirnos a imaginar que ese país nos tendría sometidos por algún acuerdo secreto e inconfesable para introducir por nuestras puertas sus prácticas en América del Sur. Por de pronto, ya trató de involucrar a Israel en la autoría de esa tragedia.

Legisladores, escuchen la voz del pueblo, rechacen ese convenio y no se hagan acreedores de ser tildados de traidores a la patria.

Ing. José E. Teitelbaum

joseteitelbaum@hotmail.com

IMPUNIDAD

Miedo, estupor, sorpresa, bronca e indefensión. Todo eso sentimos mi mujer y yo el último sábado a la noche en Palermo. Miedo al recibir un botellazo en nuestro auto que destrozó una de las ventanillas, mientras circulábamos por Thames apenas cruzando la avenida Santa Fe. La botella fue arrojada por un hombre, a quien acompañaba una mujer. No hubo por suerte más consecuencias que las materiales y la lluvia de vidrios en nuestros cuerpos.

Sorpresa, al guiar a un patrullero hasta la zona del ataque y encontrar al agresor en plaza Italia –esta vez, junto con otras 20 personas– y que el oficial nos sugiriera no hacer la denuncia por los inconvenientes que eso me generaría y que, a su vez, admitiera que no podían hacer nada, porque el hombre estaba fuera de sí, muy nervioso y rodeado de "amigos". Bronca e indefensión, cuando desde la Fiscalía Contravencional, a cargo de la Dra. Tula del Moral, indicaron a los oficiales no detener al agresor a pesar de que éste no tenía documentos, de que estaba claramente bajo los efectos del alcohol (como mínimo) y de que nos había insultado. Adujeron que nosotros no teníamos testigos y que podíamos estar confundidos. Por lo tanto, sólo lo identificaron. Mientras nosotros salimos custodiados de plaza Italia rumbo a la comisaría, en la que permanecimos casi dos horas haciendo la denuncia y los peritajes, el agresor disfrutaba de su libertad.

Lamentablemente, sigo sin entender cómo funciona la Justicia, pero definitivamente no creo que éste sea el camino correcto.

Joaquín Basombrío

DNI 23.470.286

INFECCIÓN HOSPITALARIA

Atento a la proliferación de casos en donde mucha gente ha concurrido a sanatorios privados y hospitales públicos y ha contraído virus o bacterias denominadas "intrahospitalarios", sugiero lo siguiente: 1) Que los médicos, enfermeras, personal auxiliar, etc. que atienden en esos lugares se coloquen la vestimenta dentro de esos lugares. 2) Que antes de entrar en la sala de operaciones todo el personal y los elementos por usar en la intervención quirúrgica sean esterilizados de la misma manera en que lo hace el personal que trabaja con sustancias radiactivas.

Estas sugerencias surgen al ver por la mañana personal que sale de su casa, toma colectivos, subtes, trenes con el uniforme con el que entrará en contacto con las personas por ser intervenidas quirúrgicamente o tratadas en los consultorios institucionales. Si esto lo hacen por comodidad, por no haber sitios en los lugares de trabajo para cambiarse, es algo que debe solucionarse inmediatamente.

Van como ejemplos los casos de algunos personajes famosos que han padecido estos virus o bacterias (los actores Anthony Quinn, Adrián Martel).

Ing. Osvaldo Jorge Pavese

DNI 4.416.731

OBRAS POR EL METROBUS

Quisiera referirme a las obras por el Metrobus y señalar que la zona de la embajada de Francia quedará arruinada entre paradores elevados, carteles indicadores, propaganda y veredas de cemento que invadirán un importante sector de paseo para argentinos y turistas.

Con la justificación del "trasplante" de árboles, se desvía la atención de los graves problemas que acarreará el movimiento de colectivos y pasajeros en la zona. Tengo entendido que el trayecto del Metrobus empezaría o terminaría en la calle Arroyo, no en Retiro. Las diez líneas de colectivo que sigan su recorrido quedarán "emboscadas" junto con los autos en la calle Carlos Pellegrini. Lo mismo sucederá en Cerrito, ya que la vía central conduce a la autopista Illia. Sería interesante la posibilidad de hacer túneles, como en los países desarrollados, y mientras tanto desviar el recorrido por la avenida Córdoba y la avenida Santa Fe, desde y hacia la estación Retiro.

Hay que evitar daños en el paisaje urbanístico, que le quitan valor turístico, además de deteriorarse la calidad de vida de los vecinos del lugar.

Carmen Lastra

DNI 5.691.518

En la Red

La tragedia de Once

Facebook y Twitter

  • "Esta causa nos compete a todos como sociedad, dejemos de mirar para otro lado"

    Patricia Alejandra Paternesi
  • "Desgraciadamente no va a pasar nada, todo se va a diluir como siempre cuando un funcionario K está involucrado"

    Daniel Alberto Maluf
  • "¡Qué país tenemos! ¡Qué justicia, qué impunidad!"

    Mónica Gómez
  • "Tomemos conciencia, a todos nos puede pasar"

    Adriana Dieguez @anairdadie
  • "¿Qué pasa con el kirchnerismo que se niega a homenajear a las víctimas? ¿Sólo se sensibilizan con los árboles de la 9 de Julio?"

    Adrián Rosso @adrianrosso
  • A nuestros lectores: Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Bouchard 557, 5to piso, Capital (C1106ABG).

    ADEMÁS

    MÁS leídas ahora

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.