Cartas de los lectores

Torpeza; El canto del Himno; Profanación; Japón y la Argentina; Frondizi y el petróleo; Potreros; Valijas abiertas; Pensión italiana
(0)
26 de junio de 2014  

TORPEZA

El caso de los fondos buitre deja varios interrogantes, cuya respuesta será útil para que en el futuro no sigamos "aplaudiendo los defaults" y honremos las deudas asumidas por nuestros gobiernos. Si queremos inspirar confianza y atraer inversiones, deberemos abandonar la mala costumbre de dar el "paga Dios" cuando los acreedores quieren cobrar y éstos deben recurrir a la justicia para lograrlo.El "buitre" Paul Singer aprovechó el colapso argentino de 2001 para comprar "bonos basura" emitidos por nuestro gobierno, a precio vil.Invirtió en un negocio y le salió bien, mientras que el juez Griesa no hizo otra cosa que aplicar la ley a la que se había sometido nuestro gobierno.Lo que no se entiende es por qué si la Argentina pudo perfectamente recomprar su propia deuda, el ex presidente Néstor Kirchner no lo hizo. Cuando se instrumentó la reestructuración de nuestra deuda externa, en 2003-2004, pudo haberlo hecho con fondos públicos, ganándoles de mano a los "buitres" y ahorrándose no sólo intereses, sino el pago parcial del capital. Si un hábil financista como él no lo vio o no entendió cómo funciona el mercado de los bonos, no puede el Gobierno ahora alegar su propia torpeza, denunciando como extorsiva la acción de quien aprovechó la oportunidad perdida.

Luis E. Luchía-Puig

luisluchiapuig@gmail.com

EL CANTO DEL HIMNO

"Oíd mortales el grito sagrado, libertad, libertad, libertad..." En mis tiempos, nos poníamos de pie en señal de respeto y cantábamos el himno nacional con fervor. Ahora se tararea: "Mmmm". Creo que falta poco para que se use la letra O. La del olvido.

José J. Vicentini

JoseVicentini@hotmail.com

PROFANACIÓN

El Inadi ha tomado intervención con motivo de una predicación del arzobispo de La Plata, quien en ejercicio de su ministerio no debe ser objeto de interferencias estatales. Me llama la atención el silencio de las autoridades frente a lo que provocó la reacción del arzobispo, el acto de profanación de la catedral de esa ciudad a través de la filmación de un video de carácter sexual y con burla de la Eucaristía, grave ofensa a la fe (el video se titula "El Cuerpo de Cristo") y a un lugar de culto, de carácter sagrado para los católicos y merecedor de respeto por parte de la comunidad toda. No importa la orientación sexual de los autores, sino que su acto es impropio y de personas "descaminadas" por quienes tiene razón monseñor Aguer en invitar a rezar.

El derecho a la libertad religiosa y de culto reconocido por la Constitución y los tratados internacionales ha sido vulnerado y agredidas las convicciones de muchos, que son formas, precisamente, de discriminación.

Norberto Padilla

Ex secretario de Culto

DNI 4.433.551

JAPÓN Y LA ARGENTINA

Soy descendiente de japoneses, y es frecuente observar en parte de la sociedad argentina burlas hacia Japón, por distintos motivos. Aquellos argentinos seguramente ignoran cuánto hace el pueblo japonés, y lo que ha logrado en un territorio pequeño, de 127.000.000 de habitantes, sin analfabetos, donde la escuela secundaria es obligatoria y la mayoría de los estudiantes egresan de la universidad. Mientras una gran parte de los ciudadanos argentinos se "sumerge" en los partidos de fútbol, alentados por gobiernos que los utilizan para tapar graves errores de gestión y administración, Japón sigue el camino de la capacitación, la educación continua y la investigación, lo que le ha permitido, entre otros logros, tener más de veinte premios Nobel. Sin embargo, hay argentinos que nos dicen "ponjas" e ignoran las diferencias notables que existen entre ambos países. Bastaría con observar los datos de producción per cápita, de ingreso per cápita, de inventos y creaciones, de educación, de obras de infraestructura, de orden, de urbanismo, de cumplimiento de la ley, de respeto por las instituciones.También ignoran que la mayor parte de los fondos aportados en el denominado "Club de París" es en primer término de origen japonés, y de alemanes y estadounidenses en segundo y tercer lugar.

Pero los argentinos siguen siendo (más bien creyéndose) los más "vivos" del planeta, y lamentablemente así se encuentra la Argentina, un país excepcional, cuyo territorio le permite toda clase de posibilidades productivas, pero con una población que no sabe lo que tiene, que en buena parte desprecia el trabajo digno y ni siquiera se respeta a sí misma ni a sus conciudadanos. Entonces, tampoco tiene respeto por los demás. Estamos ya en la antepuerta del default, como lo menciona el juez Griesa, quien dice estar cansado de los argentinos, después de 13 años de gestión, pero parece ser que a los argentinos les interesa más el fútbol que el default de nuestro país.

¿Algún día la población argentina despertará, para enfrentar la realidad que la rodea?

Jorge Sakai

DNI 6.275.359

FRONDIZI Y EL PETRÓLEO

Con referencia a una carta publicada anteayer, con el título de "Frondizi", se alude a una entrevista que se le hizo al ex presidente el 16 de enero de 1958 cuando estaba en campaña presidencial, y que se publicó nuevamente en el suplemento Conversaciones. Pero en esa carta se repiten argumentos que han sido contestados y desvirtuados totalmente desde estas mismas páginas. Ya en mi libro Arturo Frondizi, el último estadista, publicado en mayo de 2006, y en muchos otros libros, se ha explicado ad náuseam que el famoso llamado pacto nunca fue firmado por Frondizi. No fue más que una total coincidencia política de Perón (lector asiduo de la revista Qué, de esos años) con sus contenidos, con Rogelio Frigerio, Ramón Prieto, y obviamente con Frondizi, sobre la situación del país y lo que correspondía hacer.

Por otra parte, ya se explicó que, cuando Frondizi conoció la verdadera situación de YPF (importábamos 300 millones de dólares de aquella época) y puso a cargo de la empresa a Arturo Sábato, tuvo que optar entre su ego de ensayista y continuar afirmando, como lo dijo en su famoso libro Petróleo y política, que no se requerirían inversiones extranjeras, o dejar de lado un nacionalismo de medios para pasar en beneficio del país a un nacionalismo de fines, que le permitieron en casi cuatro años, a pesar de más de 30 conatos de golpe y de todo tipo de palos en la rueda, terminar con ese déficit y comenzar a autoabastecernos y a exportar petróleo. Porque la llamada Revolución Libertadora, que recibió de Perón un país en muy malas condiciones internas y externas, se lo entregó a Frondizi en mayo de 1958 de mala gana, con la segura promesa de derrocarlo y, además, en peores condiciones. Al menos recuérdese, a mero título de ejemplo, los problemas sin resolver con Ansec, CADE, Dinie y Bemberg. En todo caso, piense el autor de la carta que contesto cuál es la aberrante situación energética de nuestro país en este momento y los problemas internacionales que tenemos.

Albino Gómez

albinogomez@fibertel.com.ar

PROTREROS

Rechazo lo afirmado en la carta de la lectora Nora Inés Ferreyra. Creo que sería un gran problema si creemos que toda la educación pasa por el aula. La iniciativa de la "tarjeta que tiene como nombre un color" (arreglar un potrero por cada gol que convierta la selección) me parece una excelente propuesta en el contexto del Mundial de fútbol. Que la sociedad entienda que la educación está en todo y no sólo en las aulas es el grito desesperado que necesitamos dar.

Josefina Matienzo

DNI 34.874.050

VALIJAS ABIERTAS

Viajé a Roma. Al llegar comprobé que mi maleta había sido abierta, su contenido revisado y cartas, confiadas para entregar al papa Francisco, estaban abiertas, sus sobres rasgados. No robaron mis pertenencias, violaron mi equipaje y esa correspondencia. Los candados son sólo un trámite para quien está acostumbrado a abrirlos. La aerolínea, en respuesta a mi reclamo, aclaró: "Asimismo, sentimos los incidentes sufridos en su equipaje que nos comenta en su escrito; sin embargo, le informamos que las autoridades, si lo consideran necesario, pueden revisar el interior de las maletas mientras las tienen bajo su custodia, no interviniendo la compañía".

Puede admitirse que las autoridades tengan esa prerrogativa, pero luego de hacerlo sólo queda lugar a dos acciones: ponernos presos o disculparse. Abrir nuestro equipaje no sólo nos afecta porque puedan sacar algo de éste; nos hace vulnerables ante alguien que quiere saber qué es lo que llevamos y puede también, ¿por qué no?, poner adentro lo que se le antoje, involucrándonos en un delito del que somos ajenos, que por lógica no podremos explicar, pero que además de crearnos problemas echará sobre nosotros una indeleble sombra de sospecha y descalificación. Debemos suponer que nuestros equipajes son rigurosamente controlados. Lo grave es que no sabemos por quién ni para qué, aunque lo supongamos.

Jorge R. F. Milia

jorgemilia@hotmail.com

PENSIÓN ITALIANA

Mi madre tiene 97 años y su deseo es que, a su muerte, sus restos sean repatriados a su país de nacimiento para descansar junto a los de mi padre. Ese deseo será imposible de cumplir si su pensión italiana sigue abonándose en pesos y no en la moneda de origen. Escribí al señor Randazzo, pero no obtuve respuesta. Espero que este tema sea abordado con la premura, el respeto y la justicia que merece.

Aminta Giannoni

DNI 10.166.408

EN LA RED

Argentina 3 - Nigeria 2

Twitter

  • "¡Grande, Di María! El mejor ayer después de Messi"

Noel Schajris

@noelschajris

  • "Mejoró Argentina. Necesita más. Tiene a Messi, puede dormir tranquilo"

David Faitelson

@faitelson_espn

  • "Sin Messi, el ataque de Argentina pasa de las 500 millas de Indianápolis al carrusel de autitos de Fantasilandia"

Fernando Paulsen

@fernandopaulsen

  • "Los flashes van a ir con Messi, y es lógico. Pero Mascherano la rompió y Rojo ayudó siempre. Preocupa el nivel de Gago e Higuaín"

Emiliano Pinsón

@pinson1972

A los lectores: los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a cartas@lanacion.com.ar o a la dirección Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.