Cartas de los Lectores

Mantenerse atentos; Mafias; Hoteles; Cerca del abismo; Matrimonio peligroso; Contextos; Hilos; Desnutrición; En el tren, sin pagar; Avenida Juramento; Buena gente
(0)
27 de enero de 2015  

Mantenerse atentos

Hace ya más de una década, una crisis de representatividad política produjo un quiebre que minó la confianza en las instituciones y encendió un clamor de la ciudadanía. "Que se vayan todos" fue la consigna de la sociedad. Ahora atravesamos otra crisis. No volvamos a enunciar las mismas consignas de entonces para, como en el mundo de Lampedusa, algo cambie para que todo siga igual. Cumplamos con nuestra mínima responsabilidad como ciudadanos y sepamos, ahora y en el futuro discriminar entre corruptos y honestos, mendaces y sinceros, hipócritas y veraces, obsecuentes e insumisos. Sobre todo, recordemos los nombres, las caras y los personajes que aceptaron acrítica e interesadamente todas las órdenes, elucubraron y aprobaron leyes infames, justificaron lo injustificable, aplaudieron dócilmente y ayudaron a diseñar un relato que terminó por liquidar seres humanos e instituciones. Mantengámonos atentos para evitar que se reciclen y sean aceptados por los múltiples espacios políticos que ya se están preparando para suceder al que fue responsable del desastroso presente. Que quienes los cobijen reciban también nuestro repudio. Proclamemos ahora: "Que no vuelvan nunca".

Si no lo hacemos, no pretendamos "Ser Nisman", ya que seguiremos siendo sólo "Quienes no supieron evitar que Nisman muera".

Manuel Jorge Parcansky

LE 4.190.256

Mafias

Señor Capitanich: en vez de alardear y compadrear (con o sin el saco puesto) conjuros y actos golpistas, sepa usted que el gobierno que representa dispone de instrumentos, presupuesto y organismos para combatir (supuestas) mafias. Nosotros, los ciudadanos comunes, elegimos y votamos a los gobiernos para que gestionen, no para que se lamenten de lo que no pueden corregir en sus entrañas.

César Monicat

DNI 16.844.933

Hoteles

El autodeclarado valiente jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, dijo que el escándalo del fiscal Nisman era para tapar el éxito de la temporada marplatense (en realidad, hay que ser valiente para afirmar tal cosa). Pero le pregunto, lleno de miedo. ¿no habrá sido para tapar el escándalo de los hoteles de Cristina?

Ángel Oscar Valerga

DNI 5.606.123

Cerca del abismo

La columna de anteayer de Santiago Kovadloff no tiene desperdicio. Cada párrafo, cada palabra, tiene un significado profundo que nos obliga a todos y cada uno de los ciudadanos de nuestro país a replantearnos la vida y el futuro de aquí en adelante. Pero mucho más allá de nosotros, los ciudadanos comunes, los que no militamos en la política, sino que hemos dedicado la vida a nuestro trabajo, a nuestra familia, a nuestros hijos y nietos, la nota referida se aplica a aquellos que son los llamados "referentes" políticos. Expresa el sentimiento de varias de las marchas multitudinarias que en su momento se hicieron en nuestra república, que corre el serio riesgo de dejar de serlo. Quisiera entonces hacer un llamado a la reflexión a los dirigentes políticos honestos, que los hay, pero que por razones de ego pretenden ser los "salvadores de la república" y no admiten la posibilidad de que el "únanse", clamado por aquellas multitudes se haga realidad. Esto implica dejar de lado el ego y los dogmas para unirse verdaderamente sobre la base de los valores republicanos que todos dicen encarnar, para luchar contra los factores que pretenden seguir conservando el poder (aún fuera del Gobierno) para realizar sus oscuros fines, nefastos para la inmensa mayoría de los habitantes de la Argentina.

Esta carta es un ruego para que los honestos sumen sus valores, dejen momentáneamente de lado las diferencias para discutirlas civilizadamente luego, en la reconstrucción de una república que "nunca más" debe dar lugar a quienes buscan o se acercan al poder para lucrar con él. Tal vez en esta unión puedan encontrar una figura conocida, intachable, ajena a la política (o no), que asuma la responsabilidad principal de dirigir el país, acompañado por todos los honestos, ya sea políticos o no, con el sólo fin altruista de buscar el bie- nestar de la población.

Esta carta ha sido escrita, también, con todo el dolor que me produce sentir que estamos al borde del abismo, y que en cualquier momento podemos dar un paso adelante y caer definitivamente en él.

Ing. Carlos A. Scarabino

cscarabino@hotmail.com

Matrimonio peligroso

Impecable la columna de opinión de Miguel Bonasso "Un matrimonio peligroso", publicado el domingo. Estoy en las antípodas ideológicsas del autor; sin embargo, siempre he honrado su coraje y honestidad, rara avis, especie en extinción, y concluyo que podría perfectamente dialogar con él.

Carlos Cucchiaro

DNI 4.403.458

Contextos

En ocasión del asesinato de algunos de los integrantes de la revista francesa Charlie Hebdo, la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata, Florencia Saintout, escribió que "los crímenes jamás tienen justificaciones, pero sí contextos". El comentario no fue bien recibido. Luego de leer el editorial de anteayer, en el cual, a propósito de la muerte del Nisman, se hace una larga y triste ennumeración de ejemplos de la corrupción en la que nos desenvolvemos y de la que por acción u omisión todos participamos, creo que puede entenderse mejor el que tal vez fuera el sentido de la frase de Saintout. Porque el editorial, en definitiva, describe nuestro contexto. Y si ése es el contexto, y yo creo que sí lo es, no es impensable que un fiscal pueda morir de forma violenta. Es otra forma de describir, con un eufemismo, lo que en forma coloquial sería "se lo estaba buscando".

Creo que todos nos lo hemos estado buscando.

Jorge Mario Suhl

DNI 4.601.686

Hilos

Ante la muerte del fiscal Nisman me pregunté qué sentirían los compañeros de colegio de sus hijas al enterarse que el papá de su amiga murió por investigar al poder. Y también me pregunté cuál sería la opinión de todos los adolescentes ante este lamentable episodio. Y si muchos de los chicos que vemos por las noches deambulando por las calles no han caído en el alcohol y la droga como una manera de evadir el hacerse cargo del país que les estamos dejando los mayores.

Y, por último, me pregunto si el próximo presidente tendrá la valentía de cortar los oscuros hilos del poder o, simplemente, seremos testigos de un nuevo traspaso de la banda presidencial.

Gabriela Milia

DNI 6.266.445

Desnutrición

Otro niño ha fallecido por desnutrición, ahora en salta. Otro caso aislado en un contexto determinado.

Gustavo Oscar Colla

gustavo.colla@yahoo.com

En el tren, sin pagar

Anteayer viajé en el tren Mitre desde Belgrano a Tigre. Excelente limpieza, aire acondicionado, un poco lento pero tan agradable... Pero me llamó la atención la falta de guardas o de policía, y la falta de control del pago del boleto. El tren estaba repleto, y estoy segura de que nadie pagó. Soy jubilada, tengo 86 años y puedo pagarlo, pero la puerta adyacente a los molinetes estaba abierta. Todos los que estaban allí pasaron sin pagar. En los Estados Unidos y en otros países los molinetes son una barrera para pasar... ¿por qué no se hace lo mismo que con el subte?, ¿cómo podremos mantener estos hermosos trenes si nadie paga?

Beatriz S. de Klurfan

DNI 1.655.387

Avenida Juramento

Ya asfaltada, se rehabilitó recientemente el tránsito en la avenida Juramento en el tramo comprendido entre la Cabildo y Virrey Vértiz (Barrancas de Belgrano). Reconozco la utilidad práctica de la obra, más allá de que se afectó el patrimonio porteño, por el reemplazo de los adoquines. Pero quisiera ahora formular una consideración respecto de lo que considero la contracara: los choferes de las líneas de colectivos, camiones, camionetas y automovilistas que por allí circulan han transformado el tramo mencionado en una verdadera "pista de carreras", agravado esto por la onda verde de los semáforos, que torna aún más peligrosa la circulación, para los vehículos y también para los peatones. Dado que a la fecha nada ha hecho el GCBA para solucionar este grave problema, sugiero en carácter de urgente regular, como primera medida, el funcionamiento de los semáforos, así como aplicar fuertes sanciones a quienes los transgredan.

Fernando G. Mejail

fmejail@ciudad.com.ar

Buena gente

Todavía hay buena gente. Por ejemplo, en la línea de colectivos 343. El sábado 24 al mediodía sufrí una descompensación muy fea viajando desde Martínez a Olivos. El chofer del colectivo, de nombre Sergio (ramal cartel azul) atendió mi problema. Rápidamente me llevó al hospital de Vicente López. Allí se aseguró que me atendieran en la Guardia, y sólo se retiró cuando mi hija allí presente le dijo que estaba siendo atendida y le agradeció su responsabilidad y calidad humana. Mi familia y yo estamos eternamente agradecidos a Sergio.

Delia Castro

DNI 0.850.448

En la Red

Caso Nisman: el periodista que debió dejar el país

Facebook

"¡Me avergüenza! " - Marta Susana Menéndez

"No puedo creer que esto nos esté pasando. ¿Qué hicimos como sociedad (votando) para haber llegado hasta acá?" - María Luisa Castro

"Después de muchos comentarios que leí creo que yo también me quiero ir. Este no es el país que hicieron mis abuelos y mis padres. Qué lástima" - Silvia Liliana Vega

"Con este criterio de "libertad de expresión" se deberían publicar todas las direcciones particulares de los funcionarios K" - Marcelo Pasik

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.