Cartas de los lectores

Descalificación; Leña; Apropiación; Sin pecado; Cada cuatro años; Ganar y perder; Apoyo psicológico; La gran herramienta; Mensaje equivocado; Policías en bicicleta
(0)
15 de mayo de 2014  

La violencia en el país

DESCALIFICACIÓN

El propio Kicillof ratificó a la Conferencia Episcopal Argentina con sus propios actos, al gritarle "antiargentina" a la periodista Natasha Niebieskikwiat. La descalificación del prójimo también es violencia.

José María Staffa Holtmann

j_sholt@yahoo.com.ar

LEÑA

El 15 de abril de 1953, un Perón enfurecido hablaba desde el balcón de la Casa Rosada. La masa congregada en la Plaza de Mayo comenzó a gritar: "¡Leña! ¡Leña!", a lo que el líder respondió: "¿Quieren leña? ¿Y por qué no empiezan a darla ustedes?". Y así fue como esa noche turbas violentas quemaron varias iglesias, el edificio histórico del Jockey Club, el Partido Socialista y otras sedes políticas. Sin embargo, los obsecuentes de La Cámpora, para refutar a los obispos, recordaron violencias pasadas, entre otras, la violencia de la Revolución del 55, y se olvidaron de la anterior, empezando por el golpe de Estado gracias al cual Perón llegó al poder. También omitieron la violencia terrorista de los 70. La madre de uno de los miembros de La Cámpora participó del atentado con bomba que destruyó el edificio donde vivía el almirante Lambruschini y mató a su hija Paula, de 15 años, a un custodio y a una vecina.

Si de algo no debieran hablar jamás es precisamente de violencia política.

Enrique Arenz

enriquearenz@gmail.com

APROPIACIÓN;

Quisiera referirme a la nota del señor Zanatta, titulada "La apropiación simbólica del padre Mugica". Admito, con el autor, que hace medio siglo tenía vigencia el paradigma de la nación católica. Pero desde el documento de los obispos "Iglesia y comunidad nacional" (1981), propiciamos el modelo de una sociedad democrática y pluralista. Por eso, al recordar a personas que murieron hace 40 años, como el padre Mugica, conviene tener presente no sólo el imaginario político de aquella época, sino también el actual.

Tuve muchas conversaciones con Mugica. Él conocía mis enfoques pluralistas y mis diálogos interreligiosos. Veía que mis ideas podían sumarse a las suyas. Consideraba que el peronismo era el movimiento que podía realizar mejor la justicia social, sin excluir otros aportes. En las reuniones mensuales de profesores de teología, procuraba rescatar a pensadores alejados de la Iglesia. Sentía que el paradigma de la "Argentina católica" era un traje muy apretado.

La Iglesia no pretende apropiarse de la figura del padre Mugica. El cardenal Mario Poli lo mencionó en una misa en la villa 31. Lo recordó como sacerdote que celebraba con fe los sacramentos, como buen samaritano que vivía su caridad en las villas, y como mártir o testigo, ya que no huyó ante las amenazas, sino que puso en Dios su esperanza. La Iglesia no se apropia de él. La presidenta de la Nación inauguró un monumento a Mugica, con otros enfoques. También hubo otras lecturas del documento de los obispos sobre la paz, ya que vivimos en una sociedad pluralista. Que la riqueza de las diferencias nos ayude a lograr consensos en los valores fundamentales.

Ignacio Pérez del Viso

Sacerdote jesuita

ipdelviso@fcias.org.ar

SIN PECADO

Quisiera puntualizar un error seguramente involuntario en que incurrió la señora Presidenta en ocasión del reciente homenaje al padre Carlos Mugica, cuando expresó que "Jesucristo se sintió el más humilde, el más pecador…". La Iglesia Católica tiene dicho y enseña que Jesús es Dios, en la segunda persona de la Santísima Trinidad, y así surge de la confesión de fe de los cristianos (credo), del propio catecismo de la Iglesia Católica y de las enseñanzas de la tradición y de los Santos Padres. Jesús, entonces, no pudo nunca haber sido pecador ni mucho menos sentirse tal. La primera carta de San Pedro, leída en la Santa Misa del último domingo (día siguiente al del homenaje de marras), nos enseña: "Él no cometió pecado y nadie pudo encontrar una mentira en su boca". El tema fue analizado y resuelto, por ejemplo, en los Concilios de Nicea (contra la herejía arriana), y en el III Concilio Ecuménico de Éfeso (contra la herejía nestoriana); y el párrafo 22 de la constitución pastoral Gaudium et Spes trata el tema: "Nacido de la Virgen María, se hizo verdaderamente uno de nosotros, en todo semejante a nosotros, excepto en el pecado" (GS 22, 2).

César González Guerrico

DNI 11.675.918

CADA CUATRO AÑOS

El lector Enrique Cossio se lamenta en su carta de que tanto los jugadores como los locutores y el público asistente a un partido de fútbol no hayan cantado ni se hayan puesto de pie ante el himno nacional. Pero en estos días es conmovedor ver a jóvenes entusiastas clamando su amor por el país. Grupos que caminan envueltos en banderas vivando a la Argentina y augurando que la Patria será la primera inter pares. Los avisos publicitarios de televisión y las revistas teñidos con los colores patrios muestran a orgullosos ciudadanos que entonan el Himno con fervor y emoción, demostrando que saben la letra completa de la canción patria.

Lástima que todo esto ocurra sólo cada cuatro años.

Elsa Irene Scopazzo

DNI 4.933.395

GANAR Y PERDER

A propósito de la expresión "década ganada", para que haya un ganador tiene que haber un perdedor, y en este caso es nuestra Patria la que ha perdido: seguridad, educación, salud, credibilidad, inversión, estabilidad, respeto, etcétera.

Para que volvamos a ganar tiene que haber un gran perdedor: la corrupción.

Martha E.E. Colombo Abad

DNI 4.533.083

APOYO PSICOLÓGICO

Muchos de los que hoy testifican como víctimas en los juicios llamados de lesa humanidad concurren a declarar acompañados de psicólogos que se sientan a su lado para "contenerlos" porque en algún momento de su declaración, ante alguna pregunta de la fiscalía o de la querella, va a aflorar algún recuerdo que los va a revictimizar y el llanto descontrolado deberá ser asistido por el profesional que ha venido expresamente previendo tal circunstancia. ¿Ensayo? No seamos mal pensados.

Rara paradoja; del otro lado, no he visto a ninguno de los imputados de las Fuerzas Armadas o de la policía (organismos que muchas veces fueron víctimas de los más de 21.000 atentados terroristas) acompañados por ningún psicólogo, a pesar de que ellos también fueron sometidos a constantes presiones de secuestros, ataques a cuarteles, copamiento de comisarías, emboscadas, asesinatos y atentados con bombas, pudiendo tener secuelas de aquella "guerra" que hoy el Gobierno y la Justicia miran con un solo ojo, inclinando la balanza a su favor.

Daniel Ojeda

DNI 12.715.532

LA GRAN HERRAMIENTA

La educación es sin duda la principal herramienta para superar la pobreza y por supuesto para el progreso de los pueblos. Los argentinos clamamos por una educación que asuma la incorporación de los excluidos y marginados. Una educación adecuada al entorno sociocultural. Una educación que nos forme para enfrentar la pobreza, el desorden social y la falta de Estado de Derecho.

Hoy, nacer pobre nos impide acceder a una educación de calidad y es un factor de discriminación educativo. Para paliar el hambre hay que dar un plato de comida; para terminar con el hambre debemos educar.

Raúl H. Flores

DNI 14.222.343

MENSAJE EQUIVOCADO

Estoy completamente de acuerdo con lo expresado por el licenciado Adrián Dall’Asta en su carta, que critica los valores sustentados en las publicidades modernas. Siempre los protagonistas son cínicos, vivillos, mentirosos, aprovechadores, como el jugador de fútbol Icardi, que traicionó a su amigo y no hace más que burlarse y desafiarlo, en una actitud francamente inexplicable. Ahora apareció una publicidad de una marca de polenta en la que el hijo le confiesa a la madre que se copió toda la prueba en la que obtuvo 10 puntos, pero la señora lo premia por el valor de admitirlo. Muy mal filmada, horrible en su mensaje, en lugar de sentarse a reflexionar sobre el éxito con pies de barro de su acción estudiantil, se ríen ambos y comen la supuestamente deliciosa polenta.

Es un verdadero horror lo que transmiten estos jóvenes publicitarios modernos, que siempre fomentan la viveza y el cinismo, en lugar del esfuerzo y el mérito.

Vanina Rojas

DNI 23.342.155

POLICÍAS EN BICICLETA

He notado la presencia de policías en bicicletas desplazándose por el centro de la ciudad. Me pareció una buena iniciativa para tener más agentes en las calles con un sistema económico y, a la vez, ecológico, aunque me cuestiono la eficacia de tal medio de transporte ante la necesidad de intervención de este personal. No obstante, lo que más me llamó la atención fue ver la manera como esa fuerza se desplazaba entre el caótico tránsito del microcentro, zigzagueando entre los vehículos y sin llevar casco protector. Mi sorpresa fue más grande aún ante la respuesta de un oficial, que me indicó que no lo usaban porque la fuerza no se lo proveía.

Considero que no brindarles elementos básicos de seguridad vial, así como permitirles desplazarse sin cumplir las reglas básicas de tránsito, son hechos que llevan no sólo a la propia inseguridad personal, sino también a una falta de ejemplaridad para el resto de los usuarios de bicicletas de la ciudad, con el consecuente riesgo adicional para peatones y conductores.

Alejandro García

DNI 16.973.000

En la red

La lista de Sabella

Facebook

  • "Pésima lista. No sé si llorar o reír"

Juan Emiliano Guevara

  • "Un desastre. Con esa defensa y Romero no le ganamos a nadie; nos meten 8"

Santiago Brusco

  • "La lista obvio que la armó Messi"

Raúl Barceló

  • "Qué pena. Tevez es un gran jugador y muere por la camiseta de la selección"

Margarita Cabañas

A los lectores: los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a cartas@lanacion.com.ar o a la dirección Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.