Cartas de los lectores

Mala praxis; Nuevos sinónimos; Para reflexionar; Bronca; Finca Las Delicias; Cuidados paliativos; Despilfarro de textos; Mirar la ciudad; Sin reintegros
(0)
25 de junio de 2014  

El conflicto con los holdouts

MALA PRAXIS

El grotesco de los fondos buitre y la épica nacionalista no ha sido más que una cortina de humo para ocultar la realidad, sólo se trata de mala praxis, de impericia y corrupción. En 2005 se pudo comprar los bonos por 45 millones, hubo quienes lo advirtieron de manera reiterada siendo ignorados y denostados. Hoy pagaremos más de 1000 millones. Y no serán los iluminados de nuestros administradores-funcionarios, seremos nosotros a expensas de inversiones en rutas, ferrocarriles, hospitales, infraestructura. Es hora de poner las cosas en su lugar. Esperemos que el próximo gobierno tenga la seriedad y el valor de pedir cuentas a los responsables y tomar las medidas que marca la ley.

Enrique Vidal Bazterrica

DNI 11.299.101

NUEVOS SINÓNIMOS

Enmendándole la plana a la Real Academia Española, la señora Presidenta con una velocidad sorprendente ha incorporado nuevos sinónimos a nuestro léxico. Así, los holdouts pasaron de aves rapaces carroñeras ("buitres") a ser un pequeño grupo de "acreedores". También los "extorsionadores" son ahora "negociadores" y el "no acatar" un fallo pasa a ser lo mismo que "voluntad de acordar" .

¿Queda alguna duda de que el relato no se ha extinguido y seguirán embaucando con la defensa del interés nacional ?

Dr. Adolfo Outes

DNI 4.224.629

PARA REFLEXIONAR

El análisis de Eduardo Fidanza "El default del relato argentino", publicado el sábado pasado, por su lucidez y precisión en el lenguaje al describir el "ethos" de la sociedad argentina en los últimos años merece una seria reflexión ciudadana.

Rodolfo O. Puente

DNI 4.036.458

BRONCA

El lunes a la tarde, a plena luz del día. Intersección de las calles O’Higgins y Virrey del Pino, en el barrio de Belgrano. Gran cantidad de transeúntes. Motochorro sube a la vereda y arranca la cartera de mi esposa que caminaba junto a una de nuestras nietas. Resultado: fractura múltiple, severa de muñeca y fisura de cadera. Horror, asombro e incredulidad en los ojos de Julieta junto a su abuela, en el suelo. En la guardia de Medicus nos aseguran que por el mismo motivo atienden varios casos por día. Sin quererlo aparece en mi mente el juez Zaffaroni, representante de la corriente garantista y abolicionista en materia penal, para la cual los delincuentes son víctimas de la sociedad. Nosotros, los inocentes, somos los victimarios. Nos espera una larga convalecencia, incluida cirugía, inmovilidad, silla de ruedas y rehabilitación. Pienso en la cantidad de víctimas de todos los niveles sociales. En las de los empobrecidos barrios del conurbano, muchos de ellos asesinados para quitarles lo poco que tienen. Escribo para sacarme la bronca. No lo hago para reclamarle nada al Gobierno, porque el "relato" enceguecido lo lleva a minimizar esta cuestión. Seguramente, la mayoría de sus obsecuentes y los oportunistas que adhieren dirán que es una exageración de la "opo". Quizá nos ayude espiritualmente abrigar la tenue esperanza que la próxima administración haga lo necesario para sacarnos de este nivel de miseria y degradación. El daño que dejan es muy grave. Menuda tarea les espera a los entrantes.

Jorge Gryncwaig

Jorgegryn@hotmail.com

Jorgegryn@hotmail.com

FINCA LAS DELICIAS

El 19 de junio de 1884 murió, cerca de París, el prócer tucumano Juan Bautista Alberdi. Durante el gobierno de Rosas se exilió en Chile, compró en Valparaíso la finca Las Delicias, tomó contacto con Sarmiento, cabeza de la emigración argentina en aquel país. En su larga estadía allí, casi 18 años, estudió la Constitución de los Estados Unidos, que junto a la obra de Montesquieu El espíritu de las leyes que había estudiado en París (donde tuvo dos largas entrevistas con el general San Martín), lo inspiraron para escribir "Bases y puntos de partida para la organización política de la República Argentina", una de las fuentes de nuestra Constitución de 1853. Urquiza le encargó funciones diplomáticas en Europa, fundamentalmente la misión de obtener el reconocimiento de la Confederación Argentina bajo la nueva Constitución.Regresó en 1878, al ser elegido diputado por su provincia, al Congreso Nacional. Fue uno de los grandes pensadores argentinos.

De Las Delicias queda hoy solamente una parte de la casa, donde vivió, y el resto es ocupado por un colegio religioso. Su finca tiene siempre pendiente su expropiación por necesidades de ampliación de este establecimiento educativo. El arco construido en homenaje a Alberdi, a pocos metros de esa propiedad, está deteriorado, las placas que recuerdan su nombre y su obra están casi totalmente dañadas e ilegibles.

Es una pena que la Secretaría de Cultura de la Nación o el gobierno de la provincia de Tucumán no destinen los fondos necesarios para la puesta en valor de esta obra y se evite la posible pérdida de esa parte de la finca donde vivió nuestro prócer.

Félix Juan Borgonovo

DNI 4.1613.339

CUIDADOS PALIATIVOS

La medicina tradicional me anunció que, habiendo fallado la quimioterapia aplicada a mi hermana, no había tratamiento alguno para ella. Me propuse que el tiempo que, por decisión de Dios, permaneciera en este mundo transcurra de la mejor manera posible. Es así como, buscando, encontré la Fundación Paliar, a la que le estaré eternamente agradecido por su labor. Allí, desde la persona que abre la puerta en adelante están preparados para tratar con enfermos terminales y brindarles, a partir de la humanización de la medicina, la debida atención médica, contención emocional y por sobre todo amor. Mi hermana vivió hasta el 15 de junio con una sonrisa y con dignidad. Hago un llamado de atención a los planes médicos privados y a la medicina pública para que incorporen los cuidados paliativos en los tratamientos de enfermedades terminales en forma seria y sostenida en el tiempo, con la capacitación y espacio que estos pacientes necesitan, ya que tienen el derecho.

Diego Carlos Mauro

DNI 18.030.324

DESPILFARRO DE TEXTOS

Es de público conocimiento, nacional e internacional, la situación de estrechez económica en que se encuentra nuestro país. Como ocurre en cualquier familia, esto ameritaría elementales medidas de ahorro en todos los campos posibles. Por eso me llama la atención el hecho de que los libros de estudio de nivel primario y secundario estén diseñados para durar un sólo ciclo escolar y luego destruirse o tirarse a los contenedores ecológicos. Comprendo el negocio editorial, pero realmente si multiplicamos los millones de alumnos por la cantidad de libros que cada año deben adquirir –o recibir gratis del Estado– para que al final del año sean declarados inservibles, nos sorprenderíamos del despilfarro. Eso sin analizar a fondo el hecho de que estamos enseñando a los niños a que un libro es para "leer" y luego tirar a la basura en lugar de atesorarse o ser utilizado por hermanos o amigos menores, como ocurrió siempre.

Las autoridades del área económica y educativa deberían analizar esta absurda situación y tomar las medidas necesarias para su solución.

Juan Manuel Otero

juanm.otero@usal.edu.ar

MIRAR LA CIUDAD

Con todo respeto (y a raíz de la iniciativa "Moderna Buenos Aires"), para que los porteños aprecien los bellísimos edificios y la notable arquitectura que tiene la ciudad, deberían volverse más provincianos. Disfrutar más al caminar, mirar más allá. También desde el asiento de un taxi o un colectivo. Soy un provinciano que vivió allí quince años y así lo hice todo el tiempo.

Muchas veces me pasó que al comentar con gente nacida en la ciudad de Buenos Aires "qué lindo ese edificio a mitad de cuadra sobre la calle tal...", recibía como respuesta "no me fijé nunca". Quizá mi "vicio" se debía a que mientras viví allí, tenía una vista privilegiada sobre el para mí más lindo de todos: el Palacio de Aguas sobre la avenida Córdoba.

Ing. Jorge C. Solari

DNI 16.928.574

SIN REINTEGROS

Soy mujer, mamá de una niña de 9 años con discapacidad y docente municipal (del gobierno de la ciudad, con 20 años de antigüedad), por lo cual tengo como obra social ObSBA (ex IMOS). No sé muy bien cuál es el motivo, pero la ObSBA no está realizando los reintegros en concepto de terapias de rehabilitación que estoy pagando de mi bolsillo a las terapeutas que atienden a mi hija. Si bien es verdad que los "gastos" que genera una persona con discapacidad son reintegrados a las obras sociales por el gobierno nacional (que también están demorados), en los ocho años que realizo el pedido de reintegro, es la segunda vez que la obra social dice "no tengo plata" y lleva aproximadamente seis meses de demora. Es imposible sostener económicamente las terapias, la medicación, los pañales y el colegio... mi sueldo verdaderamente no alcanza.

Pienso en cuántas otras mamás están igual o peor que yo, y me pregunto: ¿quién se hace cargo de los chicos que quedan sin tratamiento por falta de pago? No termino de entender el financiamiento de este gobierno: no "hay" dinero en la ObSBA, discontinúan programas de educación como el InDiCu (talleres para adolescentes vulnerables que finalizan su escuela primaria fuera de término), reducen presupuesto en los campamentos escolares, faltan insumos en los hospitales públicos, hay escuelas que tienen graves problemas de infraestructura...

Los más vulnerables siempre siguen postergados.

Fabiana Blandino

DNI 18.130.254

EN LA RED

Lanzan el ProCreAuto

Facebook

  • "Igual siguen siendo caros. En vez de dar préstamos, bajen los impuestos"

Rosana Alejandra Lasarte

  • "Vamos, muchachos, a comprar que la Presidenta dijo que con los aumentos de sueldos recibidos y las cuotas a valor del año pasado... ¡todos podemos! Se olvidó de la inflación"

Claudia Fernández

  • "Lo va a aprovechar todo aquel que tenga plata. Por mi casa no se cae un cospel"

Gisela Godio

  • "Antes que nada deberían ocuparse del mal estado de las calles y rutas de todo el país"

Javier Aberasturi

A los lectores: los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a cartas@lanacion.com.ar o a la dirección Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.