Cartas de los lectores

Recuperar los valores; Ejemplo; Factura de gas; La pobreza; Gasto; Trato a detenidos; Cuenta del salado; Pavimentaciones; Servicios no pedidos
(0)
15 de septiembre de 2014  

Recuperar los valores

El jueves pasado se festejó el Día del Maestro y se agradecieron nuevamente la vocación, la dedicación, el trabajo diario, pero... ¿realmente se toman en cuenta? Días atrás la nacion informó sobre la brecha que existe en la educación. Se hablaba del Gobierno y de la inversión, de los recursos de cada región, del nivel sociocultural. ¿Y la capacitación docente? Claramente todos esos puntos son importantes, pero ¿de qué sirve todo eso si frente al aula hay un docente desganado, sin formación, sin ganas de capacitarse cada vez más, que sólo cumple un horario y no se esfuerza al 100%?

Tengo 25 años y soy docente, licenciada en Relaciones Públicas y profesora del nivel primario. Trabajo todos los días con amor y dedicación, evaluando a cada alumno por su capacidad y elevando al máximo su potencial. Busco constantemente distintas maneras de abordar cada contenido para que sea significativo. Trabajo fuertemente en los valores, que hoy en día están tan perdidos. Rodeados de gente corrupta, violencia y egoísmo, donde la palabra ya no tiene valor y prometer algo es lo mismo que no hacerlo, allí están ellos. Si queremos cambiar el país, si queremos avanzar, debemos educar, recuperar los valores perdidos.

Uno de los puntos más importantes es la formación y capacitación docentes. Si no se da a la educación el lugar que corresponde, si no se invierte allí, si no se motiva a adquirir esa vocación, entonces nada sirve. Es fácil comprar millones de notebooks, pero no son ellas las que educan a nuestros hijos. Para que ese dispositivo resulte significativo se requiere una persona atrás que esté capacitada. Yo apuesto a la educación y creo que es uno de los pilares fundamentales del país. El tema radica en si el Gobierno quiere un pueblo inteligente, sabio, o si prefiere simplemente manejar títeres.

Elena M. Figueroa Alcorta

DNI 34.705.434

Ejemplo

Hemos decidido acabar con los estigmas que causan los aplazos en las notas de los alumnos. Pensemos con coherencia. Cuando un alumno recibe un 10 o una medalla, también causa mucha estigmatización en todos los otros compañeros que no los han recibido. Hay que profundizar en el concepto. En los Juegos Olímpicos no debería haber medallas de ningún color y ningún atleta debería ganar. Lo mismo pasa con las carreras de autos, todos los estigmas desaparecerán definitivamente. El fútbol no contará los goles. En los otros deportes, lo mismo, no habrá tanteador. Lograremos como país una vanguardia en la liberación de todos los estigmas. Todo un ejemplo para el mundo.

Antonio Pereyra Iraola

api@tasknet.net

Factura del gas

Un aumento del 614% en el mismo período en la tarifa de gas es mucho para un ciudadano: en 2013, 545,84 pesos (1311 m3); en 2014, 3033,80 pesos (1498m3).

Susana Mastronardi

DNI 12.276.049

La pobreza

En los últimos días se habló mucho de la pobreza en nuestro país. El Gobierno dice que hay menos pobres, pero no puede demostrarlo porque ha tergiversado tanto los números del Indec que no se anima a exponerlos. Sin embargo, hay realidades que demuestran que tenemos un pueblo empobrecido con un Estado rico y dadivoso, administrado de acuerdo con el humor de quienes nos gobiernan. La realidad no se puede ocultar. A lo largo y ancho del país hay comedores comunitarios, algunos solventados por el Estado y otros por ONG y particulares, donde miles de chicos acuden para poder acceder a un plato de comida o una copa de leche. En miles de esquinas de las principales ciudades hay limpiavidrios y gente pidiendo una moneda para poder comer. Las villas de emergencia han crecido enormemente y no porque estén cerca del cine o del trabajo. Tenemos subsidios para el gas, la electricidad y el transporte público de pasajeros, entre otras cosas, tasas subsidiadas para comprar autos y casas, y ahora habría planes en 12 cuotas para electrodomésticos. Si hay subsidios es por que la gente no puede pagar lo que valen los bienes o servicios.

Definitivamente, tenemos un pueblo empobrecido. Mientras tanto, quienes nos gobiernan y sus amigos se han enriquecido.

Alejandro Spika (h.)

DNI 24.016.607

Gasto

Éste es un diálogo imaginario, basado en hechos reales: le pregunté a un conspicuo dirigente del Gobierno cómo podía el Gobierno, después de cosechas récord de soja, crecimiento a tasas chinas y década ganada, tener problemas económicos y falta de dólares. Pues bien, me contestó que el 50% de los ingresos que tuvo el Gobierno fueron gastados en subsidios a los autos (preferentemente alemanes), subsidios que acabaron con las reservas de gas y petróleo (preferentemente para consumos de clase media y alta de la Capital), planes para escolares (que no van al colegio), planes para adolescentes (que ni trabajan ni estudian), planes Trabajar (para quienes no trabajan).

Le pregunté qué había pasado con el 50% restante. Mi interlocutor se puso serio y me contesto: "Ah, no, ¡el otro 50% se malgastó!".

Paut Champs

pcam925@gmail.com

Trato a detenidos

Dice la Constitución nacional: "Las cárceles de la Nación serán sanas y limpias, para seguridad y no para castigo de los reos detenidos en ellas, y toda medida que a pretexto de precaución conduzca a mortificarlos más allá de lo que aquélla exija hará responsable al juez que la autorice".

Por la presente doy a conocer varios hechos sobre el trato a militares y policías -de edades entre 70 y 90 años- presos en Marcos Paz: 1°) Los jueces, para no recibir sus declaraciones por la tarde, ordenan su traslado con el primer vehículo, o sea, a las 5 de la mañana, haciéndolos esperar en los tribunales muchas horas; 2) hay militares y policías alojados en el mismo pabellón que delincuentes comunes, cuya "simpatía" por ellos es obvia; 3) las visitas de hombres y mujeres se aceptan en días distintos, lo cual impide la reunión familiar.

Una forma de hostigamiento que comienza negándoles la prisión domiciliaria, pese a la ley que así lo determina para enfermos y mayores de 70 años.

Carlos L. Bosch

DNI 4.372.181

Cuenca del Salado

En la página web del Ministerio de Obras Públicas de la provincia de Buenos Aires podemos ver el ampuloso título Plan Maestro Integral Cuenca del Río Salado, cuyo inicio teóricamente se remonta a 1997, gracias a un crédito otorgado por el Banco Mundial. Hoy, 17 años después, el gobernador Daniel Scioli reconoce que más del 50% de la provincia de Buenos Aires está inundada y con graves problemas en materia de producción agropecuaria en toda la cuenca del Salado, que abarca 175.000 hectáreas, que aportan del 25 al 30% de la producción agropecuaria del país. Lo curioso de la situación es que esto no sucedió de un día para otro, aunque el gobernador parece haberse enterado hace sólo unos pocos días. Todas las entidades agropecuarias vienen alertando sobre esta situación desde hace mucho tiempo; el reclamo por las obras incumplidas ha sido sistemático en todas las reuniones con el sector. Sería vasto y redundante enumerar los perjuicios que esta situación hídrica está causando en todos los sectores de la producción agropecuaria en la denominada cuenca del Salado. ¿Alguna autoridad ha cuantificado la magnitud de las divisas que está perdiendo el país ante esta situación? Estas pérdidas significan menos escuelas, más hambre, menos salarios, más desocupación, etc. Sería interesante que las autoridades nos explicaran qué se hizo con el dinero del crédito que el Banco Mundial adjudicó para el Plan Maestro Integral Cuenca del Río Salado. Recorro la provincia todas las semanas desde hace más de 20 años, me da pena ver que lo único nuevo que se ve son los carteles en naranja y negro publicitando obras que el gobernador hace, y, vaya paradoja, muchos de esos carteles ya están bajo el agua.

Se acercan tiempos de campaña electoral, lamentablemente oiremos nuevamente las promesas incumplidas desde hace 17 años, nos enumeraran las obras realizadas y las por hacer, pero en la cuenca del Salado las promesas no se las lleva el viento, se las lleva el agua, por la desidia de los gobernantes.

Ing. Agr. Carlos Martín Ferro

DNI 10.788.491

Pavimentaciones

Con asombro observamos innecesarias repavimentaciones de avenidas porteñas, con calzadas que estaban en adecuadas condiciones de tránsito, cuyos desniveles no están señalizados y provocan inseguridad vial más potenciales daños. ¿Se planifican y ejecutan las obras según las prioridades? Por las evidencias parece que no, ya que el gobierno porteño no ejecuta obras necesarias en los servicios públicos, gratuitos y esenciales, ni se ocupa de ponerlos en valor de accesibilidad, funcionalidad y calidad, como hospitales, colegios y jardines materno-infantiles y algunos espacios verdes. Como ejemplo, cito el hospital Rivadavia, el parque 3 de Febrero y la casa de Evaristo Carriego.

Prof. Dr. Damián Pablo Ballester

dpballester@hotmail.com

Servicio no pedido

Sin haberlo solicitado, la empresa Telefónica de Argentina incluyó en mi facturación, con vencimiento para hoy, el servicio denominado Video On Line. A mis reclamos, la respuesta en una carta impresa afirmó que la facturación es "correcta". Los operadores que atienden el reclamo se pasan la pelota unos a otros y se convierten teóricamente en una barrera infranqueable para dar una solución, repitiendo el número de reclamo N*14028F12567.

¿Es posible que haya que dar tantas vueltas para comprobar que jamás pedí ese servicio?

Juan Andrés Olcese Mezarina

juanolcese1000@yahoo.com

En la Red

Víctor H. Morales y las villas

Facebook

"Gracias, Víctor Hugo, por iluminarme... El crecimiento poblacional en las villas en los últimos años no se debe a que la gente es cada vez más pobre, sino a que quiere estar cerca de su trabajo y del cine" - Lau Pozzolo

"Cómo ofende a los que cada día madrugan y viajan horas para tener vivienda y trabajo dignos, sacrificándose, y no reciben planes que fomentan la vagancia y la irresponsabilidad" - Betina Martínez

"No supe de ninguno de estos personajes que viva en una de estas villas tan dignas, ¿por qué será" - Erminda Weimer Katzmarek

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.