Cartas de los lectores

Buitres y caranchos; Unidos; Aulas, no; Cuidar a los mayores; Disculpas; Incoherencia; Trato digno; Detectores; Himno; Monseñor Guasta
(0)
29 de junio de 2014  

Carta de la semana

BUITRES Y CARANCHOS

Con el fín de que podamos comprender el comportamiento de las aves rapaces que arrasan nuestro país, los buitres y los caranchos, va una breve descripción.

El buitre es un ave carroñera de gran porte, muy hábil y fuerte, defendida por ecologistas del primer mundo comandados por el juez Griesa. En cambio, el carancho jubilado, que tiene su hábitat solamente en nuestro país y que fue descubierto por nuestra Presidenta, se encuentra en vías de extinción.

Mientras el buitre está sumamente protegido, el pobre carancho jubilado apenas puede sobrevivir al hambre, y cuando intenta alimentarse por la mano de algún juez piadoso, inmediatamente desde la Anses lo ahuyentan con una recusación.

Dios se apiade del pobre carancho jubilado.

Eduardo Héctor Pena

e.pena@live.com.ar

HIPOTECADOS

Mi padre nació en 1910. Fue el mayor de trece hermanos de una modesta familia de Bahía Blanca. Por necesidades de la época sólo fue a la escuela primaria hasta cuarto grado. Junto con mi madre, con gran esfuerzo, levantaron la casa en la que yo, su único hijo, vivo hoy con mi familia. Entre las cosas que me enseñó hubo una que me repetía en cada ocasión que se le presentaba y que, con admirable constancia, consiguió que "entrara" en mi cabeza. Me decía: "Nunca hipoteques la casa". Hoy, al ver la apremiante situación económica a la que nos han llevado quienes han gobernado y gobiernan la casa de todos, nuestra Argentina, recuerdo a mi padre y digo: cuánto más sabía él de economía y qué responsable era, con solo cuarto grado primario aprobado, que muchos de los académicos que al fin y al cabo hipotecaron nuestra querida patria.

Ángel Oscar Valerga

DNI 5.606.123

UNIDOS

Hay un país expectante por once jugadores que salen a la cancha por los 40 millones que somos. Es un país que se detiene para encender la televisión y reunirse en familia, compartir. En ese momento todos "pateamos" para el mismo arco. No existen clubes, ni ideologías, no existe sexo ni color, pero sí un solo sentimiento. Ese solo sentimiento hace que 200.000 argentinos dejen todo para estar ahí. Me tocó estar en Porto Alegre, pero lejos estaba de parecerse una ciudad brasileña. La urbe se tiñó de celeste y blanco. Más que fiesta fue una locura. Qué decir del himno. Esas estrofas nos ponen la piel de gallina, no se cantan, se sienten. Unen y fusionan argentinos de las 24 provincias con muchas o pocas diferencias. Nos abrazamos todos. Gritamos, festejamos. Alegría compartida en estado puro. Y cuando los goles no eran nuestros, nos agarramos la cabeza.

Pareciera que cada cuatro años somos argentinos. Que cuando cruzamos la frontera y nos encontramos con un compatriota, somos hermanos. ¿Por qué cada cuatro años? ¿Por qué no esta unión en nuestro propio país?

Sofía Elhaiek

sofielhaiek@hotmail.com

AULAS, NO

Qué aula ni aulas. Qué doctores, ni ingenierios, ni arquitectos, ni científicos. Cebollitas y Carasucias harán una nación libre, justa y soberana. Qué aulas ni aulas, ¡potreros!, como dice en su carta la lectora Josefina Matienzo.

Roberto Cerviño

DNI 8.208.632

CUIDAR A LOS MAYORES

Jamás se cometió tal disparate que los que cobran 2757 pesos (que son más del 75% de los jubilados) financien el lujo de los que quieran adquirir un auto. Una locura sin precedente que quedará en la historia argentina como el desatino de un gobierno que nos llevó al borde del default interno y externo, y vació las cajas previsionales de los jubilados presente y futuros, no paga los juicios ganados y vetó el 82% móvil, aprobado por el Congreso.

Hay cosas que el cielo no perdona y ésta es una de ellas, como dice el papa Francisco ("no abandonemos a nuestros ancianos"). Un pueblo que no vela por sus mayores no tiene futuro.

César Alberto Cogorno

DNI 4.494.356

DISCULPAS

He leído la carta del señor Jorge Sakai del jueves pasado y no puedo dejar de compartir su opinión y sus referencias objetivas de nuestro ser nacional - con sus deficiencias- con el ser japonés. Su opinión es puro sentido común y educativo para ambas naciones. Pero con dolor argentino debo reconocer la degradación social y educativa -aunque globalizada- que el paso del tiempo nos ha dado este grado de incultura interna para violar varios artículos de la Constitución Nacional y el respeto a la persona. Varios son los autores nacionales que analizaron nuestro ADN nacional, entre ellos Leopoldo Lugones.

Pedirle a un connacional japonés disculpas por las ofensas emitidas es lo mínimo que puedo hacer. Un abrazo y mi respeto.

Oscar Pereyra

DNI 8.627.977

INCOHERENCIA

Soy trabajadora estatal, docente, y estoy francamente sorprendida con el manejo irrespetuoso de cómo una ley se promulga en forma sorpresiva.¿Era necesario ese asueto? ¡Cuánta contradicción e incoherencia! El gobierno que promueve 180/190 días de clases deja a los niños sin clases, sin siquiera tener tiempo de avisarles a las familias... ¿No tenemos ya el Día del Trabajo? ¿Cada gremio tiene su "feriado"? Así no se crece como país.

Mientras tanto, los gobiernos populistas optan por el "pan y circo" como siempre.

Silvana Rouco Oliva

DNI 12.906.782

TRATO DIGNO

Con loable preocupación la Corte Suprema, invocando el artículo 18 de la Constitución, recientemente responsabilizó al Estado nacional y a la Comisión Nacional Reguladora del Transporte por las condiciones, que consideró indignas de la condición humana, en las que se presta el servicio público del transporte ferroviario de pasajeros. Lamentablemente, el supremo tribunal no demostró similar preocupación por la muerte de 241 ex combatientes recluidos en prisiones nacionales en condiciones indignas debidas a su edad, afecciones de la salud y a las condiciones edilicias de los lugares de reclusión. El artículo 18 de la Constitución que nos rige en sociedad asegura también a todo habitante del suelo patrio un trato digno e igualitario, y manda que las cárceles sean sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los detenidos en ellas. Y la ley, sujeta en sus prescripciones a los mandatos de la Constitución, establece que toda persona mayor de 70 años cumplirá su detención en su domicilio, salvo que con ello comprometa el éxito del proceso o el cumplimiento de la condena. Sin distinción alguna, como lo manda también aquel sabio precepto forjado por la evolución humanista del derecho represivo universal. Mantener recluidos en establecimientos carcelarios a ancianos enfermos e impedidos de valerse por sus propios medios es renegar de esa evolución y de su reflejo en la pena. Y justificarlo, invocando que con el auxilio del prestador médico prepago -caso Patti de también reciente resolución- el establecimiento carcelario brinda adecuada atención al interno inválido, es reconocer la incapacidad, o renuncia del Estado, a cumplir las claras mandas constitucionales.

Norberto A. Giletta

DNI 4.298.214

DETECTORES

Resultó sorprendente observar en un reciente programa televisivo la profunda irritación que le causó al economista y ex presidente del Banco Central Aldo Pignanelli la insólita afirmación, que entre otras inexactitudes expresara el presidente de la Confederación General Económida de la República Argentina, en cuanto a que actualmente no hay caída del consumo. Con el rostro llamativamente enrojecido, Pignanelli repitió varias veces encolerizado: "Estoy cansado que me mientan".

A la par de confirmar que mis espontáneas reacciones al ver y escuchar por cadena nacional las habituales mentiras que suelen difundirse respecto de la "década ganada" no son de mi exclusividad, pensé lo bueno que sería que, tecnológicamente, se incorporaran en los televisores detectores de mentiras, tipo semáforo. ¡Cuántas menciones a cifras millonarias y otras magnificadas declamaciones se evitarían en los discursos oficiales del actual gobierno!

Jorge R. Castorina

DNI 4.081.503

HIMNO

Les escribo porque no puedo entender por qué nuestro seleccionado no canta el hermoso himno nacional en el Mundial. Todos los demás equipos lo hacen, nosotros que tenemos el más lindo del mundo -para mí-, no lo hacemos. No lo puedo creer.

Mabel Caruso de Selmo

DNI 3.770.967

MONSEÑOR GUASTA

El suplemento adncultura de anteayer se hizo eco del próximo lanzamiento del libro Diálogo, que reedita la conversación intimista entreVictoria Ocampo y Borges e incluye su intercambio epistolar (inédito hasta el momento) y escritos del uno sobre el otro. De alguna manera el libro resume el estilo y la esencia de la relación que ambos escritores mantuvieron en vida. Por razones evidentes, el artículo no menciona una circunstancia que consta a los firmantes de esta carta: el entusiasmo y el interés que puso el inolvidable monseñor Eugenio Guasta (fallecido exactamente hace un año) en ver publicado este libro y el ánimo con el que nos impulsó a llevar adelante el esfuerzo que ahora se ha visto concretado.

Vayan estas líneas como un humilde y sentido homenaje de la Editorial Sur y la Fundación Sur a monseñor Guasta, uno de los últimos protagonistas de una época trascendente de las letras argentinas.

Ing. Ubaldo Aguirre

Presidente Editorial Sur SA

Dr. Juan Javier Negri

Presidente de la Fundación Sur

javier_negri@negri.com.ar

En la red

Griesa frena pago a bonistas

Facebook

  • "El juez actuó bien. Optó por darles a las partes una nueva oportunidad de negociar una salida, en lugar de fallar por una u otra parte (default o embargar el dinero)"

Juan Pablo Paolillo

  • " Las deudashay que pagarlas,les guste o no"

Yeyi Aranda

  • "Ahora hay que sentarse a negociar o entraren default, sin poder echar la culpa a nadie.No es fácil la situación. Mala praxis"

Raúl Fernández

A los lectores: los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a cartas@lanacion.com.ar o a la dirección Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.